CAMBIOS QUE ESTÁN AFECTANDO A NUESTRO PESO

Las diez cosas que te harán engordar, y ninguna de ellas es la comida de Navidad

España es el país de Europa con mayor tasa de obesidad: la sufren uno de cada cuatro adultos y casi uno de cada tres niños. Hemos

Foto: Las diez cosas que te harán engordar, y ninguna de ellas es la comida de Navidad
Las diez cosas que te harán engordar, y ninguna de ellas es la comida de Navidad
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    España es el país de Europa con mayor tasa de obesidad: la sufren uno de cada cuatro adultos y casi uno de cada tres niños. Hemos alcanzado el dudoso honor de ser el país europeo con mayor porcentaje de obesidad en adultos, aproximándonos a Estados Unidos, además de ser el país del mundo con mayor obesidad infantil. Según los últimos datos, ofrecidos con motivo del Día Nacional de la persona Obesa celebrado el pasado viernes, más de la mitad de la población española tiene sobrepeso.

    Los datos deberían preocuparnos por sí solos pero lo peor está por llegar. Si no atajamos la obesidad, las cifras seguirán creciendo sin control. Y con ellas las enfermedades pues, como han constatado decenas de estudios, la obesidad  está directamente relacionada con la aparición de diabetes y enfermedades cardiovasculares. Además de esto, el exceso de peso provoca hipertensión, trastornos endocrinos, apnea, disfunciones sexuales, complicaciones en el embarazo, osteoartitris y varios tipos de cáncer, como el de colon y el de mama. Incluso hay estudios que relacionan la obesidad con el alzhéimer.

    Los médicos siguen discutiendo a qué se debe el aumento de la obesidad, y las razones son múltiplesPero, ¿por qué está creciendo tanto la obesidad? Al fin y al cabo, cada vez conocemos mejor por qué aparece, cuáles son sus peligros y cómo combatirla. No es un asunto baladí, los médicos siguen discutiendo a qué se debe su aumento, y las razones son múltiples. Una revisión de estudios, publicada este año en la revista Abdominal Imaging, explora las causas que los profesionales de la salud han asociado con la obesidad en sus más recientes investigaciones. Estas diez son las más argumentadas.

    1. Cambio de los hábitos alimenticios

    No es tanto que comamos cosas distintas, que también, sino que comemos de forma distinta. Hasta hace muy poco las comidas estaban perfectamente regladas: desayunabas, comías y cenabas a la misma hora, y prácticamente las mismas cosas todas las semanas. Pero cada vez la comida es más accesible, en todo tipo de formas, y se respetan menos los horarios. Esto unido al hecho de que cada vez comemos más comida rápida o precocinada que es, por lo general, más calórica, hace que engordemos más fácilmente.

    2. Descenso de la actividad física

    Es por todos sabido que cada vez llevamos vidas más sedentarias. La principal causa de esto reside en el cambio del ambiente laboral. A medida que se han hecho mayoritarios los puestos de trabajo en el sector terciario, que nos atan a una silla de la que no nos levantamos en ocho horas, nos hemos vuelto más sedentarios. A esto hay que unir la implantación de diversas tecnologías que han hecho que, en general, nos movamos menos. Casi todas las casas tienen ascensor, y ya no tenemos que subir escaleras. Ni siquiera andamos para movernos por nuestra ciudad, preferimos coger el coche, el metro o un autobús.

    3. Descenso del tiempo de sueño

    Durante el último siglo, el tiempo que pasamos durmiendo ha disminuido de forma sostenida en todo el mundo desarrollado. Antes de la I Guerra Mundial dormíamos de media nueve horas, hoy en día dormimos siete. Esto, en principio, no debería hacernos más gordos, sino todo lo contrario, pues durmiendo quemamos menos calorías, pero los problemas de sueño hacen que cambien nuestro ritmos circadianos, y esto hace que tengamos hábitos alimenticios menos saludables (como atiborrarnos de comida justo antes de dormir).  

    4. Administración de fármacos que provocan un aumento de peso

    Algunas medicinas cuyo uso ha crecido enormemente en los últimos tiempos provocan un aumento de peso. Se trata, sobre todo, de fármacos antidepresivos, contra la ansiedad, la psicosis, la hipertensión, la diabetes y las píldoras anticonceptivas. Algunos antihistamínicos también se han asociado a un aumento de peso.

    5. Descenso en el consumo de tabaco

    Cómo todo el mundo sabe, dejar de fumar está asociado con un aumento de peso. Nadie duda que fumar tabaco es peor para nuestra salud que no hacerlo, pero no es menos cierto que el descenso en el número de fumadores ha hecho también que aumente el sobrepeso de la población.

    6. Aumento de los interruptores endocrinos

    Los interruptores endocrinos, también llamados disruptores hormonales, son sustancias químicas, presentes en el ambiente, que alteran el equilibrio hormonal de los animales. La exposición a muchas de estas sustancias, como los pesticiadas o los ftalatos (compuestos que se usan para fabricar plásticos) se ha asociado con aumentos de peso.  

    7. Cambios epigenéticos

    La epigenética hace referencia a los factores no hereditarios que intervienen en la formación del ser humano. Se trata de un campo de estudio de la biología relativamente reciente sobre el que se está estudiando intensamente. Varios estudios recientes han constatado que el peso de las madres, y una ingesta calórica excesiva durante el embarazo, puede ocasionar que los hijos tengan, de mayores, problemas de obesidad.

    8. Nuevas infecciones

    Numerosos virus se han asociado con un aumento de peso, tanto en hombres como en animales. El adenovirus 36, en concreto, es el que más se ha relacionado con la obesidad. Pero hay más. Tal como han constatado diversos estudios, un cambio en la flora intestinal podría provocar también un aumento de la obesidad.

    9. Aumento de la edad de las madres

    Cómo señalábamos en un reciente artículo, el incremento de la edad en que padres y madres tienen el primer hijo tiene importantes consecuencias médicas y sociales. Una de ellas es el aumento de peso de los niños, que está asociado con problemas de sobrepeso en la edad adulta. Estadísticamente, los niños de madres mayores son más gordos que el resto.

    10. Cambios en la temperatura ambiental

    La omnipresencia del aire acondicionado y la calefacción central en nuestra casas y oficinas han provocado que la temperatura en la que vivimos se mantenga prácticamente inalterable a lo largo del año. Varios estudios han apuntado a que esto podría llevar a una disminución de la tasa metabólica y, por tanto, a un aumento de peso. 

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    3 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios