Es noticia
Menú
Desnudarse, la última moda entre los supermillonarios
  1. Alma, Corazón, Vida
EL PRÍNCIPE HARRY, UNO MÁS DE LA SERIE

Desnudarse, la última moda entre los supermillonarios

No es casualidad, sino moda. Desnudarse es una de las diversiones favoritas de los pijos británicos. Las fotos del Príncipe Harry desnudo no son más que

Foto: Desnudarse, la última moda entre los supermillonarios
Desnudarse, la última moda entre los supermillonarios

No es casualidad, sino moda. Desnudarse es una de las diversiones favoritas de los pijos británicos. Las fotos del Príncipe Harry desnudo no son más que un instante más de esas fiestas en las que “según entran los cócteles, los pantalones empiezan a desabrocharse”

Por alguna razón, entre los jóvenes de las clases sociales más favorecidas quitarse la ropa se ha convertido en algo de lo más divertido, una suerte de chiste fácil que puede ser utilizado en cualquier circunstancia. Este humor semiescatológico es útil por su sencillez: no requiere de inteligencia, agudeza o habilidad especial algunas. Si quieres hacer reír a los demás, te bajas los pantalones y ya está.

Si continúa por ese camino, le puede ocurrir lo mismo que al Rey

Pero, para la prensa británica, este tipo de actitudes indignas deberían evitarse por aquellos que han de ejercer tareas de representación pública. Y no sólo por el hecho en sí, que se entiende completamente fuera de lugar en un príncipe, sino porque revela hasta qué punto un miembro de la familia real está cayendo en la extravagancia de los súper ricos, algo que la gente rechaza. La familia real británica posee una de las mayores fortunas del mundo, pero sus miembros deberían comportarse como si no fueran billonarios, porque esas actitudes sólo provocan desprecio entre la gente.

Militares desnudos mostrando respeto

Y fotografiarse desnudo en un hotel, como es el Wynn de Las Vegas, donde una suite cuesta 6.500 euros por noche (y donde la estancia mínima ha de ser de tres noches), no ayuda en el propósito de ganarse el respeto de sus súbditos. Si sigue por ese camino, señalan los comentaristas, a la familia real le puede ocurrir lo mismo que al Rey Juan Carlos, alguien muy respetado, especialmente a partir de su intervención en el 23-F, y que ahora está afrontando un periodo de gran desgaste por sus problemas con las mujeres y con su yerno, pero también por el resentimiento que genera entre la gente común su lujoso estilo de vida cuando el desempleo es tan elevado en España. Por lo tanto, aseguran los analistas, la familia real británica debería aprender la lección y  dar una mayor imagen de moderación.

Donde este tipo de consideraciones no parecen tener demasiado predicamento es entre los soldados británicos, que incluso han puesto en marcha acciones tan peculiares como el grupo de Facebook Support Prince Harry with a naked salute!, iniciado por un exmilitar de 27 años, Jordan Wylie, y en el que pueden encontrarse numerosas fotos de militares desnudos, tapándose con banderas, mochilas, botas o con sus propias armas, saludando en señal de apoyo al príncipe.

 Al fin y al cabo, señalaba Wylie al Daily Mail, "Harry es un miembro de la familia real pero también es un piloto de helicóptero que trabaja muy duro y que quiere pasar un buen rato de vez en cuando. Por eso estoy seguro de que sonreirá cuando vea este grupo de Facebook”. Wylie consideraba muy injustas las críticas que había merecido la actitud del príncipe, al que veía como “uno más de los chicos”, esto es, como alguien normal al que le gusta divertirse y que de vez en cuando hace payasadas. Pero es justamente eso, señalaba la prensa británica, lo que no debía permitirse en alguien que no es en absoluto como los demás. Dada su posición en la sociedad su comportamiento debería ser ejemplar. Un razonamiento que el joven príncipe no parece compartir…

No es casualidad, sino moda. Desnudarse es una de las diversiones favoritas de los pijos británicos. Las fotos del Príncipe Harry desnudo no son más que un instante más de esas fiestas en las que “según entran los cócteles, los pantalones empiezan a desabrocharse”