NUEVOS ENSAYOS CLÍNICOS COMPROBARÁN SU EFICACIA

Los fármacos antiepilépticos, ¿la pista definitiva para tratar el alzhéimer?

La lucha contra el alzhéimer ha encontrado una nueva vía de investigación inédita en los fármacos antiepilépticos, pues según se ha demostrado con éxito en este

Foto: Los fármacos antiepilépticos, ¿la pista definitiva para tratar el alzhéimer?
Los fármacos antiepilépticos, ¿la pista definitiva para tratar el alzhéimer?
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La lucha contra el alzhéimer ha encontrado una nueva vía de investigación inédita en los fármacos antiepilépticos, pues según se ha demostrado con éxito en este ensayo clínico, publicado por la revista científica de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), el medicamento Levetiracetam revierte la pérdida de memoria y alivia otros síntomas relacionados con una enfermedad neurodegenerativa que ya padecen unos 35 millones de personas en todo el mundo.

    El trabajo ha sido dirigido por el neurólogo Lennart Mucke, director del Instituto Gladstone de la Universidad de California, partiendo de los resultados de otros estudios anteriores que ponían de manifiesto los nexos entre la epilepsia y el alzhéimer, ya que se había registrado en los pacientes “una excesiva y permanente actividad eléctrica en el cerebro”. En un primer ensayo se probaron siete fármacos antiepilépticos de venta en el mercado, pero fue con el Levetiracetam con el que se consiguió reducir hasta en un 50% esta actividad eléctrica anormal, en un grupo de ratones.

    Para Pascal Sanchez, uno de los miembros del equipo franco-americano de investigadores, “estos primeros resultados demuestran la capacidad del Levetiracetam para bloquear los procesos subyacentes a la pérdida de memoria”, ya que minimiza las interrupciones neuronales. Solamente con pequeñas dosis y tras dos semanas de tratamiento, concluye el estudio, la capacidad de las neuronas para comunicarse entre sí mejoró y aumentó la capacidad de aprendizaje y memoria en las pruebas de laberinto. Asimismo, varias de las proteínas importantes para la función cerebral recuperaron sus valores normales. Tras dos semanas de tratamiento ya se observaron resultados beneficiosos para la memoria

    Una de las mayores ventajas de utilizar este fármaco en concreto, según los ensayos, es que se trata del anticonvulsivante con menos efectos secundarios. Sobre todo, insisten los investigadores, completa los resultados de otro grupo de especialistas de la Universidad Jhon Hopkins de Estados Unidos que administraron una dosis baja de Levetiracetam a 34 personas con deterioro cognitivo leve durante una primera fase y un placebo en la segunda. Los resultados mostraron que los adultos que sufrían de deterioro cognitivo leve y tomaron el fármaco mostraron un nivel de actividad cerebral similar a las personas sanas y también manifestaron mejorías en las pruebas de memoria.

    Hacia un tratamiento alternativo

    La comunidad científica internacional ha pedido prudencia ante estos primeros resultados recordando que algunas de las moléculas con las que se obtienen efectos altamente beneficiosos en los animales pueden ser ineficaces, e incluso tóxicos, cuando se hacen ensayos clínicos en humanos.

    El director de la Fundación Plan Alzheimer de Francia, Philippe Amouyel, no escondía sus dudas sobre las posibilidades de este fármaco para prevenir o ralentizar el desarrollo de la enfermedad en humanos: “Los efectos beneficiosos de este anticonvulsivante se limitan al corto plazo en los días posteriores a su administración, observándose una reversión de la anomalías eléctricas en el cerebro, pero a medio plazo no parece que sea así”, explicaba en unas declaraciones al diario Le Monde. La comunidad científica pide cautela hasta que no se ensaye en humanos

    El equipo de Mucke y Sanchez ya ha establecido un acuerdo de colaboración con los investigadores de la Universidad John Hopkins para llevar a cabo conjuntamente un ensayo clínico adicional en humanos con este fármaco. “Somos conscientes de las limitaciones que encontraremos, pero debido a la especificidad de este tratamiento, que no actuaría directamente sobre proteínas amiloides, lo que abre la puerta a un tratamiento alternativo”, concluye Sanchez.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios