LA VOCACIÓN, MÁS IMPORTANTE DE LO QUE SE CREÍA

Los intereses personales del empleado, factor decisivo para su éxito laboral

A la hora de evaluar las candidaturas a un trabajo los empresarios quieren asegurarse de que están eligiendo a la persona idónea para el puesto. Muchos

Foto: Los intereses personales del empleado, factor decisivo para su éxito laboral
Los intereses personales del empleado, factor decisivo para su éxito laboral
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    A la hora de evaluar las candidaturas a un trabajo los empresarios quieren asegurarse de que están eligiendo a la persona idónea para el puesto. Muchos profesionales de los recursos humanos, de todos los ámbitos profesionales, piden a los candidatos que completen extensos test y cuestionarios, que evalúan las habilidades y los conocimientos de éstos, para obtener una mejor perspectiva de su futuro rendimiento en el entorno laboral.  Pero un nuevo estudio, publicado en la revista Perspectives on Pshychological Sciencie, asegura que hay un factor más importante a la hora de saber quién desempeñará mejor el trabajo: los intereses del empleado.

    Hasta ahora no se había encontrado una relación clara y mensurable sobre la relación entre vocación y rendimientoDesde la década de los 90 se han publicado numerosos estudios que señalan la importancia de los intereses vocacionales de cara al desempeño laboral, pero por lo general no se ha considerado este factor a la hora de contratar empleados o evaluar las solicitudes de ingreso a una universidad o centro de posgrado. Aunque todas las investigaciones coincidían en señalar el peso que tienen los intereses personales a la hora de desempeñar un trabajo, los hallazgos eran contradictorios, y no se había encontrado una relación clara y mensurable sobre la relación entre vocación y rendimiento.

    Chistopher Nye, uno de los autores del estudio y profesor de psicología en la Universidad de Bowling Green, cree que “los intereses han sido ignorados en la investigación educativa y organizacional hasta hace muy poco, porque su validez para predecir el rendimiento y el desempeño en el trabajo fue malinterpretado”. De cara a entender mejor esta relación, el equipo de Nye decidió emprender un estudio conductual para examinar cómo los trabajadores o estudiantes más interesados en la labor que iban a desempeñar, realizaban ésta de forma más eficaz y permanecían más tiempo en su puesto o programa académico.

    Los psicólogos sospechaban que una de las razones por la que anteriores investigaciones habían mostrado resultados contradictorios era que habían definido los intereses de distintas formas. La clave, pensaron los investigadores, no consiste en analizar el interés general de una persona en un determinado tipo de trabajo, sino cómo su perfil de intereses respecto a distintos tipos de empleos encaja con el perfil de competencias y atribuciones correspondiente a un trabajo en particular. Los investigadores supusieron que este valor –conocido como “ajuste persona-entorno”– sería un indicador mucho más preciso a la hora de predecir el rendimiento de una persona, en el trabajo o la universidad, que los intereses generales tal como eran abordados en los anteriores estudios.

    Revisando 60 estudios anteriores

    Para llegar a una conclusión válida, los investigadores utilizaron una técnica de metaanálisis, que les permitió utilizar los resultados de anteriores investigaciones sobre intereses vocacionales. Los psicólogos analizaron 60 estudios que exploraban el tema, publicados entre 1942 y 2011. Combinando sus resultados la muestra total era de 15.301 personas.

    Los empleados que tenían un perfil de intereses similar al de sus trabajos tendían a ser más productivosEl principal hallazgo del metaanálisis confirmó la hipótesis de los investigadores: la medición respecto al “ajuste persona-entorno” predecía mejor el rendimiento que la simple correlación respecto a los intereses generales. Los empleados que tenían un perfil de intereses similar al de sus trabajos tendían a ser más productivos, ayudar a otros en la empresa y permanecer por más tiempo en la misma. Los estudiantes cuyo perfil encajaba con el de su carrera tendían a terminar sus estudios y sacar mejores notas.

    Steve Jobs dijo en su famoso discurso para los graduados de Standford de 2005, que “la única manera de hacer un buen trabajo es amar lo que estás haciendo”. Según comenta Nye, estos hallazgos añaden otra dimensión al consejo del recientemente fallecido creador de Apple: “aquellos que aman lo que hacen, además, tienen más probabilidad de tener éxito”. Para Nye los resultados del estudio son importantes, ya que “sugieren que las empresas podrían beneficiarse al considerar como prioritarios los intereses de un candidato”. Su equipo ya trabaja para encontrar una manera de medir de forma más precisa la relación entre intereses personales y cada trabajo en concreto. 

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios