EL CRUDISMO: COMER EN FRÍO Y SIN COCINAR

Riesgos y beneficios de la dieta de moda en Hollywood

La dieta crudívora consiste en ingerir únicamente alimentos sin cocinar, principalmente frutas, verduras, leche y otros productos deshidratados o fermentados. Los seguidores en España de esta

Foto: Riesgos y beneficios de la dieta de moda en Hollywood
Riesgos y beneficios de la dieta de moda en Hollywood
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La dieta crudívora consiste en ingerir únicamente alimentos sin cocinar, principalmente frutas, verduras, leche y otros productos deshidratados o fermentados. Los seguidores en España de esta dieta convertida en un estilo de vida -sobre todo en los círculos nudistas y vegetarianos- se han multiplicado durante los últimos años, aunque su implantación no es comparable a la de otros países con mayor tradición, como Estados Unidos, Alemania o Gran Bretaña.

    Durante el verano, cuando hay más oportunidad de consumir frutas y verduras de temporada, mucha gente se lanza a experimentar con esta dieta, que tiene ciertas ventajas, pero también una serie de inconvenientes para la salud que deben ser tenidos en cuenta. Además, los nutricionistas no se acaban de poner de acuerdo en si ayuda a bajar de peso o todo lo contrario. Actrices como Demi Moore, Natalie Portman o Uma Thurman son algunas de las famosas que ha defendido esta dieta como la mejor manera de mantener la línea y ganar en vitalidad al mismo tiempo. Estrellas de la música como Robin Williams, David Bowie o Sting también se han declarado adeptos de la dieta crudívora.El crudismo sólo será beneficioso si se combina con un mínimo de alimentos de origen animal cocinados

    La última moda por la que más se ha extendido el crudismo consiste en hacer una ‘desintoxicación del organismo’ durante un corto período de tiempo –se suele tomar una semana como referencia– con el objetivo de limpiar el cuerpo de sustancias nocivas o, incluso, como método para dejar algún tipo de adicción.

    Déficit nutricional

    Los defensores del crudismo sostienen que los alimentos cocinados destruyen sus nutrientes, sacian menos el apetito y causan más enfermedades. Esto es porque el calor de la cocción en grasa, aceite o agua priva a los vegetales de cantidades significativas de su contenido inicial de vitaminas, los minerales cambian de orgánicos a inorgánicos y pierden sus enzimas. Al mismo tiempo, no cocinar los alimentos facilita la supervivencia de bacterias, pesticidas, gérmenes o microorganismos causantes de enfermedades. La higiene debe ser extrema, pero aún así no siempre se aseguraría la eliminación total de sustancias dañinas para el organismo. En la leche, por ejemplo, hay bacterias que sólo podrían desaparecer mediante la cocción.

    Las verduras que se pueden comer crudas, como la lechuga, tienen pocos minerales y vitaminas, mientras que otras más nutritivas como las acelgas o las espinacas, son imposibles de consumir sin cocinar. Por otra parte, eliminar la carne o el pescado de la dieta implica una reducción proteínas fundamentales, así como de ácidos grasos omega 3, presentes en el pescado y fundamentales para el cerebro. Los seguidores más estrictos de esta dieta, que combinan con el vegetarianismo, podrían sufrir una deficiencia de vitamina D y B12, presentes en los productos lácteos.Muchas sustancias dañinas de las verduras son imposibles de eliminar sin cocer

    La dieta crudívora puede generar un déficit de hierro hemático (carne y pescado) y calcio porque algunos nutrientes reducen su absorción ante la mayor ingesta de fitatos, presentes en la fibra de los alimentos. La excesiva ingesta de fibra puede suponer una gran carga para el intestino.

    Riesgo de enfermedades

    Los minerales o metales pesados propios del cultivo en la tierra también permanecen en niveles superiores al no cocinar los productos, aunque sí se evitarían las sustancias químicas agregadas durante la industrialización y que pueden generar reacciones alérgicas o intolerancias en algunas personas. En el caso de la carne sin cocinar los riesgos son mayores, pues es mucho más difícil eliminar bacterias o microorganismos patógenos si no se los somete a calentamiento.

    Otros de los problemas de la dieta crudívora tienen que ver con el proceso digestivo. Al consumir alimentos sin encimas se dificulta la digestión, lo que puede provocar un exceso de toxicidad en el cuerpo y enfermedades crónicas como el síndrome metabólico, que ocasiona una mayor propensión a engordar y resistencia a la insulina. Los alimentos crudos contienen bacterias y otros microorganismos que afectan al sistema inmunitario poblando el tracto digestivo con flora intestinal.

    Embarazadas y niños

    Las mujeres lactantes o con menopausia, los niños en etapa de desarrollo y los enfermos de esteoporosis son los que mayores riesgos correrían siguiendo una dieta poco equilibrada basada estrictamente en productos crudos. La deficiencia vitamínica y proteica no se puede solventar con suplementos ni con otros alimentos que no sean la carne o el pescado. Estas carencias, principalmente por la falta de vitamina D, provocan osteomalacia en adultos y raquitismo en los niños, que podrán sufrir anemia con facilidad.Esta dieta es especialmente perjudical para las mujeres lactentes o menores en edad de crecimiento

    Durante los primeros días en los que se empieza a practicar este régimen, las diarreas y flatulencias son muy comunes, por lo que tendría serías consecuencias en mujeres lactantes o embarazadas. Este cambio de régimen tan radical acaba influyendo negativamente en el estado emocional, al menos durante las primeras semanas, produciendo ciertos shocks que pueden afectar a la salud mental y aumentar el estrés.

    La dieta basada en alimentos crudos no esquiva otro de los principales problemas de las dietas convencionales: la ingesta de grasas. Los frutos secos o las semillas, muy presentes en esta dieta, tienen una fuerte aportación de grasas, lo que impide el metabolismo correcto de los carbohidratos y puede generar enfermedades.

    Algunas corrientes nutricionales coinciden en destacar ciertos rasgos beneficiosos de la dieta basada en alimentos crudos, pero siempre y cuando se complemente con alimentos cocinados, fundamentalmente de origen animal para equilibrar la aportación de nutrientes como vitamina B12, hierro, calcio y ácidos grasos omega 3, de los que carecería la dieta crudívora.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios