Cinco películas que debes ver en Semana Santa
  1. Alma, Corazón, Vida
VUELVEN LOS LARGOMETRAJES DE SIEMPRE

Cinco películas que debes ver en Semana Santa

Aunque los últimos años las televisiones habían perdido el hábito de programar por estas fechas películas del subgénero “ideal para Semana Santa”, supongo que este año

placeholder Foto: Cinco películas que debes ver en Semana Santa
Cinco películas que debes ver en Semana Santa

Aunque los últimos años las televisiones habían perdido el hábito de programar por estas fechas películas del subgénero “ideal para Semana Santa”, supongo que este año volverán a la carga con esa ancestral costumbre, aunque sólo sea porque, cosas de la crisis, últimamente el cine clásico ha vuelto a la televisión.

Así pues, a modo de sugerencia para programadores, propondremos cinco buenas películas que uno podría enmarcar dentro de este sufrido subgénero.

Cecil B. DeMille - Sansón y Dalila (1949) 

Una película que vi muchas veces de pequeño y que ahora creo que no echan nunca en la tele. Supongo que de niño me gustaba mucho la historia de Sansón el forzudo, verlo sujetando las columnas y todo eso; aunque tal vez lo que resultaba fascinante era el papel de femme fatale de Hedy Lamarr como Dalila, que tomaba el pelo (literalmente) al pobre forzudo. Imagino que entonces no entendía muy bien cómo Sansón podía ser tan tonto por una mujer tan evidentemente mala. Hay que hacerse mayor para entenderlo.

Ladislao Vajda - Marcelino, pan y vino (1955)

Sólo me hizo falta ver esta película una vez para crearme un trauma infantil del que no sé si aún me he recuperado. Mi tía salió de la sala diciendo que el final era muy bonito, pero a mí me pareció una crueldad sólo superada por el final de Campeón o lo de la mamá de Bambi. “Tienes que estar en todo momento preparado por si Jesús te llama como a Marcelino”, dijo también mi tía. Glups... Estuve una temporadita sin dormir y sin subir al desván.

Pier Paolo Pasolini - Evangelio según San Mateo (1964)

“Mi idea es esta: seguir punto por punto el Evangelio según San Mateo, sin hacer de él un guion o una redacción. Traducirlo fielmente a imágenes, sin ninguna omisión o añadido al relato”, dice Pasolini sobre posiblemente la mejor película sobre la vida de Jesús. En el estereotipado mundillo de la cultura (o lo que sea) de hoy es difícil entender cómo un tipo ateo y comunista radical pudo rodar esa austera y respetuosísima obra maestra. ¡Y dedicada a Juan XXIII!

Martin Scorsese - La última tentación de Cristo (1989)

A Juan Pablo II no le gustó ni un pelo La última tentación de Cristo de Scorsese. "¿Cómo es posible que uno de los nuestros, un católico que incluso se planteó ser cura en su juventud rodara esa blasfema película?", debió preguntarse. Pero este es un film basado en una obra de ficción y no en el Evangelio. Y dentro de ese terreno, y polémicas aparte, ese personaje atormentado que borda Willem Dafoe es puro nervio, cien por cien scorsesiano, si existe esa palabra. Tampoco la ponen en la tele casi nunca, creo.

Monty Python - La vida de Brian (1979)

Y acabamos con humor, si ustedes me lo permiten y si no, también. Porque una de las mejores parodias de todos los tiempos lo es casualmente de este subgénero de pelis de Semana Santa. Y porque en los últimos tiempos nunca está de más recordar aquello de “no te quejes, silba” del gran final de La vida de Brian. Y “always look on the bright side of life, tará tará tararará”.

Salvador Mas* es emprendedor y cinéfilo.