'Los juegos del hambre', el nuevo y sanguinario fenómeno adolescente
  1. Alma, Corazón, Vida
JENNIFER LAWRENCE VISITA ESPAÑA

'Los juegos del hambre', el nuevo y sanguinario fenómeno adolescente

Los juegos del hambre es el nuevo fenómeno adolescente de alcance mundial. A imagen y semejanza de anteriores sagas cinematográficas de éxito, como Millenium, Crepúsculo o

Los juegos del hambre es el nuevo fenómeno adolescente de alcance mundial. A imagen y semejanza de anteriores sagas cinematográficas de éxito, como Millenium, Crepúsculo o Harry Potter, se trata de la adaptación de un bestseller, en este caso de la escritora estadounidense Suzanne Collins. La película, que es ya el tercer mejor estreno de la historia, gira en torno a un programa de televisión en el que se obliga a un grupo de adolescentes a matarse entre ellos. Su fuerte contenido violento -algunos críticos la han calificado como un cruce entre El señor de las moscas y la masacre de Columbine- ha levantado ampollas entre los padres, pero no ha impedido que se formaran colas de adolescentes en todos los grandes cines de EE.UU. y Reino Unido, dónde los libros eran ya un fenómeno por sí mismos. La película había sido concebida con contenidos aún más violentos, pero finalmente se optó por eliminar parte del metraje y retocar digitalmente algunas escenas demasiado gore para adaptarse a los requisitos de la calificación para "mayores de 12 años" británica. 

La actiz estadounidense Jennifer Lawrence, que se dio a conocer por su interpretación en Winter´s Bone, interpreta a la protagonista de la saga, Katniss Everdeen, una chica joven, rebelde, independiente, que no cumple con el estereotipo femenino, y que es ya un ídolo para los adolescentes de ambas orillas del Atlántico. 

Lawrence ha visitado España para presentar la película –que se estrenará el próximo 20 de abril– y asistir a un encuentro con fans. En una entrevista para EFE, la actriz estadounidense se ha atrevido a trazar un paralelismo entre los sucesos que se narran en Los juegos del hambre –donde un gobierno filofascista obliga a los adolescentes a luchar por su supervivencia en una especie de reality televisivo– y la sociedad actual: “No creo que el mensaje de la película sea alertar sobre un futuro que se vaya a producir de esta manera, más bien veo que nos está examinando a nosotros ahora, qué es lo que pasa con los realities, con la televisión, y con el hecho de que la tragedia de otros sea tu entretenimiento”.

A la actriz tampoco se le ha escapado el paralelismo entre “El Capitolio”, el Gobierno imaginario de la película, y algunos regímenes actuales, que “controlan a su gente manteniéndoles separados,  débiles y hambrientos, para que no se rebelen. “Ya hemos visto cómo los jóvenes en Oriente Medio usan teléfonos móviles e Internet para intentar derrocar a sus Gobiernos corruptos”, añade.

De Winter´s Bone a Los juegos del hambre

En su papel de Winter's Bone, Lawrence debía sobrevivir rodeada de hostilidad, en un entorno marcado por las drogas, para proteger a su familia. En Los juegos del hambre se ofrece a participar voluntariamente en el sanguinario reality para evitar que su hermana sea obligada a luchar hasta morir. "Tienen mucho en común -considera Lawrence-, las dos son adolescentes que se ven obligadas a dar un paso al frente para ocupar su lugar y hacer lo que tienen que hacer, aunque no les corresponda por su edad".

Lawrence participó en X-Men: First Class y en El castor, ambas en 2011, pero no había conocido un éxito tan apabullante hasta ahora, momento en el que encabeza un enorme fenómeno adolescente del  que habrá secuelas en los próximos años. Los juegos del hambre se ha estrenado este fin de semana en EE.UU con una recaudación de más de 155 millones de dólares en sus primeros tres días de exhibición. "Es algo que cambia la vida, desde luego, pero espero que no me cambie a mí, a quién soy yo como persona", confía la joven actriz.  Se trata del tercer mejor fin de semana de apertura de todos los tiempos detrás de El Caballero Oscuro y Harry Potter y las Reliquias de la Muerte parte 2.

Lawrence, que asegura ser fan de la saga literaria desde el principio, explica que cuando se reunió con el director, Gary Ross (guionista de Big y director de Pleasantville), se quedó "atónita" cuando le explicó su visión fílmica: "Ross entendió perfectamente que esto no es una película de acción y que Katniss no es una tía dura, sino que es una historia triste de una chica que no es una heroína, pero se convierte en una por obligación. Es un mensaje importante para nuestra generación”.