Seis consejos para disfrutar de un perfecto fin de semana
  1. Alma, Corazón, Vida
CLAVES PARA DESCONECTAR DEL ESTRÉS

Seis consejos para disfrutar de un perfecto fin de semana

En la variedad está el gusto. Si escribimos en google "fin de semana perfecto" aparecen más de 30 millones de resultados. Escaparse a la playa o

En la variedad está el gusto. Si escribimos en google "fin de semana perfecto" aparecen más de 30 millones de resultados. Escaparse a la playa o a la montaña, montar a caballo, visitar museos y exposiciones, hacer excursiones, rutas guiadas o puenting son solo algunas de las opciones que nos ofrece Internet. Sin duda son planes muy atractivos y demandados, pero no siempre están a nuestro alcance.

¿Cómo disfrutar al máximo de nuestro merecido descanso después de una intensa semana de trabajo, estrés y preocupaciones sin huir de casa ni gastar dinero? ¿Qué da verdadero valor a nuestro tiempo de ocio?

Los psicólogos José Elías Fernández y Elena Borges nos revelan el secreto. Leer un buen libro o ver una película, hacer actividades, reírse, desconectar, organizarse y disfrutar de los pequeños placeres de la vida son los seis pasos que conducen a que cualquier fin de semana, en cualquier sitio, sea perfecto.

Hacer deporte libera de la rutina

Para el psicólogo José Elías el fin de semana se inventó para recargar las pilas y es, por tanto, nuestro principal objetivo. Pero, ¿cómo hacerlo? “Lo más importante es cambiar de actividad, desconectar de la rutina, sea cual sea”, matiza.

Ser activos, a nuestro ritmo, también ayudará a que disfrutemos de nuestro tiempo libre y a combatir la sensación, muy popular, de haber pasado el fin de semana sin hacer nada productivo. “Tenemos que aprender a levantarnos, sin madrugar, para salir a pasear o correr. Son actividades que combaten el estrés”.

Hacer deporte, reírse o comer chocolate produce endorfinas

La psicóloga clínica Elena Borges coincide con su compañero de profesión y asegura que lo primero que hay que hacer es separar nuestro trabajo de nuestro tiempo de ocio. “Lo principal es desconectar y si no se puede hay que conectar con otras actividades que nos produzcan bienestar, que produzcan endorfinas (la hormona de la felicidad)”. Hacer deporte, practicar sexo, reírse o comer chocolate “son los pequeños placeres de la vida que saben mejor que entre semana”, asegura la psicóloga.

Las actividades solitarias como echarse la siesta o leer un libro también constituyen parte de un fin de semana perfecto. “Hay que disfrutar de la soledad elegida, es la mejor”, puntualiza la psicóloga.

Planificarse el fin de semana agudiza la imaginación

Las opciones para despejar nuestra mente, entretenernos y divertirnos son infinitas. Leer un libro, ver una película, cocinar, tomar un café con amigos…, pero el fin de semana sólo tiene 48 horas y el domingo llega antes de que nos demos cuenta. ¿Qué hacer y qué no?  El truco, ir probando. “No es fácil encontrar lo que nos gusta, hay que hacer de todo y quedarse con lo que más nos haya satisfecho el fin de semana anterior”, apunta Fernández.

Es importante encontrar hobbies

Para ello, aconseja estructurar nuestro tiempo de ocio. “Es importante que seas tú quien programe tu fin de semana, lo peor es ir sobre la marcha…, incrementará nuestra sensación de haberlo desaprovechado". La imaginación es buena aliada y el psicólogo aconseja exprimirla al máximo desde el viernes. “Planifiquemos el fin de semana desde el viernes por la tarde pero con cierta flexibilidad, no es una obligación”, remarca.

Por su parte, la psicóloga clínica incide en la necesidad de aprovechar el tiempo. "Tenemos que generar calidad de tiempo planificándonos ese ocio pero con flexibilidad. Tenemos que tirar por lo que más nos apetezca en cada momento", especifica. 

La apatía es el peor enemigo del fin de semana

El trabajo nos deja agotados, echamos muchas horas en la oficina y solemos esperar el fin de semana para tumbarnos a la bartola, lo que se traduce, por lo general, en que volvemos a empezar la semana cansados. El psicólogo desaconseja la pasividad. “Lo peor de todo es la pereza, no hacer nada nos cansa mucho más, nos deja desfondados”, recalca.

Elena Borges recomienda descansar de manera productiva. Estar con la familia, compartir experiencias, disfrutar de una buena sobremesa, una buena película en compañía y reírse a carcajadas son actividades relajantes.