“Yo lo hago, ¡claro que lo hago!”
  1. Alma, Corazón, Vida
PILAR CRUZ HA RECAUDADO 22.000 EUROS PARA LUCHAR CONTRA EL CÁNCER QUE ELLA SUPERÓ

“Yo lo hago, ¡claro que lo hago!”

Pilar Cruz nunca había salido a correr, pero cuando le propusieron participar en todas las carreras de la mujer de 2011 dio el sí sin

Pilar Cruz nunca había salido a correr, pero cuando le propusieron participar en todas las carreras de la mujer de 2011 dio el sí sin pensárselo. “Yo lo hago, ¡claro que lo hago!”, se autoconvencía. A pesar de no tener ninguna experiencia como atleta, a pesar de haber superado un cáncer poco tiempo antes.

Bueno, a pesar no, precisamente lo hizo ‘por culpa’ de ese cáncer de mama que había sufrido. Porque fue la elegida para llevar un mensaje de esperanza para todas las mujeres que son diagnosticadas de cáncer de mama y recolectar donaciones para ellas. Una firma de bebidas le propuso un reto: si conseguía 22.000 mensajes de apoyo, uno por cada mujer que es diagnosticada de cáncer de mama al año en España, la empresa haría una donación de 22.000 euros a la AECC.

Y Pilar, no corta ni perezosa, se calzó las zapatillas y se puso a correr. “Nunca lo había hecho y en la primera carrera creí que me iba a dar algo”, recuerda en una entrevista con El Confidencial. “Pero lo importante no era la meta, si no el camino”. A lo largo de ese trayecto, siete carreras por la mujer a lo largo de la geografía española (se celebran ocho al año pero a la primera no pudo acudir), Pilar actuó de embajadora recolectando mensajes de apoyo, animando a las mujeres, dando ejemplo.

“Disfrutaba muchísimo durante el recorrido, es increíble, esa marea rosa de gente corriendo es una imagen que se me va a quedar grabada en la retina para siempre”, rememora. Pilar estaba impresionada “por el espíritu de solidaridad de las mujeres” pero también por la implicación de los hombres, que acudían a esas carreras con pelucas, con faldas… “Aquello era una fiesta”.

Una fiesta a la que Pilar tuvo la suerte de poder acudir tras haberse curado de cáncer. Para ella, lo más importante a la hora de hacer frente a la enfermedad fue el apoyo de su familia y de sus amigos. “Me sentí muy arropada, eso es muy necesario”, asegura.

Tras el shock, la lucha

A ella le detectaron el cáncer en una revisión rutinaria en 2008 y, recuerda, “el primer shock emocional fue bestial”. Su ginecólogo le dijo algo que se le quedó grabado y la animó a luchar: “el cáncer tiene nombre, pero también tiene un apellido y es se cura”. Tras recibir la noticia, Pilar pasó una semana “un poco tonta”, confiesa, pero enseguida se dijo “se acabó”. “Yo lo tenía muy claro, no me iba a caer, yo iba a tirar para adelante”, recuerda. “Ésa es la actitud que hay que adoptar porque tenemos que tener muy presente que se puede vencer al cáncer”.

Esa misma disposición la ha visto ella a lo largo de todo el país. “Me he encontrado con muchísimas mujeres que están ahí, al pie del cañón luchando contra el cáncer, todas con mucho espíritu y muchísimas ganas”, cuenta. Para todas esas mujeres y para las que, en un futuro, puedan padecer cáncer, Pilar tiene un mensaje: “después de la quimioterapia, la radioterapia, la braquiterapia… uno se recupera. Luego vuelves a ser tú”.

Una idea que esta comunicadora ha ido transmitiendo allá donde ha corrido, en Madrid, Valencia, Vitoria, Gijón, Zaragoza… En todas esas carreras se iba encontrando con mujeres conocidas (como la deportista Gemma Mengual) y desconocidas (como aquella otra Pilar que también tiene cáncer y que quiso cruzar la meta a su lado) que se sumaban al reto. Mujeres que sufren la enfermedad y mujeres sanas. Madres, hermanas, primas, amigas de víctimas del cáncer. Padres, maridos, hijos… Miles de personas que han ayudado a Pilar a conseguir su reto y gracias a las cuales Buckler ha donado 22.000 euros a la Asociación Española Contra el Cáncer. Por cierto, que Pilar no sólo  consiguió ese reto, si no que se pasó y llegó hasta los 24.078 mensajes de apoyo.

En palabras de la propia Pilar, “chapeau por todos ellos”.