DESHACERSE DE LAS CÉLULAS SENESCENTES RETRASA EL ENVEJECIMIENTO

Descubren una técnica que sirve para detener las arrugas y las cataratas

Investigadores de la clínica Mayo en Rochester (Minnesota) han descubierto un nuevo medicamento que retrasa el envejecimiento y previene la aparición de arrugas y de enfermedades

Foto: Descubren una técnica que sirve para detener las arrugas y las cataratas
Descubren una técnica que sirve para detener las arrugas y las cataratas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Investigadores de la clínica Mayo en Rochester (Minnesota) han descubierto un nuevo medicamento que retrasa el envejecimiento y previene la aparición de arrugas y de enfermedades como las cataratas, según publica la revista Nature.

    Las células jóvenes de nuestro cuerpo se dividen de forma continua para mantener el buen funcionamiento de los tejidos y los órganos pero llega un momento en el que estas células pasan a un estado conocido como senescencia, en el que dejan de dividirse. Es aquí donde los científicos trabajan para detener las consecuencias del paso del tiempo.

    El problema radica en que llega un momento en el que la habilidad del organismo para deshacerse de las células senescentes se reduce por el envejecimiento del cuerpo y éstas se acumulan. Aunque sólo representan una pequeña porción de las células totales, un 5 por ciento o menos, en los tejidos de los ancianos, los efectos pueden ser amplios, dicen los investigadores.

    La técnica consiste en el uso de un nuevo medicamento que busca las células senescentes de nuestro organismo y las elimina, congelando algunos aspectos del proceso de envejecimiento. Con ello, han comprobado que se posponen e, incluso, se previenen dolencias como las cataratas y se evita la pérdida de grasa que provoca las arrugas al remover células que habían concluido su división.

    La investigación está en sus fases más tempranas pero ha funcionado al aplicarse a ratones. Los científicos usaron roedores que habían sido diseñados para envejecer de forma más rápida de lo normal y les aplicaron el medicamento. El compuesto actuó eliminando estas células al pinchar sus membranas, iniciando el proceso natural que las lleva a la muerte.

    En los ratones que fueron tratados durante toda su vida, consiguieron encontrar "un retraso marcado" en el desarrollo de cataratas y cambios relacionados con la edad en los músculos y tejidos adiposos, según explica Jan van Deursen, principal autor del estudio y profesor en los departamentos de bioquímica y medicina pediátrica y adolescente en la clínica Mayo.

    Otros roedores recibieron el tratamiento una vez que ya habían envejecido, con lo que se consiguió prevenir un deterioro más serio en su organismo, pero no se puedo revertir el declive. Lo mejor, según Van Deursen, fue que el medicamento usado sólo limpió las células senescentes, respetando las normales y sin que se produjesen efectos secundarios en los animales.

    La limpieza de este tipo de células puede ser el camino idóneo para mantenerse saludable a pesar de los años. "Si se pudieran limpiar las células senescentes quizás se podrían tratar enfermedades relacionadas con la edad como un grupo en vez de individualmente", dijo el profesor de la clínica Mayo.

    Son clave para prevenir enfermedades

    Aunque ya se intuía la importancia de la senescencia en el proceso de envejecimiento, este hallazgo demuestra de forma definitiva que las citadas células juegan un papel fundamental en las enfermedades ligadas a la edad, según considera Felipe Sierra, director de la división de biología de envejecimiento del Instituto Nacional del Envejecimiento, el cual no estuvo involucrado en el estudio.

    Las dolencias propias de la edad se producen por los compuestos dañinos que emiten las células senescentes y que causan inflamaciones. Según James Kirkland, director del Centro sobre el Envejecimiento de la clínica Mayo y coautor del estudio, la inflamación crónica de tejidos causado por el envejecimiento es considerada como una posible causa subyacente de la demencia, arteriosclerosis y diabetes, entre otros males.

    A pesar de la buena noticia que supone este estudio, Sierra explica que son necesarias más investigaciones que prueben si la limpieza de células senescentes tendría el mismo efecto en ratones que envejecen normalmente y si hay diferentes efectos en diferentes tejidos.

    El único problema es que se piensa que la senescencia se desarrolló como defensa del organismo contra el cáncer para evitar que las células malignas se dividan sin control, por lo que hay que comprobar si la detención del proceso podría resultar peligroso.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    2 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios