ARAGÓN, LA COMUNIDAD PIONERA EN IMPLANTAR LA MEDIDA

Las madres madrileñas no tendrán prioridad en la custodia de sus hijos

Igualdad para todos: para el padre, para la madre y para los hijos. El Ayuntamiento de Madrid va a invertir la tendencia que otorga custodia de

Foto: Las madres madrileñas no tendrán prioridad en la custodia de sus hijos
Las madres madrileñas no tendrán prioridad en la custodia de sus hijos

Igualdad para todos: para el padre, para la madre y para los hijos. El Ayuntamiento de Madrid va a invertir la tendencia que otorga custodia de los hijos a la mujer en caso de separación o divorcio. Alberto Ruiz-Gallardón no ha hecho más que seguir los pasos dados en otras comunidades. Aragón, Cataluña y Valencia son tres comunidades que ya han dado su "sí" a la igualdad de padres y madres en el cuidado y manutención de sus hijos. 

 

Con casi 125.000 rupturas de pareja en España el año pasado, unas 8.000 computadas en Madrid capital, los padres de familia han unido fuerzas para reclamar la custodia de sus hijos. “¿No es éste es el Gobierno de Igualdad? Pues igualdad para todos”, reclaman.  

Este “pacto de convivencia” es la forma más avanzada y detallada del convenio regulador que fija el Código civil español cuando la pareja se diluye y los cónyuges pactan el divorcio de mutuo acuerdo. La medida, sin embargo, no es una primicia. Aragón ha sido la comunidad pionera en aprobar un texto en el que se establece como “preferente” la custodia compartida de los hijos en caso de divorcio. En Cataluña, la ley lo denomina “plan de parentalidad” y obliga a los padres a detallar mucho más cómo se relacionarán con los hijos cuando vivan separados.

 

En un país donde la mujer reclama cada vez más un hueco paritario en el mundo laboral y en el que los padres desean una mayor implicación en el ámbito familiar, “se impone un cambio en el esquema tradicional de atribuir la custodia exclusivamente a la madre”, explica Paco Rodríguez, presidente de la Fundación Padres Divorciados. “El problema está en  que la ley no protege a las parejas que no han pasado por vicaría, o son pareja de hecho”.

 

La ley configura la custodia compartida frente a la individual como norma preferente en ausencia de acuerdo, cambio con el que se pretende favorecer el interés de los hijos y promover la igualdad entre los progenitores. La asociación de Mujeres Juristas manifiesta su disconformidad con una medida que “perjudica a la mujer”. Rodríguez, sin embargo, alega que falta por aclararse el punto más candente: los bienes de la familia. “Hasta que no se apruebe que, una vez firmado el divorcio, se liquiden los bienes gananciales del matrimonio y cada uno rehaga su vida, nunca estaremos en igualdad de condiciones”.

 

Rodríguez exige, como ya se hace en los países europeos más avanzados, favorecer el interés superior de los menores, promover la igualdad entre los progenitores y reducir los litigios familiares. Por eso no implica que la custodia compartida deba ser la única elección posible ni que su aplicación sea rígida e idéntica en todos los casos y en la adopción de las distintas medidas (residencia, periodos temporales, asignación económica…). El objetivo debe ser la consecución de un marco, lo suficientemente amplio, flexible y equitativo que permita dar cabida a todas las posibles opciones de custodia, priorizando siempre el interés superior del menor y corresponsabilizando a ambos progenitores.

 

Todo por el bien del menor

 

El propio grupo municipal popular solicitará al pleno el próximo martes que inste al Gobierno de la Nación a promover las oportunas modificaciones legislativas con el objeto de considerar la custodia compartida como régimen preferente en los supuestos de separación o divorcio, siempre en defensa del interés superior del menor y del derecho de los hijos a disfrutar de una adecuada relación paterno-filial con ambos progenitores.

 

A Alberto Ruiz-Gallardón le queda todavía por escribir las reglas que regirán en la atribución del uso de la vivienda familiar, y en el caso de la custodia compartida se establece que éste se atribuirá al progenitor más necesitado en Madrid. La ley también admite la posibilidad de que el juez acuerde la medida. Con este cambio, se fortalecen los intereses del menor a seguir manteniendo la relación con ambos progenitores y, sobre todo, el de los padres a criar y educar a sus hijos en igualdad de condiciones que sus ex mujeres.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios