Ocho hospitales españoles realizarán en junio los primeros trasplantes cruzados de riñón de donante vivo
  1. Alma, Corazón, Vida

Ocho hospitales españoles realizarán en junio los primeros trasplantes cruzados de riñón de donante vivo

Los ocho hospitales españoles con más experiencia en la realización de trasplantes de donante vivo participan en el plan para impulsar este tipo de intervenciones que

Los ocho hospitales españoles con más experiencia en la realización de trasplantes de donante vivo participan en el plan para impulsar este tipo de intervenciones que está elaborando la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), dependiente del Ministerio de Sanidad, y que podría arrancar en junio con un trasplante cruzado de riñón entre 2 parejas de donante y receptor.

Lo anunció hoy el médico adjunto de la ONT Eduardo Martín durante la jornada organizada en el Colegio de Médicos de Madrid por la Sociedad Española de Nefrología (SEN), con motivo del Día Mundial del Riñón, en la que también participaron el director general de Terapias Avanzadas y Trasplante, Augusto Silva, y el presidente de la SEN, el doctor Alberto Martínez Castelao, entre otros.

Los centros que participarán en el plan son, en Cataluña, la Fundación Puigvert, el Clínic de Barcelona y el Hospital Universitario de Bellvitge; en Madrid, el 12 de Octubre y el Hospital de La Paz; el Juan Canalejo de La Coruña; el Hospital Virgen de las Nieves de Granada y el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

No obstante, según el doctor Martín, el resto de hospitales del país que cuenten con programas de trasplante de donante vivo pueden dirigir a sus parejas candidatas a estos centro y participar así también en un plan que comenzará sus trabajos este mes de abril, cuando los hospitales implicados comiencen a enviar a la ONT para su análisis, las listas de parejas candidatas a los trasplantes.

"De momento no tenemos todavía ninguna pareja candidata al trasplante cruzado --señaló a Europa Press el doctor Martín--, pero esperamos que, durante el abril, los centros envíen sus listas de parejas para que, desde la ONT, a través de un programa informático donde se evalúan los emparejamientos con criterios públicos, justos y trasparentes, podamos decidir quiénes serán los elegidos".

Trasplantes cruzados entre once parejas

Según el experto, las parejas candidatas al trasplante de vivo suelen ser hermanos, padres e hijos y "cada vez más esposos o parejas de hecho", aunque también se dan casos en los que el donante es un amigo del paciente, sin vinculación por parentesco".

Sin embargo, para realizar esta intervención cruzada --que ya se realiza con éxito en Corea del Sur, Holanda, Estados Unidos y Reino Unido-- además de la compatibilidad inmunológica entre parejas, la ONT valorará en cada caso, la proximidad geográfica de las parejas, evitando siempre los grandes desplazamientos, o la diferencia de edades entre donantes y receptores.

Aunque por el momento, la ONT prevé iniciar estas intervenciones entre dos parejas, el doctor Martín "no descarta" que en un futuro puedan llegar a desarrollarse trasplantes cruzados de riñón de donante vivo "entre tres o cuatro parejas", como ya ocurre en Holanda, o incluso entre 11 parejas, como en Estados Unidos.

"En Estados Unidos ha se hacen donaciones cruzadas de riñón de trasplante vivo con hasta 11 parejas, donde un donante altruista --conocido como 'buen samaritano'-- dona un órgano a un receptor, cuyo pariente dona a otro y así sucesivamente hasta conseguir 11 trasplantes con buenos resultados", aseveró.

Prevenir la enfermedad renal

El plan de impulso al trasplante cruzado de riñón de donante vivo es una de las iniciativas puestas en marcha por la SEN, en colaboración con Sanidad, dentro de la denominada 'Acción Estratégica frente a la Enfermedad Renal Crónica', puesta en marcha en 2007 con el objetivo de definir la realidad epidemiológica de esta patología, prevenir la insuficiencia renal y optimizar los tratamientos.

Cerca de 46.000 personas padecen en España una enfermedad renal crónica que necesita un trasplante o iniciar la diálisis por estar en sus fases más avanzadas. Sin embargo, cerca de cinco millones de españoles, aproximadamente el 12% de la población, podría sufrir una disfunción renal sin diagnosticar, la antesala de la aparición de la enfermedad renal crónica,  por manifestarse sólo con síntomas leves, como las infecciones urinarias o los cólicos renales.

Para el presidente de la SEN, la concienciación de los profesionales de la sanidad, de las autoridades y de los pacientes sobre la importancia de detectar precozmente la disfunción renal --que se puede realizar a través de un par de sencillas pruebas de sangre y orina-- es "clave" para reducir la incidencia de esta enfermedad en España.