La genética explica el 80% de los casos de trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

El 80% de los casos de trastorno por déficit de atención e hiperactividad tiene su base en factores genéticos. Así lo ha señalado el doctor Josep

Foto: La genética explica el 80% de los casos de trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad
La genética explica el 80% de los casos de trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    El 80% de los casos de trastorno por déficit de atención e hiperactividad tiene su base en factores genéticos. Así lo ha señalado el doctor Josep Antoni Ramos-Quiroga, Coordinador Programa TDAH del Hospital Vall d Hebrón y profesor asociado de la Universidad Autónoma de Barcelona, en el marco de la I Jornada  Diagnóstico i tractament del TDAH: avenços i perspectives, organizada por la Asociación TDAH Catalunya, que tuvo lugar el pasado fin de semana en el mencionado hospital, y que ha reunido a más de 350 padres de niños, especialistas médicos y otros profesionales del ámbito educativo y de la psicología clínica.

    Aún así, el doctor Ramos-Quiroga explica que en el desarrollo del TDAH se une esa genética a factores ambientales que precipitan o multiplican los riesgos. Es el caso, por ejemplo, del tabaco: “los hijos de madres fumadoras que tengan predisposición genética a padecer la enfermedad, tendrán mucho más riesgo”. El conocimiento de los genes implicados en el desarrollo de este trastorno puede aportar nuevas vías de tratamiento e incluso permite a los especialistas predecir cuál va a ser la respuesta del paciente y los efectos secundarios.

    “Entendiendo que se trata de un trastorno, nuestra pretensión, explica Elena O Callaghan, presidenta de la Asociación TDAH Catalunya es que todas las personas que de una u otra forma puedan estar cerca de un niño con TDAH sepan que se encuentran ante alguien que tiene un problema real, que no es un niño consentido ni malcriado. Por eso -añade- nos marcamos como uno de los objetivos prioritarios la formación a estas personas: es fundamental que conozcan el trastorno para saber ante lo que se encuentran, ya que existe un desconocimiento importantísimo de la enfermedad. Se trata de una discapacidad invisible y, por tanto, lo primero que se ve son las manifestaciones que, efectivamente pueden coincidir con ese perfil de niño malcriado”.

    De forma paralela, han hecho un llamamiento a las administraciones públicas para que, en palabras de la presidenta de TDAH Catalunya “asuman su responsabilidad y doten a los profesionales y a las familias de los recursos necesarios tanto para la vida diaria con estos niños, como para sus tratamientos y para la investigación”. “La administración tiene que entender que un diagnóstico a tiempo y un tratamiento multimodal actúan como elementos minimizadores de los efectos negativos del trastorno y que a la larga supone un ahorro de costes sociales. Hoy sabemos que pasan dos años y medio de promedio hasta que un niño es diagnosticado”.
     
    Entre el 8 y el 12% de los niños en Cataluña tiene TDAH; entre los adultos, la cifra oscila entre el 2 y el 4% en población general. “Pero además, explica el doctor Ramos-Quiroga, sabemos que existe un infradiagnóstico y un infratratamiento del trastorno. Valga como ejemplo que entre los pacientes actuales del Hospital Vall d’Hebrón sólo el 18% han tenido un diagnóstico correcto en su infancia”. A día de hoy y a nivel internacional, sólo el 25% de las personas afectadas por TDAH está en tratamiento, algo que choca, según este especialista, con los resultados que se obtienen con la terapia. “El tratamiento actual es muy satisfactorio; de hecho, hasta el 80% de los pacientes que reciben metilfenidato, que es la terapia más empleada, tienen una buena respuesta terapéutica. El tratamiento mejora la calidad de vida en la infancia y previene consecuencias futuras que pueden ser nefastas, como el consumo de tóxicos. Se ha demostrado que quienes son tratados de pequeños, tienen menor riesgo”.

    Un estudio llevado a cabo en el Hospital Vall d Hebrón con adultos ha mostrado que los hallazgos genéticos que se observan en el niño, se corroboran en el adulto; es decir, que se da el mismo trastorno pero en tiempos diferentes. De hecho, entre el 50 y el 70% de los adolescentes con TDAH va a seguir teniendo el trastorno en la edad adulta.

    La noticia ha salido a la luz coincidiendo con la reclamación por parte de los padres de niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) de los profesores más conocimiento sobre esta patología y un esfuerzo por adaptar las metodologías de estudio a los afectados.

    La presidenta de la Asociación de Niños con TDAH, Teresa Moras, y el neurólogo infantil del Hospital de la Zarzuela de Madrid Alberto Fernández Jaén pusieron de manifiesto estas necesidades este miércoles en la presentación del libro ‘Hiperactivos. Estrategias y técnicas para ayudarlos en casa y la escuela’.

    Esta publicación recoge las opiniones de expertos en la materia como el catedrático en Psiquiatría Luis Rojas Marcos que recuerda cómo fue su infancia con TDAH, o Russell Barkley, de la Universidad de Siracusa (Nueva York), y está dirigida a profesionales de la educación.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios