“Mamá, ¿papá también aguanta menos de dos minutos?”

Dos minutos. El tiempo que se emplea en calentar un vaso de leche en el microondas es el mismo que tardan muchos hombres en eyacular tras

Foto: “Mamá, ¿papá también aguanta menos de dos minutos?”
“Mamá, ¿papá también aguanta menos de dos minutos?”
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Dos minutos. El tiempo que se emplea en calentar un vaso de leche en el microondas es el mismo que tardan muchos hombres en eyacular tras una penetración. Un problema que trae de cabeza a miles de jóvenes españoles. Científicos holandeses han localizado un gen que controla la cantidad y actividad cerebral de la serotonina, una hormona que determina la rapidez de la eyaculación, lo que les ha hecho afirmar que la eyaculación precoz es hereditaria, no un problema psicológico.

     

    El doctor Miguel De la Peña, de la clínica de sexualidad masculina Manclínica, ha explicado a El Confidencial que éste es un “enfoque innovador porque la eyaculación precoz es el problema que menos estudios y tratamientos tiene. Para la impotencia está la Viagra, Cialis, Levitra... pero no hay nada específico para tratar  la eyaculación precoz. El que encuentre la fórmula se va a hacer rico”, ironiza.

     

    El doctor cuenta que “es más frecuente que la eyaculación precoz se de en la edad juvenil. Hasta los 35 años un 20% de los hombres lo sufren. Es más normal que se de al comenzar una relación por el nerviosismo, pero luego se va encuzando. Los mayores de 35 y 40 años tienen problemas puntuales y los que más les afectan son los de erección”. El experto añade que “que sea hereditario tiene un componente en que el implicado de la respuesta sexual es el cerebro y que la falta de serotonina afecta”.

     

    Cómo alargar la duración del acto sexual

     

    Para tratar el problema de los ‘gatillazos’ de estos pacientes, el doctor De la Peña les receta Prozac por la utilidad de sus efectos secundarios para tratar la eyaculación precoz. “El Prozac actúa como la serotonina aumentando la duración de la erección. Se toma tres horas antes del acto sexual o a diario en el desayuno”, apunta. “Algunos casos mejoran tras una operación de fimosis porque el glande es una piel muy sensible y nada más notar el calor y la sensación de humedad de la vagina ya hace que los afectados eyaculen”, argumenta.

     

    Otro ‘remedio’ para este mal que tanta frustración produce en quien lo padece son las cremas retardantes. “Las hay farmacológicas y de sex-shop. Lo que hacen es anestesiar un poco el pene y logran que la sensibilidad sea menor para así durar más. Hay que controlar mucho la dosis y lavar el pene a los diez minutos de su aplicación para evitar que se anestesie a la pareja en el momento de la penetración. También funcionan los condones porque con ellos se siente menos”, explica.

     

    “Otra alternativa es el vaso dilatador que se aplica en la base del pene con una inyección y hace que la erección dure media hora. Aunque la primera eyaculación sea rápida, la segunda tardará más y permitirá que el afectado deje a su pareja más satisfecha”, explica el doctor de Manclínica, que añade que las inyecciones deben recetarse y que se entrena al paciente para que aprenda a hacerlo solo. Otros ejercicios que los afectados por eyaculación precoz pueden realizar son “unas técnicas de apretar el pene y estirar los testículos aunque suelen funcionar en solitario pero pierden toda su fuerza cuando se hacen en pareja. Aunque, de momento, la eyaculación precoz sólo se ‘cura’ con el tiempo, es conveniente que los afectados acudan a tratarse porque, según el experto, “la espera provoca la pérdida de muchas posibilidades de relación”.

     

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios