El tabaquismo pasivo eleva el riesgo de enfermedad arterial en las mujeres
  1. Alma, Corazón, Vida

El tabaquismo pasivo eleva el riesgo de enfermedad arterial en las mujeres

Respirar el humo del cigarrillo de otra persona aumenta significativamente el riesgo de las mujeres de desarrollar enfermedad arterial periférica (EAP), dolencia cardíaca y accidente cerebrovascular

Foto: El tabaquismo pasivo eleva el riesgo de enfermedad arterial en las mujeres
El tabaquismo pasivo eleva el riesgo de enfermedad arterial en las mujeres

Respirar el humo del cigarrillo de otra persona aumenta significativamente el riesgo de las mujeres de desarrollar enfermedad arterial periférica (EAP), dolencia cardíaca y accidente cerebrovascular (ACV), según un estudio realizado en China. Investigaciones previas habían mostrado fuertes relaciones entre el tabaquismo pasivo y el ACV y la enfermedad cardíaca, pero éste es el primer estudio que revela un vínculo entre el humo de cigarrillo 'de segunda mano' y la EAP.

La enfermedad arterial periférica es un problema circulatorio en el cual las arterias estrechadas reducen el flujo sanguíneo a las extremidades, lo que causa dolor e incrementa el riesgo de padecer un ataque cardíaco o un ACV. El estudio, publicado en la revista Circulation, incluyó a 1.209 mujeres no fumadoras de Pekín que tenían más de 60 años. De ellas, 477 eran fumadoras pasivas en sus hogares o en el trabajo.

Los investigadores documentaron 431 casos de enfermedad coronaria, 172 casos de ACV y 271 casos de EAP durante el curso del estudio y los resultados mostraron consistentemente que las fumadoras pasivas corren mucho más riesgo. "Hallamos que el tabaquismo pasivo aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, ACV y enfermedad arterial periférica", dijo Frank Hu, autor del estudio y profesor de nutrición y epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston.

"La exposición al humo de segunda mano incrementó el riesgo de enfermedad cardíaca un 69 por ciento, de ACV un 56% y de enfermedad arterial periférica un 67%", añadió Hu. La investigación definió el tabaquismo pasivo como la exposición a humo de cigarrillo generado por otra persona durante al menos 15 minutos por día más de un día a la semana, por al menos dos años en la última década. Las mujeres que más riesgo corrían eran aquellas que tenían la mayor exposición al humo del cigarrillo.

"Desafortunadamente, la mayoría de las personas no sabe los peligros para la salud que implica el tabaquismo pasivo. Los resultados de este estudio resaltan la importancia de las campañas de salud pública para aumentar la concienciación sobre los riesgos del tabaquismo pasivo para la salud", finalizó Hu.