Bélgica alerta sobre la escasez de isótopos radiactivos para diagnosticar y tratar el cáncer
  1. Alma, Corazón, Vida

Bélgica alerta sobre la escasez de isótopos radiactivos para diagnosticar y tratar el cáncer

Las autoridades belgas han decretado el primer nivel de alerta por la escasez mundial de isótopos médicos, elementos químicos necesarios para la diagnosis y tratamiento de

Foto: Bélgica alerta sobre la escasez de isótopos radiactivos para diagnosticar y tratar el cáncer
Bélgica alerta sobre la escasez de isótopos radiactivos para diagnosticar y tratar el cáncer

Las autoridades belgas han decretado el primer nivel de alerta por la escasez mundial de isótopos médicos, elementos químicos necesarios para la diagnosis y tratamiento de cáncer, un problema que podría ser abordado por los ministros de Sanidad de la Unión Europea (UE). El suministro de isótopos, empleados en la radioterapia, en la radiología y en la escintografía (técnica de diagnosis que ofrece imágenes de los huesos), se ha visto reducido tras la reciente avería del reactor nuclear de Petten (Holanda), uno de los seis productores de estos elementos en todo el mundo.

El Ministerio belga de Sanidad ha activado el sistema de alerta al considerar que, de continuar así la situación, los hospitales no podrán garantizar los tratamientos a todos los pacientes de cáncer. La responsable belga de este ámbito, Laurette Onkelinx, pretende tratar el problema en la reunión informal de ministros de la Unión Europea que se celebra hoy y mañana en Angers (Francia), ya que la escasez podría tener efecto a nivel comunitario, según anunció la radiotelevisión pública belga RTBF.

El portavoz del ministerio, Sven Heyndrickx, declaró que la carencia podría continuar hasta mediados de octubre, debido a los problemas del reactor de Petten, e invitó a los médicos "a emplear métodos de diagnosis alternativos".

Según un médico de un hospital de Bruselas citado por la agencia Belga, entre un 10 y un 30% de los diagnósticos y tratamientos tendrán que ser retrasados en la mayoría de los hospitales del país. Los isótopos empleados en las citadas prácticas médicas se producen en cinco reactores nucleares situados en Bélgica, Francia, Canadá, Australia y África del Sur, además del de Holanda.