Es noticia
Menú
Los tomates deshidratados ayudan contra los tumores prostáticos
  1. Alma, Corazón, Vida

Los tomates deshidratados ayudan contra los tumores prostáticos

Un compuesto de los tomates deshidratados permitiría eliminar los tumores prostáticos, indicó un estudio realizado sobre animales. Investigaciones previas obtuvieron resultados contradictorios sobre si los tomates

Foto: Los tomates deshidratados ayudan contra los tumores prostáticos
Los tomates deshidratados ayudan contra los tumores prostáticos

Un compuesto de los tomates deshidratados permitiría eliminar los tumores prostáticos, indicó un estudio realizado sobre animales. Investigaciones previas obtuvieron resultados contradictorios sobre si los tomates o el licopeno, un antioxidante presente en ellos, protegerían del cáncer de próstata. Una investigación reciente no halló relación entre los niveles masculinos en sangre de licopeno y el riesgo de cáncer de próstata.

El nuevo estudio, publicado en Cancer Research, sugiere que el procesamiento del tomate sería el factor clave. Los autores hallaron que un tipo de carbohidrato llamado FruHis, que existe en los tomates deshidratados, protegió a un conjunto de ratas de desarrollar tumores prostáticos. La mayor protección la brindaron los tomates deshidratados, que los investigadores rehidrataron para formar una pasta y suplementarla con FruHis.

Los resultados ayudarían a desarrollar nuevas terapias oncológicas menos tóxicas, según el autor principal del estudio, el doctor Valeri V. Mossine, de la Universidad de Missouri, en Columbia. El equipo dirigido por Mossine dividió a un conjunto de ratas en cuatro grupos: a uno lo alimentó con comida normal, mientras que al resto le dio alimento animal suplementado con polvo de tomate, pasta de tomate o pasta de tomate con FruHis adicional.

Todos los animales recibieron un tratamiento químico para inducir la aparición de los tumores de próstata. Las ratas alimentadas con una dieta rica en FruHis vivieron más que los otros tres grupos. Es más, el equipo halló tumores de próstata en el 18% de esos animales después de morir, comparado con el 63% de las ratas alimentadas con comida normal y el 43 y el 39%, respectivamente, de los animales alimentados con polvo de tomate y pasta de tomate.

Al analizar en el laboratorio cómo actúa el FruHis, el equipo observó que funcionaría de dos maneras, explicó Mossine. Primero, el compuesto actúa como un antioxidante: protege el ADN celular del daño oxidativo que puede producir cáncer. Luego, cuando se lo combina con licopeno, el FruHis logró eliminar las células tumorales en la próstata. De modo que, en teoría, explicó Mossine, el FruHis inhibiría la aparición de los tumores de próstata y, combinado con licopeno, frenaría el crecimiento y la diseminación de esos tumores.

Sin embargo, los autores opinan que es muy pronto para comenzar a comer tomate con la esperanza de prevenir el cáncer de próstata. "El próximo paso más importante es iniciar ensayos sobre humanos", dijo Mossine. Y agregó que nuevos estudios de laboratorio explicarían si existen otros compuestos en los vegetales o las frutas secas que "actúan junto" con el FruHis.

"En mi opinión, este estudio hará que la comunidad de investigadores oncológicos conozca la existencia de un nuevo tipo de antioxidante y agente quimiopreventivo a partir del procesamiento de los alimentos", señaló el autor. "Esto ayudará a atraer más atención y respaldo al estudio sobre la prevención del cáncer de próstata", concluyó Mossine.

Un compuesto de los tomates deshidratados permitiría eliminar los tumores prostáticos, indicó un estudio realizado sobre animales. Investigaciones previas obtuvieron resultados contradictorios sobre si los tomates o el licopeno, un antioxidante presente en ellos, protegerían del cáncer de próstata. Una investigación reciente no halló relación entre los niveles masculinos en sangre de licopeno y el riesgo de cáncer de próstata.