CURIOSIDADES

El dinero compra la felicidad, si se gasta en otra persona

El dinero puede comprar la felicidad, pero sólo si uno gasta dinero en alguien más. Así lo afirma un grupo de investigadores de la Universidad de

Foto: El dinero compra la felicidad, si se gasta en otra persona
El dinero compra la felicidad, si se gasta en otra persona

El dinero puede comprar la felicidad, pero sólo si uno gasta dinero en alguien más. Así lo afirma un grupo de investigadores de la Universidad de la Columbia Británica y la Escuela de Negocios de Harvard: gastar sólo 5 dólares por día en alguien más podría aumentar significativamente la felicidad. Sus experimentos con más de 630 estadounidenses mostraron que los sujetos eran considerablemente más felices cuando gastaban dinero en otras personas, incluso si creían que gastar dinero en ellos mismos los haría más felices.

"Queríamos probar nuestra teoría acerca de que cómo la gente gasta su dinero es al menos tan importante como cuánto dinero gasta", dijo Elizabeth Dunn, psicóloga de la Universidad de la Columbia Británica. Los investigadores consultaron a sus 600 voluntarios primero para estimar su felicidad general, reportar ingresos anuales y detallar sus gastos mensuales, incluyendo facturas, regalos para ellos mismos, regalos para otros y donaciones para caridad.

"Sin importar los ingresos de cada persona, aquellos que gastan dinero en otros reportaron una mayor felicidad, mientras que aquellos que gastaron más en sí mismos no lo hicieron", dijo Dunn. El equipo de Dunn también encuestó a 16 empleados en una compañía en Boston antes y después de que recibieran un bono de participación en las ganancias de entre 3.000 y 8.000 dólares. "Los empleados que dedicaron una mayor parte de su bono a un gasto social experimentaron una mayor felicidad que aquellos que recibieron el bono, y la manera en la cual ellos gastan ese bono fue un indicador de felicidad más importante que el monto del bono en sí mismo", escribió en su informe, publicado en Science.

"Finalmente, los participantes que fueron asignados al azar para gastar dinero en otros experimentaron una mayor felicidad que aquellos a los que se les ordenó gastar dinero en sí mismos", apuntaron. Ellos entregaron a sus voluntarios 5 ó 20 dólares y la mitad de los sujetos recibió instrucciones claras de cómo gastarlos. Aquellos que destinaron el dinero a alguien o algo distinto informaron sentirse más felices. "Estos hallazgos sugieren que una variación menor de las asignaciones de gasto, tan pequeña como 5 dólares, podría ser suficiente para producir mejoras reales en felicidad en cualquier día", sostuvo Dunn.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios