Es noticia
Menú
¿En qué consiste el síndrome de las manos frías?
  1. Alma, Corazón, Vida

¿En qué consiste el síndrome de las manos frías?

El padecimiento de las manos frías, o síndrome de Reynaud, es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Según los especialistas en circulación, aún

Foto: ¿En qué consiste el síndrome de las manos frías?
¿En qué consiste el síndrome de las manos frías?

El padecimiento de las manos frías, o síndrome de Reynaud, es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Según los especialistas en circulación, aún se desconoce la causa por la cual los vasos sanguíneos de ellas responden de forma diferente al frío a como lo hacen los vasos sanguíneos de los hombres, explican en el portal Urgente 24.

Hay personas que son frío-sensibles y, cuando la temperatura ambiente es baja, sus manos cambian de color como una respuesta fisiológica normal, producida por una menor cantidad de sangre que va a las manos y pies. Sin embargo, cuando es un cambio más llamativo, puede ser provocado por el llamado Síndrome de Raynaud.

La enfermedad de Raynaud afecta a 1 de cada 20 personas y es 4 a 5 veces más frecuente en mujeres. Típicamente, el primer episodio ocurre antes de los 40 años. El transtorno es resultado de cambios en la circulación de las manos o los pies. Se manifiesta como una exageración del fenómeno reflejo normal, por el cual los vasos sanguíneos de las extremidades se contraen cuando hace frío. La causa de esta predisposición exagerada es desconocida.

El síndrome de Raynaud está caracterizado por cambios intermitentes en la coloración de la piel de las regiones más distales del cuerpo, como los dedos, la lengua y la nariz. Produce espasmos en los vasos capilares de los dedos de pies y manos y restringe el flujo sanguíneo. Estos espasmos son precipitados usualmente por la exposición al frío, pero también pueden ser causados por situaciones agotadoras.

El síndrome provoca que los dedos de manos y pies se tornen blancos, rojos o azules cuando la persona siente frío. Estos cambios tricolores son resultado de las alteraciones en el flujo de la sangre a las extremidades. El síndrome de Raynaud no está asociado con ningún otro problema o enfermedad. En la mayor parte de los afectados, no pasa de ser una molestia más que una incapacidad seria. Sólo muy raramente pueden producirse consecuencias serias a largo plazo, tales como gangrena o úlceras en las yemas de los dedos.

En casos extremos, puede ser necesario llegar a la llamada simpatectomía, que consiste en cortar los nervios que controlan los vasos sanguíneos para evitar los espasmos, o el bloqueo simpático, que consiste en anular dichos nervios mediante la inyección en ellos de sustancias químicas. Este tratamiento no siempre es eficaz y hay que considerarlo un último recurso para casos muy graves.

Para evitar el síndrome de Raynaud, es esencial protegerse del frío mediante el uso de ropa adecuada, manejando bebidas frías y congelados con guantes o aislamiento adecuado, entre otros.

Pero los especialistas también apuntan que el no fumar también es muy importante, ya que la nicotina disminuye el flujo sanguíneo a la piel. Además, hacer ejercicio regularmente, ayudará a mejorar la circulación y tono de los vasos sanguíneos y a prevenir este problema.

El padecimiento de las manos frías, o síndrome de Reynaud, es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Según los especialistas en circulación, aún se desconoce la causa por la cual los vasos sanguíneos de ellas responden de forma diferente al frío a como lo hacen los vasos sanguíneos de los hombres, explican en el portal Urgente 24.