Al Banco Mundial le gusta más la sanidad privada

Todo se globaliza. También la sanidad... privada. Es lo que pretende el Banco Mundial (BM): promover políticas sanitarias de tipo privatizador y orientadas sobre todo al

Foto: Al Banco Mundial le gusta más la sanidad privada
Al Banco Mundial le gusta más la sanidad privada
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Todo se globaliza. También la sanidad... privada. Es lo que pretende el Banco Mundial (BM): promover políticas sanitarias de tipo privatizador y orientadas sobre todo al mercado en detrimento de los sistemas de salud públicos. Lo denuncia la prestigiosa revista The Lancet en su último editorial.

    Pinta un escenario en el que los ciudadanos con menos recursos económicos tendrán, también, muchos menos servicios públicos de salud y de calidad. Al PP y a buena parte del PSOE les encantará la idea. El BM parece dispuesto a reivindicar su papel de principal agencia global para el desarrollo de políticas sanitarias hasta el punto de querer relegar a la Organización Mundial de la Salud del control de enfermedades o gestión de hospitales.

    Pese a que los bancos y donativos del BM se traducen en mejoras tangibles de la salud en los países pobres, "la continuada promoción de políticas orientadas al mercado y su idea de que las atenciones sanitarias pueden reducirse a un conjunto de mercancías y servicios que se compran o venden es causa de preocupación", escribe The Lancet.

    Señala, además, que buena parte de la estrategia del Banco Mundial sigue "siendo opaca y deja muchas preguntas sin respuesta". No explica, por ejemplo, cuál debería ser el papel de las instituciones públicas en el sector sanitario y por qué principios debería regirse la adecuada combinación de actores privados y públicos.

    Asimismo, el Banco no ha respondido a la pregunta de qué pasos concretos se darán para ampliar el espacio fiscal e incrementar los presupuestos de salud de los países pobres de forma que tengan la base de recursos necesaria para proveer un servicio universal de atención sanitaria básica. "Sería irresponsable no dar la voz de alarma en vista del daño que el Banco ha causado a los sistemas de salud, de su labor de zapa de las instituciones públicas, su alergia al universalismo y a la equidad y su amor al mercado y a los incentivos económicos", advierte la revista.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios