Es noticia
Menú
La edad y el estrés influyen en la pérdida del embarazo
  1. Alma, Corazón, Vida

La edad y el estrés influyen en la pérdida del embarazo

Un estudio poblacional realizado en el Reino Unido, sobre el riesgo de aborto en el primer trimestre del embarazo, confirmó la importancia de los factores establecidos,

Foto: La edad y el estrés influyen en la pérdida del embarazo
La edad y el estrés influyen en la pérdida del embarazo

Un estudio poblacional realizado en el Reino Unido, sobre el riesgo de aborto en el primer trimestre del embarazo, confirmó la importancia de los factores establecidos, como la edad materna y el estrés. En tanto, la investigación no halló evidencia que respalde la idea popular sobre los efectos dañinos de la cafeína y el trabajo durante la gestación. En la edición de febrero de British Journal of Obstetrics and Gynaecology, el equipo dirigido por la doctora Noreen Maconochie, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, destacó que se desconoce el motivo de la mayoría de los abortos espontáneos y que muchos factores de riesgo siguen sin ser confirmados.

Los factores de riesgo bien establecidos de la pérdida del embarazo incluyen una mayor edad materna y antecedentes de abortos o infertilidad. Varios factores de riesgo conductuales y sociales se relacionaron con el riesgo de perder el embarazo, pero la evidencia es escasa. Para investigarlo, los autores encuestaron a 603 mujeres de entre 18 y 55 años, cuyos embarazos más recientes habían terminado en un aborto espontáneo después de menos de 13 semanas. El grupo de comparación incluyó a 6.116 mujeres con embarazos que superaban las 12 semanas.

El estudio confirmó los factores de riesgo establecidos, mencionados previamente, e identificó factores adicionales, como tratamientos de fertilidad para conseguir el embarazo, bajo peso antes del embarazo, beber alcohol con regularidad o en grandes cantidades, el estrés, la edad del padre y el cambio de pareja. Los factores relacionados con un menor riesgo fueron no ser madre primeriza, haber dado a luz un bebé vivo, tener náuseas durante el embarazo, tomar suplementos vitamínicos y comer pescado y frutas frescas todos los días.

Las mujeres que tuvieron náuseas y vómitos tuvieron un 70% menos de riesgo de perder el embarazo. Los investigadores no hallaron una relación entre el aborto espontáneo y el consumo de cafeína, el tabaquismo y el consumo moderado y ocasional de alcohol. Tampoco se registró una relación aparente con el nivel educativo, socioeconómico o el trabajo durante el embarazo.

Los investigadores instan a realizar más estudios, pero concluyeron que el mejor consejo para ayudar a las mujeres embarazadas a reducir el riesgo de perder el embarazo es llevar una dieta saludable, reducir el estrés y mejorar el bienestar emocional.

Un estudio poblacional realizado en el Reino Unido, sobre el riesgo de aborto en el primer trimestre del embarazo, confirmó la importancia de los factores establecidos, como la edad materna y el estrés. En tanto, la investigación no halló evidencia que respalde la idea popular sobre los efectos dañinos de la cafeína y el trabajo durante la gestación. En la edición de febrero de British Journal of Obstetrics and Gynaecology, el equipo dirigido por la doctora Noreen Maconochie, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, destacó que se desconoce el motivo de la mayoría de los abortos espontáneos y que muchos factores de riesgo siguen sin ser confirmados.