Dormir poco y roncar afectan a la habilidad mental de los niños
  1. Alma, Corazón, Vida

Dormir poco y roncar afectan a la habilidad mental de los niños

En un grupo de chicos con amígdalas y adenoides agrandados y que se sospechaba que podían tener problemas para respirar al dormir, aquellos que roncaban y

Foto: Dormir poco y roncar afectan a la habilidad mental de los niños
Dormir poco y roncar afectan a la habilidad mental de los niños

En un grupo de chicos con amígdalas y adenoides agrandados y que se sospechaba que podían tener problemas para respirar al dormir, aquellos que roncaban y dormían poco rindieron menos en ciertas pruebas mentales, indicó un estudio. Roncar puede ser un signo de apnea del sueño, que es un trastorno que obstruye las vías respiratorias durante el descanso y detiene por momentos la respiración.

Una gran cantidad de estudios sugirieron que los niños que roncan todas las noches tienen problemas de rendimiento mental, dijo el doctor Paul M. Suratt. "Nuestros resultados lo respaldan y demuestran que a los chicos que no pasan en la cama el tiempo suficiente no les va muy bien", comentó el investigador, del Centro Médicos de la Universidad de Virginia.

Los resultados del estudio, publicados en la revista Pediatrics, surgen de un estudio sobre 56 chicos de 6 a 12 años. Un registro del sueño y un dispositivo de muñeca para controlar la actividad fueron los recursos utilizados para evaluar los patrones de sueño durante seis días y noches consecutivos. La información del ronquido la proporcionaron los padres.

El séptimo día, los niños realizaron pruebas cognitivas estándares. Los chicos que pasaron unos 557 minutos en cama por noche y que no roncaron durante la noche tuvieron mejores resultados en las pruebas de vocabulario y búsqueda de similitudes que los pequeños que pasaron 521 minutos en cama y roncaron de noche, hallaron los investigadores dirigidos por Suratt.

Aunque aún falta determinar si los efectos adversos del ronquido y de la reducción de sueño se pueden extender a largo plazo, la "alteración del vocabulario y las habilidades cognitivas básicas tenderán a afectar a las personas por el resto de sus vidas", concluyó Suratt.