Dieta vegetariana sí, siempre que esté supervisada por un especialista
  1. Alma, Corazón, Vida

Dieta vegetariana sí, siempre que esté supervisada por un especialista

Lo ideal es comer de todo y en las cantidades adecuadas, sin embargo, la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN) dan la luz verde a la dieta

placeholder Foto: Dieta vegetariana sí, siempre que esté supervisada por un especialista
Dieta vegetariana sí, siempre que esté supervisada por un especialista

Lo ideal es comer de todo y en las cantidades adecuadas, sin embargo, la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN) dan la luz verde a la dieta vegetariana en cualquier etapa de la vida, siempre y cuando, eso sí, se complementen con vitamina B12 y esté bajo supervisión de un especialista.

De hecho, revisiones de grupos de expertos de las Asociaciones de Dietistas Americana y Canadiense han concluido que en la infancia, niñez y adolescencia, en el embarazo y lactancia, y también en los ancianos, la dieta vegetariana es adecuada si se suplementa de la forma apropiada.

Este tipo de alimentación se caracteriza por la exclusión de la carne, el pollo y el pescado. Los vegetarianos pueden subdividirse en: lacto-ovo–vegetarianos, que son los que consumen lácteos y huevos, y veganos, aquellos que no consumen ningún producto animal. Desde el punto de vista nutricional, son generalmente ricas en carbohidratos, ácidos grasos omega 6, fibra, carotenoides, ácido fólico, vitaminas C y E, magnesio, y son bajas en grasa saturadas y colesterol. Sin embargo, estas dietas presentan deficiencias en proteína, ácidos grasos de cadena larga -omega 3-, hierro, zinc, vitamina D y vitamina B12. Ésta se halla principalmente en alimentos de origen animal y, por tanto, sólo es posible enriquecer la dieta vegetariana con suplementos artificiales.

En el embarazo

La necesidad de nutrientes aumenta durante el embarazo y la lactancia. Según la citada organización, una alimentación lacto-ovo-vegetariana puede suplir todos los nutrientes necesarios sin tener que acudir a suplementos adicionales. Pero aquellas mujeres que excluyen todos los alimentos de origen animal necesitan consumir alimentos fortificados con vitamina B12 o tomar un suplemento de vitamina B12. Además, no hay que olvidar que es importante obtener una cantidad adecuada de calcio. Por ello, las que excluyen la leche y los productos lácteos deben ser persuadidos a consumir alimentos ricos en calcio como los vegetales de hojas verdes, tofu y sustitutos de leche fortificados con calcio. Por último, las veganas pudieran necesitar un suplemento de vitamina D si tienen poca exposición a la luz solar.

Niños y adolescentes

Las dietas vegetarianas que incluyen leche y huevos muy probablemente van a ser adecuadas para los niños, de hecho el crecimiento de los niños lacto-ovo-vegetarianos es similar al de los niños omnívoros. Sin embargo, los niños que no consumen productos lácteos deben recibir sustitutos adecuados que tiengan un contenido de proteína similar a la leche y deben ser fortificados con calcio, vitamina B12 y vitamina D.

Vegetarianos en la tercera edad

En esta etapa hay que llevar a cabo un control riguroso de la dieta por parte de un especialista en nutrición y dietética, ya que los ancianos vegetarianos pueden tener riesgo de consumir muy poca vitamina D y B12. Las deficiencias pueden disminuir las funciones cognitivas y causar anormalidades neurológicas y es bastante común en los ancianos, sean vegetarianos o no, debido a los problemas de absorción propios de esta época.