Los laboratorios hacen lobby sobre el Gobierno de Bush
  1. Alma, Corazón, Vida

Los laboratorios hacen lobby sobre el Gobierno de Bush

Que la industria farmacéutica es la que mayor presión ejerce sobre los Gobiernos es algo que está en boca de todos. Pero que tal presión aparezca

Foto: Los laboratorios hacen lobby sobre el Gobierno de Bush
Los laboratorios hacen lobby sobre el Gobierno de Bush

Que la industria farmacéutica es la que mayor presión ejerce sobre los Gobiernos es algo que está en boca de todos. Pero que tal presión aparezca detallada por escrito no resulta tan habitual. Por eso el informe del Centro para la Integridad Pública de Estados Unidos es una excepción saludada por muchos.

Sólo durante el pasado año las farmacéuticas invirtieron en esta actividad más de 107 millones de euros, el mayor gasto de todo el país. La cifra supera incluso a la de 2003, uno de los años más ajetreados en cuanto a la política sanitaria, con la aprobación por parte del Congreso de EEUU de la nueva ley de Sanidad.

Durante este ejercicio, los laboratorios gastaron unos 97 millones de euros en maniobras para 'comprar' al Ejecutivo de Bush. En los últimos siete años, esta industria ha invertido un total de más de 670 millones de euros en actividades encaminadas a presionar al Gobierno y en donaciones para campañas electorales a nivel federal y estatal, el mayor gasto realizado desde una industria para influir sobre las decisiones del ejecutivo de EEUU.

Para ello contrataron a 3.000 representantes, de los cuales más de un tercio eran antiguos funcionarios federales, para defender y promocionar sus intereses frente al Senado, el Departamento de Salud y Servicios Sociales y otros organismos oficiales.

Hacer 'lobby', término por el que se conoce esta actividad, es legal en Estados Unidos, pero desde el Centro para la Integridad Pública se preguntan de qué forma pueden afectar estas relaciones entre empresas y Gobierno al ciudadano. "Los precios de los medicamentos han crecido a la vez que la industria se ha convertido en uno de los intereses organizados más poderosos en Washington" dijo Roberta Baskin, su Directora Ejecutiva.

Por su parte, la industria farmacéutica ha calificado el informe de "parcial y unilateral", según el vicepresidente de la PhRMA (Investigadores y Fabricantes Farmacéuticos de América). Desde 1998, los que más se han beneficiado de estos donativos han sido los políticos republicanos, y a la cabeza de ellos el presidente George W. Bush, que ingresó 668.339 euros procedentes de las farmacéuticas, la mayor parte de ellos de donaciones individuales. Entre los demócratas destaca el senador y candidato a la presidencia John Kerry, que recibió 255.379 euros.