"Rebajad la intensidad de las noticias". La historia de una crisis (y de un Gobierno que la niega)
  1. 20 aniversario
20 ANIVERSARIO EL CONFIDENCIAL

"Rebajad la intensidad de las noticias". La historia de una crisis (y de un Gobierno que la niega)

Con motivo de su 20 aniversario, El Confidencial publica 20 artículos sobre sus exclusivas más emblemáticas. Detrás de cada una de ellas hubo una gran historia. Si quieres ayudarnos a seguir publicando este tipo de noticias, suscríbete

placeholder Foto: Imagen: Irene de Pablo | EC Diseño.
Imagen: Irene de Pablo | EC Diseño.

El 15 de septiembre de 2008 fue un día muy especial para El Confidencial. El periódico era todavía menor de edad -siete años se cumplían desde su nacimiento-, pero aquella jornada pasó a la historia porque un símbolo del capitalismo financiero, Lehman Brothers, se desplomó como si lo hubiera hecho el Empire State Building en medio de la Quinta Avenida atestada de viandantes.

No era, por supuesto, una exclusiva de El Confidencial, pero el estrépito que produjo su caída, la mayor quiebra de la historia, abrió un antes y un después en el periódico y, probablemente, en el capitalismo moderno. Este diario había nacido con una vocación claramente económica y empresarial. Y era, además, digital. Justamente los dos ingredientes que le hacían casi único en el panorama de los medios de comunicación. De ahí la importancia de la noticia de la agencia Efe, publicada, por cierto, a las 8:10 de la mañana, es decir, justo en el momento de mayor índice de lectura y cuando las bolsas europeas estaban a punto de abrir.

En aquel tiempo, los albores del periódico, El Confidencial no contaba con corresponsal en Nueva York, pero esas limitaciones se compensaban con la agenda de los periodistas especializados en mercados y con una atenta lectura de documentos e informes que normalmente pasan desapercibidos. Hoy es normal encontrar en los periódicos estadísticas sobre la evolución del precio de la vivienda o sobre los diferenciales de prima de riesgo, pero aquellos días en los que la economía crecía por encima del 5% y todo iba sobre ruedas, solo se prestaba atención a las Bolsas (el desempleo llegó a situarse por debajo del 8%).

Este periódico, por ejemplo, fue el primero que destacó que la prima de riesgo con Alemania, que llegó a ser negativa antes de la crisis de 2008, se había dado la vuelta, lo que significaba, ni más ni menos, que los inversores empezaban a desconfiar de la economía española. Recuerdo una llamada de un veterano periodista económico, que por entonces trabajaba desde Londres para Financial Times, dando poca relevancia a la noticia debido a que en una unión monetaria los diferenciales de prima de riesgo eran irrelevantes, por cierto, la misma tesis que defendía por aquellos tiempos Pedro Solbes en el Congreso. No hace falta recordar lo que sucedió años después, cuando superó ampliamente los 600 puntos básicos y España estuvo al borde de la intervención de los ‘hombres de negro’.

Fue en aquel momento cuando se sucedieron las llamadas del Banco de España y del Ministerio de Economía para rebajar la "intensidad de las noticias" y tratar de mostrar que, en realidad, era un asunto de "especuladores", como llegó a decir el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. No fue fácil mantener el rigor periodístico en un contexto en el que se hablaba de "bonos patrióticos" y en que se animaba a la población a consumir para hacer país.

Nos llamaron del Ministerio de Economía para rebajar la "intensidad de las noticias" y tratar de mostrar que era un asunto de "especuladores"

En enero de 2008, este periódico publicó en exclusiva que el Banco de España se había desprendido de la tercera parte de sus reservas de oro. Era una operación extraña porque se hacía coincidiendo con un aumento de los precios (el oro siempre es un valor refugio), pero había que informar de ello. Los datos eran elocuentes. Al comenzar 2007, el volumen de reservas de oro en poder del Banco de España ascendía a 13,4 millones de onzas, pero al acabar el año ya solo quedaban 9,1 millones de onzas. El 1 de enero de 2007 la onza cotizaba en el entorno de los 630 dólares y un año más tarde marcó un cambio de 880,5 dólares con una clara tendencia al alza. Hoy se sitúa en casi 1.900 dólares. La noticia se publicó tras contrastar con varias fuentes financieras tan extraña operación, que no fue desmentida, pero sí ninguneada como si se tratara de un asunto menor.

Es verdad que todos los grandes diarios de papel tenían una página web con nutridas secciones de economía pero, sin apenas teléfonos inteligentes que permitieran navegar, nadie apostaba de una manera clara por internet. Era más rentable seguir cebando el papel. Sin embargo, en ese momento lo que buscaban los lectores no eran noticias del día anterior, que era lo que podían ofrecer los periódicos impresos. Sino en tiempo real. Al momento.

Foto: nacho-cardero-aniversario-el-confidencial-bra

Hablamos de la mayor crisis financiera desde 1929, lo que da idea del interés que tuvo la noticia para los lectores. Solo un periódico como El Confidencial -digital y especializado en economía- podía dar respuesta a las miles de preguntas que se hacían por entonces los lectores. ¿Qué son las hipotecas subprime?, ¿qué son los CDS o los CDO?, ¿qué es la prima de riesgo?, ¿qué es un un swap en divisas? Y, lo que es más importante, ¿cómo afectará el estallido de la burbuja de crédito en la economía española? En ese momento España estaba altamente endeudada y navegando a lomos de una formidable burbuja inmobiliaria que este periódico había identificado (y casi anunciado) con anterioridad. Desde luego, antes de que se desplomara con inusitado estruendo Lehman Brothers. Y es que el periodismo de investigación no es solo cazar escándalos, sino también identificar sucesos que a la larga pasan factura.

Muchas preguntas y muchas respuestas que El Confidencial, gracias a su especialización económica, venía ya ofreciendo desde 2006 y con más claridad en 2007. Se venía venir por algunas pequeñas quiebras de fondos de inversión (y la salida de la banca del negocio inmobiliario) que daban señales inequívocas de que algo muy grave asomaba en el horizonte.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
20 aniversario de El Confidencial Crisis financiera
El redactor recomienda