UN DÚPLEX DE 700 METROS Y PISCINA

El ático más caro de la España de la burbuja, a subasta por 5 millones de euros

En 2005 salía a la venta el piso en altura más caro del país. Un ático dúplex de 700 metros cuadrados situado en López de Hoyos 3. Por él se pedían seis millones de euros

Foto: Salamanca Class.
Salamanca Class.

Corría el año 2005. El mercado inmobiliario español se encontraba en plena ebullición, en pleno auge, a apenas dos años del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Eran años de caviar y champán, cuando los precios de las viviendas alcanzaban cifras de infarto. Aquel año salía a la venta el piso en altura más caro del país. Un ático dúplex de 700 metros cuadrados situado en el número 3 de la calle López de Hoyos, en pleno barrio de Salamanca, una de las zonas más cotizadas para vivir de Madrid.

El inmueble en cuestión formaba parte de la promoción 'Salamanca Class' y por él llegaron a pedirse seis millones de euros. Mil millones de las antiguas pesetas. Su presentación en sociedad fue a lo grande, en el Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), donde, sin duda, acaparó todos los flashes. Grupo Mall, propietario de la promoción esperaba venderlo en la misma feria...

Tres años más tarde, en 2008, con la burbuja recién estallada, el ático seguía sin encontrar comprador, tal y como informó en su día El Confidencial. Y no solo eso, sino que uno de los pisos de la misma promoción llegó a venderse, incluso, a precio de coste. El crash inmobiliario comenzaba a asomar sus orejas.

El inmueble en cuestión formaba parte de la promoción 'Salamanca Class' y por él llegaron a pedirse seis millones de euros en 2005

"Solo nos quedan cinco unidades de 17 por vender”, llegaron a asegurar a este diario portavoces oficiales de la compañía asturiana que comercializaba las viviendas a través su sociedad InmOptions, declarada en concurso de acreedores en 2010. Ni el mencionado ático ni su gemelo en el bajo (otro dúplex de 700 metros y de características muy similares) encontraron comprador. Las botellas de champán empezaban a coger polvo en el desván.

Ahora, doce años después, estas dos viviendas, las más grandes del edificio, vuelven a ser noticia después de que el Juzgado de lo Mercantil número 10 de Madrid haya decidirlo sacarlas a subasta dentro del procedimiento de ejecución hipotecaria instado por Banco Castilla la Mancha (Liberbank) a quien el propietario de estas dos viviendas, Desarrollos Almaguer -actualmente en concurso de acreedores-, adeuda más de siete millones de euros. Por ellos, la entidad podría llegar a ingresar hasta 10,6 millones.

Según los datos de subasta del ático, no hay puja mínima, si bien, el valor de subasta es de 5,1 millones de euros (5.144.242,60 euros es la hipoteca que recae sobre esta propiedad). Por lo que respecta al bajo, tampoco hay puja mínima, mientras que el valor de la subasta ha sido fijado en 5,5 millones de euros (5.524.534,40).

López de Hoyos, 3. Madrid.
López de Hoyos, 3. Madrid.

A 8.500 euros el metro cuadrado

Hace diez año, tanto el precio como las dimensiones y prestaciones del ático quitaban el hipo. Sus 700 metros cuadrados se distribuyen en dos alturas. Salvo que se hayan hecho modificaciones, originariamente, la planta inferior constaba de 500 metros cuadrados, con un salón de setenta metros cuadrados, tres suites, una zona para el servicio doméstico y una terraza de 130 metros cuadrados. Y en el nivel superior, sus 200 metros cuadrados, daban cabida a una piscina, un jardín privado y un 'solarium'.

Los seis millones de euros que Grupo Mall intentó obtener por dicha vivienda habrían supuesto un máximo histórico en 2005. A razón de 8.500 euros el metro cuadrado, superando en 1.300 euros el precio máximo de venta pagado nunca por una vivienda en altura en Madrid. Hoy en día, por su ubicación, en pleno barrio de Salamanca, los expertos consultados calculan que podrían llegar a pagarse hasta 8.000 euros el metro cuadrado, unos 5,6 millones de euros. Es decir, difícilmente se logrará alcanzar los seis millones de euros pretendidos hace más de una década.

"Es una buena zona, pero no la más emblemática del barrio de Salamanca como la Puerta de Alcalá o Serrano. Es una buena ubicación, pero no la mejor", comenta a El Confidencial un experto en promociones de lujo en Madrid con más de veinte años en el sector a quien tampoco extrañaría que la subasta pudiera quedar desierta por la falta de publicidad en torno a dicho procedimiento. De ser así, los inmuebles podrían pasar a manos de Banco de Castilla la Mancha, es decir, se los adjudicaría a un 60% del valor de tasación.

No obstante, éste es solo uno de los supuestos, puesto que sí podría haber postores. Tal y como explican desde el portal de subastas inmobiliarias Addmeet, "en el caso de que concurran postores pueden darse varios escenarios. Si pujan por encima del 70% del valor de tasaión se aprobará el remate al mejor postor, mientras que si la puja se sitúa por debajo del 70% del valor de tasación, el ejecutado (en este caso Desarrollos Almaguer) dispondrá de 10 días para encontrar un tercero que mejore la postura por encima del 70%. En caso contrario, el banco podrá solicitar la ejecución por un 70% (60% en caso de vivienda habitual). Si no es así, se adjudicará el bien al postulante cuya puja haya superado el 60%, o de no ser así, supomga saldar la deuda pendiente.

En la actualidad, en plena recuperación del mercado residencial en Madrid, y en particular el mercado de lujo, está por ver cuánto dinero están dispuestos a pagar las empresas o grandes fortunas por este capricho inmobiliario. Para que nos hagamos una idea, la vivienda en altura más cara vendido jamás en Madrid se ubica en en Lagasca 99 (proyecto antes conocido como Juan Bravo 3), donde se ha llegado a pagar 13 millones de euros un piso de 800 metros (16.250 euros el metro cuadrado). También en Serrano 7 se alcanzaron mázimos. Por los 600 metros cuadrados de su ático se pagaron 9 millones de euros (15.000 euros el metro cuadrado, casi el doble de lo que podría pagarse en López de Hoyos).

Una promoción con diez años de vida

La historia de esta promoción se remonta a 2004. Aquel año, Grupo Mall adquirió el solar de 620 metros cuadrados donde en la actualidad se levanta el edificio. Pagó por él 21,7 millones de euros a Peabody, el fondo inmobiliario de JP Morgan. Un año antes, en 2003, el fondo se lo había comprado a Dresdner Bank por 26 millones de euros, un importe que incluía, eso sí, un edificio de oficinas y un palacete de 1879, ambos anexos al terreno. Un negocio redondo para el fondo, que logró embolsarse solo por el solar 35.000 euros por cada metro cuadrado. El importe final del proyecto alcanzó los 45 millones de euros.

Sobre este solar, Grupo Mall levantó un edificio de ocho alturas y veinte viviendas entre 95 y 700 metros cuadrados, con un precio mínimo de venta de un millón de euros que, en su día, fueron muy codiciadas entre las grandes fortunas del país. La promoción, con el sello del estudio Bueso - Inchausti & Rein Arquitectos, fue pionera con amplias dotaciones en las zonas comunes: piscina climatizada, gimnasio y sauna, circuito cerrado de seguridad por videocontrol y 40 plazas de garaje.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios