EXCLUIDOS DEL ARBITRAJE DEL GOBIERNO

Si firmó con el banco para quitar la cláusula suelo, no podrá recuperar todo su dinero

Las soluciones extrajudiciales de las cláusulas suelo dejan fuera a los que han firmado un acuerdo con el banco a cambio de no reclamar. Y lo tendrán difícil en los tribunales

Foto: Foto: Corbis.
Foto: Corbis.

Una de las grandes cuestiones olvidadas de la solución para las cláusulas suelo es si la sentencia del Tribunal de la UE que concede la retroactividad total se aplica a los afectados que han firmado un acuerdo con el banco en el que se comprometen a no reclamar. En principio, este colectivo está excluido de las soluciones extrajudiciales que ha planteado el Gobierno y, aunque siempre tiene la vía de los tribunales, esta se presenta complicada y larga. Y eso es crucial para el sector, puesto que aliviará muchísimo la factura de la devolución de estas cláusulas.

Este caso es muy habitual: un cliente con cláusula suelo que reclamó al banco su eliminación y al que este le ofreció un acuerdo por el que se la quitaba a cambio de elevar el diferencial de su hipoteca respecto al euríbor o, si el acuerdo es más reciente, a cambio de cambiarla por un tipo fijo. En ambos casos suponía una importante reducción de la letra mensual, aunque no tanta como la que habría implicado la eliminación directa del suelo; algo que los bancos justifican porque, cuando se le concedió la hipoteca, el tipo de interés habría sido más alto si no hubiera tenido esa cláusula.

Manifestación de afectados por las cláusulas suelo en Valladolid. (EFE)
Manifestación de afectados por las cláusulas suelo en Valladolid. (EFE)

Ahora bien, este acuerdo tenía un añadido por el que el cliente se comprometía a no reclamar nada más al banco por esta cláusula ni a acudir a los tribunales. Es más, en muchos casos este cambio se hizo mediante una novación del préstamo con escritura pública. Y ahora que Luxemburgo declara la retroactividad total de estas cláusulas cuando sean declaradas nulas, este compromiso los deja fuera, en principio, de cualquier solución para recuperar el dinero pagado de más.

Según confirman fuentes conocedoras de las negociaciones de la solución extrajudicial que el Gobierno quiere pactar con PSOE y Ciudadanos, el borrador de código presentado la semana pasada dejaba fuera a los hipotecados que hubieran renegociado con el banco. "Si has llegado a un acuerdo y te has comprometido a no reclamar, ahora no tienes nada que hacer. Tendrías que haber esperado a la sentencia de Luxemburgo para hacerlo", explica una de estas fuentes. Como adelantó El Confidencial, este código ha sido descartado y sustituido por una mediación obligatoria que, 'a priori', también los excluye, aunque el texto definitivo todavía no está redactado; será aprobado el viernes 13 de enero.

Los bancos han firmado acuerdos en masa

Esta circunstancia es de la máxima importancia puesto que los bancos han utilizado masivamente la vía de los acuerdos individuales para reducir su exposición a las cláusulas suelo por temor a lo que finalmente ha ocurrido: que la justicia europea decretase la retroactividad total. Prueba de esta actividad frenética es que Liberbank ha reducido el importe de sus hipotecas con cláusula de 2.500 millones de euros en 2015 a 1.200 en la actualidad, y BMN ha sido aún más agresivo: ha pasado de 2.600 a 730 millones. Unicaja también cita las renegociaciones como la principal causa de que su exposición se haya reducido a 4.500 millones desde niveles que superaron los 7.000 millones (y según algunas fuentes, llegaron a 9.000).

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, (i) saluda al presidente de BMN, Carlos Egea. (EFE)
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, (i) saluda al presidente de BMN, Carlos Egea. (EFE)

Es decir, el impacto de la devolución de las cláusulas suelo se ha reducido notablemente gracias a estos acuerdos. Y a la inversa, si finalmente los que firmaron estos compromisos tuvieran derecho a recuperar el dinero, el problema sería muchísimo más grave. Ni las cifras individuales de impacto ofrecidas por las entidades ni los 4.000 millones que calcula en total el Banco de España incluyen a este colectivo.

La vía judicial, muy complicada

Entonces, ¿qué vía les queda a estos afectados si quieren reclamar? Únicamente la judicial, pero esta también será complicada y, además, llevará mucho tiempo. Un experto en la materia explica que "aparte de que el banco cuenta con un contrato legal firmado por él, el afectado tiene que convencer al tribunal de que anule una cláusula abusiva que le impide reclamar la nulidad de otra cláusula abusiva. Si consigue que le den la razón en lo primero, tendrá que volver a pleitear por lo segundo".

No obstante, algunos tribunales de primera y segunda instancia ya han considerado que las renuncias a reclamar son abusivas y hay otros expertos que plantean que hay que estudiar cómo se han redactado y firmado en cada caso, porque en algunos bancos sí puede haber materia para la nulidad. Ahora bien, después de la experiencia de las cláusulas suelo, las entidades se han curado en salud: en muchos casos el cliente ha tenido que redactar de su puño y letra esta renuncia a las acciones legales o un documento en el que asegura que comprende los efectos de la misma y los acepta voluntariamente.

En todo caso, será el Supremo el que lo decida caso por caso, como en las propias cláusulas suelo o en los gastos de formalización de las hipotecas. Otra de las cuestiones pendientes que debe resolver el Alto Tribunal es si las entidades que ya han sido condenadas y han devuelto lo cobrado indebidamente hasta mayo de 2013 deben aplicar también la retroactividad total, ya que hay cientos de miles de afectados en esta situación.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios