POR INCUMPLIR EL PLAN GENERAL

Carmena tumba de nuevo el proyecto más polémico de cooperativas de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a decir no a la propuesta de los cooperativistas de la gestora Ibosa para levantar 443 viviendas sobre las cocheras de Cuatro Caminos

Foto: Foto: Salvador Fenoll Bernabéu.
Foto: Salvador Fenoll Bernabéu.

El Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a decir no a la propuesta de los cooperativistas para levantar 443 viviendas sobre las cocheras de Cuatro Caminos. Es la segunda negativa del consistorio que preside Manuela Carmena, ya que el pasado mes de mayo también tumbó la propuesta presentada por la Sociedad Cooperativa Metropolitan y Metro de Madrid. El argumento del ayuntamiento vuelve a ser el mismo: el proyecto para soterrar las cocheras y poder levantar las viviendas incumple el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid.

En una nota, el consistorio explica que "en las condiciones contempladas, el proyecto no podrá obtener el permiso municipal", y asegura que ha comunicado esta decisión a las citadas entidades, tras la reunión mantenida esta misma mañana con representantes de las mismas. Esta nueva negativa pone contra las cuerdas a casi medio millar de cooperativistas, puesto que el próximo 17 de diciembre se cumplen los seis meses de prórroga que Metro de Madrid les concedió para abonar 23 millones de euros por la compra de los suelos donde estaba previsto que se levantaran las viviendas.

A finales de 2014, los cooperativistas compraron a Metro de Madrid los terrenos situados en Cuatro Caminos por 88 millones de euros, de los cuales ya habían desembolsado 45 y ahora debían abonar otros 40 millones. El siguiente pago debía haberse producido el pasado mes de junio pero, ante la falta de aprobación del plan parcial que pudiera sacar adelante la construcción de las viviendas, la Comunidad de Madrid dio a los cooperativistas —que se negaban a pagar la cantidad restante antes de la aprobación de dicho trámite urbanístico— seis meses más para abonar el siguiente pago de 23 millones de euros.

El proyecto no ha superado las objeciones técnicas referidas a las cocheras y a su soterramiento

Según explica el Ayuntamiento de Madrid, "una vez estudiada por los servicios técnicos la citada propuesta alternativa presentada al ayuntamiento por ambas entidades, los servicios técnicos municipales han determinado que la nueva propuesta no resuelve las deficiencias ya detectadas en la propuesta anterior: las cocheras incumplen la condición de situarse bajo rasante y la de ofrecer la máxima permeabilidad peatonal entre el parque y las calles perimetrales, condición expresamente establecida por el Plan General".

Señala que "la nueva propuesta plantea rebajar en un metro la cota de la cara superior del forjado de techo de las cocheras respecto al proyecto presentado en el mes de mayo, que sobresalía entre tres y siete metros sobre el nivel de calle. También plantea suprimir la prolongación de la calle Esquilache ampliando la zona verde prevista. Según la citada propuesta, en los frentes de las cocheras, la cara superior del forjado de techo se situaría a una distancia inferior a 150 cm respecto de la rasante de la acera o terreno en contacto con la edificación, solo en los frentes a Reina Victoria y en el tramo norte de la calle Esquilache. Para los demás tramos del perímetro, esa distancia es superior a 150 cm, llegando a casi cinco metros, lo que, sumado a la capa vegetal necesaria para garantizar un mínimo de condiciones de vegetación de la zona verde, haría que la zona verde planteada estuviera casi hasta a seis metros de altura respecto al nivel de calle".

[Álbum de fotos de las cocheras de Madrid]

Foto: Salvador Fenoll Bernabéu.
Foto: Salvador Fenoll Bernabéu.

Ahora está por ver cuál será el siguiente movimiento de los cooperativistas y de Metro de Madrid, que podría verse obligado a devolver el dinero ya pagado por los cooperativistas. De hecho, el pliego de condiciones de enajenación de las cocheras de Cuatro Caminos recogía qué pasaría si los cooperativistas no pagan finalmente a Metro de Madrid.

"Si el Plan Parcial de Reforma Interior, o instrumento de planeamiento requerido por la Administración, no puede contemplar en sus justos términos el proyecto de ejecución elaborado por Metro de Madrid, este podrá optar por modificar el proyecto de ejecución para adaptarlo al instrumento de planeamiento o resolver el presente contrato, con devolución al adjudicatario de la fianza y del pago al contado efectuado, más el interés legal del dinero".

Es decir, las cocheras volverían a ser propiedad de la empresa pública, que devolvería los 45 millones además de la fianza, tal y como aparece en el pliego de condiciones y según han confirmado fuentes de Metro a este diario.

Los cooperativistas tomarán medidas legales

Tras conocer la noticia, los cooperativistas hanemitido un comunicado en el que dicen que van a “luchar por sus viviendas” y que iniciarán en breve la interposición de medidas legales contra el consistorio. "Estamos absoluta y tristemente sorprendidos tras ser informados de que nuestro proyecto de viviendas va a ser archivado por considerar que no cumple. En concreto, el Ayuntamiento solicita ahora nuevos y dramáticos requerimientos que hasta la fecha no habían sido concretados por su parte y completamente inasumibles por parte de Metro, según éste nos ha manifestado”. 

Cooperativistas con pancartas en la última comisión de Urbanismo. Foto: E.S.
Cooperativistas con pancartas en la última comisión de Urbanismo. Foto: E.S.

“Nuestra situación es de completa perplejidad, ya que el proyecto volvió a presentarse en el mes de octubre incorporando los ajustes y requerimientos que previamente solicitó el Ayuntamiento, y que habíamos consensuado en todo momento en la mesa técnica que tuvo lugar de forma conjunta con Metro de Madrid y técnicos del Ayuntamiento".

Una docena de cooperativistas se presentaron en la última comisión de Urbanismo del Ayunamiento de Madrid con pancartas en las que pedían que sus viviendas salieran adelante. La preocupación de muchos de ellos es más que evidente, especialmente si tenemos en cuenta las importantes cantidades de dinero que han desembolsado hasta la fecha. Cifras que, en el peor de los casos, supera los 400.000 euros

Antecedentes

La Cooperativa Residencial Metropolitan, que gestiona el Grupo Ibosa, presentó en abril de 2016 una iniciativa de planeamiento para el área. A través de los servicios técnicos del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, en el mes de mayo se propuso al pleno municipal la desestimación de la iniciativa formulada por la citada cooperativa, dado que se incumplía uno de los objetivos señalados en el Plan General en lo relativo a la “eliminación en superficie” y “soterramiento de las cocheras de la Compañía Metro de Madrid".

El pliego de condiciones de enajenación de las cocheras recoge qué pasaría si los cooperativistas no pagan finalmente a Metro de Madrid

El pleno del ayuntamiento resolvió no aprobar la desestimación de la iniciativa, de forma que no fue adoptado acuerdo expreso ni de estimación ni de desestimación, siendo devuelto el expediente a los servicios técnicos. Posteriormente, y con el fin de clarificar el alcance de las determinaciones incumplidas, tanto con la cooperativa como con su gestora y la propia compañía Metro de Madrid, los servicios técnicos municipales han mantenido dos reuniones de carácter técnico, celebradas los días 28 de julio y 19 de octubre.

En estas reuniones se clarificaron técnicamente las condiciones para garantizar el cumplimiento del Plan General en relación a las cocheras y su soterramiento, en el sentido de la necesidad de garantizar que las soluciones de urbanización permitieran la máxima permeabilidad peatonal, mediante la adecuación de las rasantes de la zona verde y las calles que la delimitan, una situación que debía resolverse en referencia a la normativa de permeabilidad.

Piden ayuda al Defensor del Pueblo

El pasado viernes, antes de conocer esta nueva negativa, la cooperativa envió una carta al Defensor del Pueblo para solicitar ayuda y apoyo ante "la falta de respuesta y situación de bloqueo del expediente". En ella, solicitaban que "interceda por las 443 familias que forman la cooperativa y que solicite a la Administración que desbloquee el expediente y sea sometido nuevamente a pleno, proponiendo la estimación de la iniciativa para el desarrollo urbanístico del proyecto".

Asimismo, han señalado que "llevan más de dos años luchando por el proyecto", al tiempo que han denunciado que "solo han tenido impedimentos por parte de la Administración", lo que ha llevado a "una situación de bloqueo e incertidumbre para las familias".

Voluntad municipal

Desde el consistorio, insisten en que la situación generada por los dos proyectos presentados hasta la fecha hace imposible el desarrollo del ámbito tal y como está planteado: por un lado, por incumplir el Plan General, y por otro, por abocar a los cooperativistas a una posible situación de indefensión jurídica en el caso de que algún agente interesado pudiera presentar un recurso contra un proyecto que no se ajuste a la legalidad.

"El Ayuntamiento de Madrid, por tanto, como no puede ser de otra manera, defiende los intereses de los cooperativistas durante todo el proceso del desarrollo, incluido las situaciones que podrían producirse en el futuro tal y como está planteado el proyecto ahora. Partiendo de estos principios, el ayuntamiento reitera una vez más su voluntad de impulsar el desarrollo del ámbito, si la propuesta que pudieran presentar en el futuro los agentes gestores del mismo cumple con las determinaciones del Plan General, dado que el consistorio debe velar para que las normas urbanísticas que rigen para todos los madrileños se cumplan en todos sus términos y en todos los ámbitos de la ciudad, y estén exentas de posibles reclamaciones vía judicial, como ha venido sucediendo en los últimos años en distintos ámbitos de la ciudad", concluyen.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios