más de 70.000 afectados en españa

'Wonder Woman' llega a Bruselas para exigir la prohibición de las hipotecas multidivisa

En España, se calcula que hay más de 70.000 préstamos multidivisa. Una cifra que, aunque no supone un riesgo sistémico para la banca, sí resulta muy significativa

Foto: Patricia Suárez, 'Wonder Woman' en redes sociales.
Patricia Suárez, 'Wonder Woman' en redes sociales.

Ha aterrizado en Bruselas con un objetivo claro, conseguir que la Unión Europea (UE) prohíba la comercialización de hipotecas multidivisa. Patricia Suárez, conocida en redes sociales como Wonder Woman, e impuslora de la Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN, antes Asuapedefin), lleva más de un lustro peleando contra la banca y sus abusos.

Inició su particular batalla contra Bankinter y la comercialización entre miles de hipotecados de los denominados 'swaps', pero su cruzada se ha extendido al conjunto del sector financiero y a la defensa de miles de afectados de hipotecas multidivisas, preferentes y estructurados. Un activismo que ha llevado también a Patricia Suárez a extrapolar su lucha nacional al plano internacional.

Su primera parada es Bruselas, donde hoy participa en unas jornadas dedicadas a los problemas de los consumidores financieros europeos organizada por el Comité Económico y Social Europeo (CESE). Un evento en el que junto a otras asociaciones europeas pedirá no solo una solución para los afectados de hipotecas multidivisa, sino que exigirá la prohibición de la comercialización de este tipo de productos para perfiles minoristas en Europa, tal y como ha sucedido ya en otros países como Australia en los 80, Nueva Zelanda en los 90 o Islandia hace apenas unos años.

En España, se calcula que hay más de 70.000 hipotecas multidivisa. Una cifra que, aunque no supone un riesgo sistémico para el sistema financiero (apenas representa un 1% respecto a las hipotecas vivas concedidas), sí resulta llamativa puesto que se trata de más de 70.000 familias que han visto cómo lo que en un principio parecía un préstamo indexado en una divisa extranjera (yenes o francos suizos) lleno de ventajas, se transformaba en la peor de sus pesadillas. Familias que han visto cómo la deuda con el banco, en lugar de menguar mes a mes, crecía sin freno, en algunos casos, hasta duplicarse, con consecuencias nefastas. Familias al borde de la ruina, desahucios y millonarias deudas pendientes con el banco.

"Son demasiadas las familias que han perdido sus casa por culpa de estos productos", explica Patricia Suárez desde Bruselas a El Confidencial. "En Polonia, por ejemplo, donde se han comercializado en torno a medio millón de hipotecas multidivisas, es decir, donde dos de cada tres familias contrató este tipo de productos, se ha obligado a la banca s convertir el préstamo a euros y, aunque los afectados no han recuperado el dinero que han estado pagando de más, al menos ya no van a perder más dinero. En España, por el contrario, el problema se ha judicializado lo cual no resuelve el problema de los afectados sino que lo alarga en el tiempo. Muchas de las hipotecas se comercializaron entre 2005 y 2008, por lo que para muchas de las familias afectadas ya es demasiado tarde".

Patricia Suárez, la tercera por la derecha.
Patricia Suárez, la tercera por la derecha.

En el terreno judicial, la balanza parecía inclinarse del lado de la banca a principios de 2014, pero en junio de 2015, el Tribunal Supremo dio definitivamente la razón a los afectados al sentar las bases para que defendieran sus intereses y solicitasen la nulidad de los efectos abusivos de las mismas al calificar a estos productos como derivados financieros.

En la práctica esto ha supuesto que los bancos están sujetos a los deberes de información exigidos por la Ley del Mercado de Valores, otorgando, en definitiva una mayor protección a los consumidores. Desde entonces, la avalancha de reclamaciones ante los tribunales no ha cesado aunque, según destaca Patricia Suárez, aún son miles los afectados que no han iniciado acciones judiciales.

Foto: ASUFIN.
Foto: ASUFIN.

"El denominador común es que los clientes contrataron una hipoteca multidivisa porque se les ofrecía un tipo de interés ventajoso, pero sin que se les informara o comprendieran el riesgo de tipo de cambio que conllevaban este tipo de productos", señala Suárez quien asegura que "el riesgo podría limitarse otorgando al consumidor el derecho a convertir la moneda del contrato de crédito o incluyendo límites máximos o advertencias de riesgo".

Más de un millón de afectados en Europa

ASUFIN no estará sola en Bruselas. También participarán las asociaciones de otros países donde la comercialización de hipotecas multidivisa ha sido masiva como Grecia, Rumanía, Polonia e Italia. Estos tres últimos van de las asociaciones de usuarios financieros mano de Parakletos, Pro Futuris y Tuconfin. “Solamente en Polonia hay medio millón de afectados y en Rumanía, unos 200.000 hipotecados multidivisa. Es decir, en torno a un millón solo en estos cinco países, incluyendo a España. Pero la cifra, si la hacemos extensible a toda Europa, es muy superior", señala 'Wonder Woman' quien adelanta que "desde ASUFIN estamos promoviendo la unión entre las principales asociaciones de cada país para formar una organización a nivel europeo. La finalidad es luchar desde el ámbito nacional así como europeo y comunitario y erradicar este tóxico producto".

Solo entre España, Grecia, Italia, Rumanía, Grecia y Polonia hay más de un millón de afectados

Según datos de ASUFIN, en 2007 había en la zona euro 238.000 millones en préstamos en francos suizos comercializados por entidades financieras de Austria, Alemania, Francia y Luxemburgo, que aglutinaban más del 80% de este volumen. A esta cifra había que sumar otros 122.000 millones en otros países europeos procedentes de bancos de Polonia, Hungría, Gran Bretaña e Islandia, responsables del 90% de los préstamos. En 2011, Hungría, Bulgaria y Rumanía concentraban más de un 60% de préstamos en moneda extranjera.

ASUFIN cuenta con dos mil socios, aproximadamente mil de los cuales son afectados por hipotecas multidivisa. Calcula que ha interpuesto cerca de un tercio de las demandas en España y, hasta ahora, ha conseguido 39 sentencias a favor y solo 8 en contra de los afectados. Además, acaba de presentar una demanda colectiva por este tipo de producto que afecta a unos 25.000 clientes de Bankinter y que está pendiente de ser admitida o no a trámite.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios