Viernes, 7 de junio de 2013

CONDICIONES MUY RESTRICTIVAS

Los dos últimos suicidios no se habrían evitado con el decreto antidesahucios del Gobierno

Los dos últimos suicidios no se habrían evitado con el decreto antidesahucios del Gobierno
10
Enviar
44
49
 
0
Menéame
Imprimir

Miguel Ángel Domingo tenía 53 años. Era soltero y tenía un pequeño comercio de prensa, revistas y libros, junto a la frutería de su hermano. El 25 de octubre se ahorcó. El mismo día en el que iban a ejecutar el desahucio de su vivienda.

Amaia Egaña también tenía 53 años. Estaba casada y tenía un hijo de 21 años. Saltó al vacío desde la ventana de su casa el pasado 9 de noviembre. El mismo día que iban a echarla de su vivienda. Trabajaba desde hace cerca de 30 años en la empresa de transporte interurbano vizcaína (Bizkaibus), donde era responsable de recursos humanos. Su marido también tenía trabajo.

Dos trágicos sucesos en menos de un mes que han reavivado la indignación social en torno al drama de cientos de familias que se encuentran a punto de perder sus viviendas y que han aumentado la presión sobre la clase política a la que urgen a tomar medidas contundentes para poner freno a esta situación.

Esas medidas urgentes, que ahora deben plasmarse en el BOE, han cobrado forma bajo un Real Decreto-Ley, cuyo contenido dio ayer a conocer el Gobierno. Ni Amaia ni Miguel Ángel hubieran podido frenar el desahucio de su vivienda. Su 'perfil' no encaja dentro "los colectivos de mayor vulnerabilidad".

Según el Decreto, se entiende por 'familias vulnerables' aquellas cuya renta no supere 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), lo que supone unos 1.600 euros al mes y 19.200 euros al año; en las que se haya producido una alteración significativa de las circunstancias económicas, es decir, cuando la carga hipotecaria se haya multiplicado, al menos, por un 1,5% en los últimos cuatro años; en las que la cuota hipotecaria supere el 50% de los ingresos netos y en los que se trate de un crédito garantizado con hipoteca sobre la única vivienda en propiedad.

Pero además de todo esto, debe tratarse de familias numerosas, o con algún menor de 3 años a su cargo, familias monoparentales con dos hijos a su cargo o con alguna persona en situación de incapacidad para trabajar o discapacidad superior al 33%, personas en paro o que hayan agotado sus prestaciones de desempleo o víctimas de la violencia de género.  

Un Decreto tan restrictivo como el Código de Buenas Prácticas de la banca

Una retahíla de condiciones que hace temer a los expertos que vayan a dejar fuera a muchos afectados, tal y como sucedió con el Código de Buenas Prácticas de la banca, cuyo fracaso han reconocido desde el Gobierno y en cuya elaboración se fijaron exclusivamente criterios económicos para considerar si una persona está en riesgo de exclusión social, sin tener en cuenta que ser mayor de 65 años o tener una discapacidad pudiera agravar la situación.

"El Gobierno ha cedido a la presión de la banca y se está excluyendo a la mayoría de los afectados", aseguraba ayer en RTVE Ada Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). "Una persona o familia vulnerable es toda aquella que puede perder su vivienda. No por capricho, sino por situación de necesidad sobrevenida y acreditada. ¿Una familia a punto de perder su vivienda con un hijo de 4 años no es vulnerable?", se preguntaba Colau.

El Gobierno, por su parte, se defiende ante las críticas. El subsecretario de Economía y Competitividad y coordinador del grupo de trabajo sobre desahucios, Miguel Temboury, cifraba hoy entre 4.000 y 15.000 el número desahucios de primera vivienda, cuyo acreedor es el banco, en los últimos cuatro años.

Las críticas, sin embargo, no se limitan a lo restrictivo del decreto. Los expertos también echan en falta que no se hayan contemplado, al menos por ahora, aspectos como la reforma de la Ley Hipotecaria, la dación en pago o el carácter retroactivo de las medidas o que no se haya aclarado, por ejemplo, qué va a pasar con las deudas de aquellas familias que además de perder su vivienda siguen manteniendo una deuda con el banco.

No evitará injusticias

"Se trata de medidas paliativas pero de ninguna manera solucionan el problema de fondo. No permiten al afectado poner el contador a cero salvo que ocurra un milagro. Simplemente se le da un balón de oxígeno durante dos años más ya que ni se contempla una condonación de la deuda, ni quitas, ni un arreglo desde el punto de vista financiero", apunta Javier Sevillano, experto en derecho bancario y de consumo del bufete de abogados Legal & Media. "La deuda no solo permanece, sino que se incrementa. ¿Qué va a pasar el día uno del año tres?".

"No vale un umbral de renta. Nunca va a funcionar ya que si se marcan normas generales va a ser imposible evitar injusticias. Habrá casos sangrantes que no superen los listones", señala Luis Barriga, trabajador social y miembro de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales.

"A corto plazo y lo más urgente es enfriar la situación. Y para ello es necesario analizar cada caso. Ver si se trata de deudores de buena fe a quienes les ha sobrevenido esta situación. Hay que determinar que no se trata de una quiebra estratégica y evitar la picaresca de quitarse el muerto de encima y que lo asuma el banco. Y una vez hecho esto, individualizar las soluciones", apunta Barriga. En su opinión, "determinar los umbrales de exclusión es un error de bulto ya que la exclusión es un proceso, una dinámica social negativa que sólo se puede medir a través de indicadores cualitativos y subjetivos".

En su opinión, debería afrontarse "una reforma legal de mucho calado y compleja que podría llevar un año o un año y medio. Una legislación que ampare al ciudadano en caso de sobreendeudamiento".

Por lo pronto, y en una segunda fase de actuación, el Ejecutivo sólo ha hablado de revisar los umbrales del código de buenas prácticas de la banca, para poder entrar en procesos de reestructuración de la deuda, de quita o, en su caso, de dación en pago. Así como de mejorar los procesos de subastas judiciales de inmuebles, revisar los intereses de demora y los mecanismos para dar mejor independencia a las tasadoras frente a las entidades bancarias.

Más en la sección de VIVIENDA

10
44
49
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

10

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

10arquero 16/11/2012 | 17:49

es todo una pena lo que esta pasando en españa vamos a leer lo que dice la costitucion
Derecho recogido en la Constitucion Española
Artículo 47
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.
Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas
pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo
con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las
plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.


Artículo 50
Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente
actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo,
y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un
sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda,
cultura y ocio.

¿esta costitucion existe? ¿donde esta? ¿algien la conoce?

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

9sin extremos 16/11/2012 | 13:10

Sin duda es un drama el tema de los deshaucios y lanzamientos que afectan a muchas personas.Pero se deberian poner las cosas en sus justos terminos y efectivamente los mas defavorecidos deberian tener apoyos legales que les permitan superar con dignidad la situacion. Parece que hay demasiada demagogia con el tema al magnificar la cantidad de afectados, que siendo muchos no llegan ni de lejos a los cientos de miles que manejan algunos medios y organizaciones. Pero debe quedar claro que aquellos mas desfavorecidos deben tener proteccion legal que les ayude.Me parece que en este sentido las medidas impulsadas por el gobierno cumplen ese objetivo. Pretender que situaciones diferentes a las contempladas en las medidas del gobierno y rentas mas altas tengan la misma proteccion es, me parece, una exageracion del problema. Corregir clausulas que puedan resultar abusivas en los contratos tambien tendra que ser un objetivo del ejecutivo.Pero que rentas superiores a 4.000 euros mensuales entren en este cuadro no deja de ser demagogia, salvo que lo que se pretenda es que nadie pague sus compromisos. Esto ultimo seria acabar con el "estado de derecho" y el caos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

8Dimicante 16/11/2012 | 12:01

Matrimonio entrando en la 3ª edad. Él, recién jubilado, ella, ama de casa. Se comprarón un precioso ático de 200m2 por 60 millones de las antiguas pesetas, vendiendo su antiguo piso. Les queda al menos por delante 8 años de hipoteca.

No les llega la pensión. Pero no piensan en vender el ático, eso lo último. Él se ha puesto a hacer chapuzas en negro, ella a planchar y cuidar ancianos. Están despotricando cada vez que les veo sobre como les "engañó" el del banco.

No hay dinero. Bueno, sí que lo hay, cada día desayunan en el bar. Cada dos por tres él se baja con los amigos a tomar su cubata. Y este verano estuvieron en Peñíscola sus quince días, que hay que descansar.

Sic transit gloria mundi.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

7Gusiluz 16/11/2012 | 10:52

#1 Lo siento pero incidentes como los del dia 14 contra la sucursal del santander se multipicaran, la sociedad si sabe quienes son los responsables, LA POLITICA LA BANCA y Algunos ENTRONOS JUDICIALES [Cuya idea de la justicia es bastante pobre].

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

6Luis Dominguez 16/11/2012 | 10:48

Un determinado porcentaje de nuestra población es, en distinta medida, proclive a las depresiones de carácter endógeno. Hay momentos de su vida en que su resistencia es, más o menos, normal.
Sin embargo, si su estado anímico está en declive, basta con tensarles la cuerda por debajo de lo soportable para que la opción dramática del suicidio ocurra.
Es sabido que los que sufren de episodios de depresión endógena están a nuestro lado, aunque no lo sepamos, y ... también se hipotecan.
Para legislar en estos asuntos, se ha de saber algo más que de desahucios. Especialmente si se pretende limitar el poder de los dirigentes de la Banca, Botín, Fainé, Francisco González, etc, etc, para apretar la cuerda en los desahucios. Eso es vital.
A los presidentes de Banca se les ha dado un excesivo poder para que cobren sus deudas, de modo que, a los que se encuentran en situaciones de debilidad económica los masacran en aquello que les queda.
¿Cuanto poder ha de permitírseles?. El que los dirigentes de la Banca condonen deudas a los partidos no debe capacitarlos para ser "los redactores en la sombra" de dichas leyes. Como realmente ocurre.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

5Luis Dominguez 16/11/2012 | 10:48

Un determinado porcentaje de nuestra población es, en distinta medida, proclive a las depresiones de carácter endógeno. Hay momentos de su vida en que su resistencia es, más o menos, normal.
Sin embargo, si su estado anímico está en declive, basta con tensarles la cuerda por debajo de lo soportable para que la opción dramática del suicidio ocurra.
Es sabido que los que sufren de episodios de depresión endógena están a nuestro lado, aunque no lo sepamos, y ... también se hipotecan.
Para legislar en estos asuntos, se ha de saber algo más que de desahucios. Especialmente si se pretende limitar el poder de los dirigentes de la Banca, Botín, Fainé, Francisco González, etc, etc, para apretar la cuerda en los desahucios. Eso es vital.
A los presidentes de Banca se les ha dado un excesivo poder para que cobren sus deudas, de modo que, a los que se encuentran en situaciones de debilidad económica los masacran en aquello que les queda.
¿Cuanto poder ha de permitírseles?. El que los dirigentes de la Banca condonen deudas a los partidos no debe capacitarlos para ser "los redactores en la sombra" de dichas leyes. Como realmente ocurre.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

4memen 16/11/2012 | 09:43

#1 No te esfuerces en explicarle a esta gentuza, me refiero a los periodistillas de baja estofa.lo que es la moralidad y el respeto a la humanidad.

Había una ley, no escrita pero siempre respetada, de no informar sobre los suicidios por el efecto llamada que eso suponía.

Dado que la baja profesionalidad y competencia de muchos de los periodistas no les permite acceder a un puesto en el periódico, no tienen inconveniente en airear las miserias humanas para ver,si así, les cae algo. Una pena, pero "es lo que hay".

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

3el corto 16/11/2012 | 09:36

Y si Vd. no hubiera nacido, no habria escrito ese titular tan carroñero.
Y si Zapatero hubiera... Y si mi abuela... Y si, y si, y si...

Vd. puede elegir formar parte de los que se regodean con la basura o no. Puede elegir no utilizar el dolor ajeno.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

2quisquilla 16/11/2012 | 08:55

#1 Los suicidios son todavía más ya que no se computan los encubiertos bajo accidentes de tráfico.

Respecto al tendencioso titular de EC, el suicidio espoleta de la mujer vizcaína no encajaría en las medidas aprobadas ayer porque precisamente es un caso singular que no corresponde a un "desahuciado": ingresos familiares de más de 4.000 euros.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

1chewis8 16/11/2012 | 07:53

SOLO se suicidan en España una media de 2.800 personas al año. Sin menospreciar a los tres de las hipotecas, hay muchísimos casos por otros acontecimientos que no interesan al mundo publicitario. Así es España y los españoles.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0



CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes


Las más, patrocinado por CLH
Vivienda
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios