La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

A CAMBIO OFRECE FINANCIACIÓN AL 100% PARA SU 'STOCK'

¿Competencia desleal? La banca da carpetazo a hipotecas viables para colocar sus propios pisos

“Es una lucha descompensada. David contra Goliat. Los bancos tienen la sartén por el mango y cuando un cliente entra en una sucursal bancaria para pedir
Foto: ¿Competencia desleal? La banca da carpetazo a hipotecas viables para colocar sus propios pisos
¿Competencia desleal? La banca da carpetazo a hipotecas viables para colocar sus propios pisos

“Es una lucha descompensada. David contra Goliat. Los bancos tienen la sartén por el mango y cuando un cliente entra en una sucursal bancaria para pedir financiación para un piso que quiere comprar, éstos les saturan con ofertas propias. O compra una vivienda de su 'stock' o no hay préstamo”.

Es la queja que agencias inmobiliarias, promotores y otros expertos del sector vienen lanzando en los últimos meses. “En estos momentos, ni un sueldo fijo ni unos ahorros te garantizan que la banca te conceda la hipoteca”, explica a El Confidencial una agente inmobiliaria de Alfa Inmobiliaria a quien la crisis le ha obligado a cerrar la oficina y trabajar desde casa.

“Desde que estalló la crisis las cosas están muy difíciles. Pero ahora, además, nos encontramos con el calvario del crédito. En enero he perdido una operación porque cuando el comprador ha ido al banco a pedir la hipoteca le han dicho que no. Y estoy hablando de un cliente con un sueldo fijo, una buena nómina y un precio de la vivienda razonable. Solicitaba un 85% sobre el valor de tasación. El banco se la ha denegado. No le puede prestar 225.000 euros pero sí 300.000, con mejores posibilidades de financiación, pero para un piso de su propiedad”, se lamenta.

Ignoran el perfil del clientes y sus ahorros

No es un caso aislado. Otros agentes y expertos del sector inmobiliario vienen advirtiendo de esta situación desde hace meses. Una de las fuentes consultadas por este diario, y que prefiere mantener el anonimato, explica otro caso. El de una pareja de funcionarios que acudió al banco para pedir un préstamo con el 35% del precio de tasación ahorrado, y se encontró con la misma respuesta. “Para este piso no, pero tengo otro inmueble que os puede interesar”, fue la respuesta de la entidad. "Hipoteca al 100% y mejores condiciones de financiación para una vivienda en 'stock', con 43 metros cuadrados menos que el que quería comprar la pareja, peor ubicada y un 23% más cara. Ante la negativa del banco, el matrimonio en cuestión optó por el alquiler".

De hecho, tal y como reconocía Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria, en una entrevista con El Confidencial, los precios de los inmuebles en manos de la banca son, de media, un 20% superiores a los que piden los particulares.

Ana asegura que esta actitud de los bancos no es nueva, pero reconoce que está siendo mucho más agresiva en los últimos meses. "Esto me ha obligado a cambiar mi estrategia de trabajo. Voy a por inmuebles de precios elevados que pueden interesar a clientes ya no sólo con una buena nómina, sino con ahorros de entre el 40% y el 50% para afrontar la compra. Puede haber pocas operaciones de este perfil, pero una sola venta sustituye varias de inmuebles más baratos".

De hecho, asegura que su consejo para quienes cuentan con un inmueble modesto es que, "si pueden, que no lo vendan, que lo alquilen. Como el suyo, los bancos los tienen a patadas y prefieren vender los suyos. Yo me tengo que centrar en producto que no tiene la banca". 

Hipotecas al 100%, ¿no ha aprendido la banca la lección?

El hecho de que la financiación para comprar una vivienda se ciñe a los activos propiedad de los bancos es un secreto a voces desde hace meses. La consultora inmobiliaria CB Richard Ellis fue la primera en poner la situación negro sobre blanco en febrero de 2011.

De hecho, hay quienes se preguntan si con la financiación al 100%, que infló la burbuja inmobiliaria hasta límites insospechados, las entidades no han aprendido la lección. La práctica es generalizada, ya que basta echar un vistazo a los portales inmobiliarios de algunas de ellas: Altamira (Banco Santander) con financiación al 100% y 40 años, Servihabitat (la Caixa), hasta el 100% de financiación, hasta 30 años y carencia máxima de 5 años, o BBVA, por poner sólo unos ejemplos.

Además, esta falta de crédito está teniendo también importantes repercusiones en las promotoras que están consiguiendo sacar adelante sus promociones así como en las cooperativas de viviendas. Fuentes legales consultadas por este diario aseguran que algunas promotoras se encuentran en los tribunales con algunos de sus clientes a quienes el banco no concede financiación una vez adelantadas todas las cantidades, finalizada la construcción de las viviendas y listas para entregar las llaves. 

Por su parte, otras tantas cooperativas se encuentran con licencia de obra pero sin financiación para la construcción de viviendas ya que los bancos están echando para atrás numerosos préstamos, con el argumento del perfil de riesgo de muchos de los socios cooperativistas. 

En el último año, tal y como ya sucedió con las preferentes o los swaps hipotecarios, la venta de pisos se ha convertido en prioridad de cientos de sucursales bancarias. De hecho, tal y como adelantó El Confidencial a finales de 2011, las entidades estaban incentivando la venta de pisos por parte de sus empleados al computar este tipo de operaciones para el cálculo del bonus anual al igual que cualquier otro producto financiero -depósitos, planes de pensiones, seguros, créditos, etc.- pero con la diferencia evidente de que el importe de la transacción es mucho mayor por regla general en las operaciones inmobiliarias que en las financieras.

Y toda esta operativa se produce a escasos días de que Consejo de Ministros de luz verde este mismos viernes al plan de reestructuración bancaria que exigirá provisiones a la banca por 50.000 millones para cubrir las pérdidas del ladrillo.

Los bancos, los malos de la película

El sector financiero español se ha convertido, en los últimos meses, en blanco de duras críticas por parte de diferentes sectores de la sociedad española. A las críticas por la concesión de hipotecas básicamente para inmuebles de su propiedad, se suman las que les acusan de estar aceptando la dación en pago de hipotecas impagadas por las inmobiliarias y, en cambio, la rechazan en las de las familias, pese a la mayor morosidad de las primeras, lo que ha desembocado en varias proposiciones de ley para corregir esta situación, como las presentadas tanto en el Congreso de los Diputados como en el Parlamento catalán por ICV (Iniciativa per Catalunya Verds) -EUiA (Esquerra Unida i Alternativa).

La Asociación de Afectados por Embargos y Subastas (AFES) estima que unas 150.000 familias ya han perdido su vivienda por culpa de la crisis, una cifra que se elevará hasta 510.000 en 2015. Unos procesos que, por otra parte, están provocando un importante trastorno a los balances de las entidades financieras. Según datos de Alteba, compañía especializada en la gestión inmobiliaria, estima en hasta más de 9.000 millones de euros el coste que ha supuesto a la banca la ‘persecución’ a la que ha sometido la banca a más de 350.000 familias que han no han podido pagar su hipoteca en los últimos cuatro años y medio y han perdido sus viviendas en los tribunales.

#11
Compartir
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#10
Compartir
10 Mas que casarse con su Banco,hacer de p..a y poner la cama.
Muy buena su propuesta.
Para cuando las transferencias electronicas desde casa.Y el pago de facturas...etc... Lo que se ahorra uno en comisiones.
Ampliar comentario
#9
Compartir
6 Discrepo con Vd. ¿Discutir con el director una comisión? ¡Venga ya! Para que se salga por peteneras.
¿Bancos con oficinas? NO HACEN NINGUNA FALTA
Mire lo que se puede hacer hoy.
Una pareja, él con una nomina de 1000 Euros y ella, con una nomina a tiempo parcial de 600 [a al revés, no soy machista]
Abra una cuenta en ING, otra en Uno.e y otra en ActivoBank [por ejemplo, hay más]. Olvide Banesto
En uno ING domicilie la de tiempo parcial.
Tendrá 0 euros de comisiones, transferencias gratuitas, 2 tarjetas de débito y otras 2 de crédito gratuitas. ING hace unos meses le hubiese premiado con 80 euros por esa domiciliación.
La de 1000 euros, domicíliela en el Uno.e. Lo mismo que la del ING, tendrá 0 euros de gastos, transferencias gratuitas y 4 tarjetas gratuitas para siempre. Uno.e le gratificará con casi 200 euros por domiciliar esa nómina. Eso si, la tendrá que tener ahi 18 meses.
Y si consigue ahorrar, se lo lleva al Activobank, que le dará un 4,10%, sin gastos de ningún tipo
Y, así, jugando con ellos, seguro que no se hará rico, pero por lo menos jugará con sus mismas cartas.
...que hay gente que parece que se casa con su banco...

Ampliar comentario
#8
Compartir
Es lo que vienen avisando los expertos. Que a nadie se le ocurra comprar un piso en los próximos años. Los precios siguen sobrevalorados y tienen que bajar más. Si los bancos no quieren financiar a los compradores, que se queden con su stock de pisos hasta que revienten. Hoy en día el consumidor tiene la sartén por el mango. Pisos en oferta hay por un tubo, sólo conviene esperar.
Ampliar comentario
#7
Compartir
el modelo de negocio de una agencia inmobialiara [poner en contacto a la oferta y a la demadna] de las agencias inmobiliarias ha dejado de tener sentido en la época de internet.

y las agencias de viajes van por el mismo camino. se salvan porque manejando grandes volúmenes consiguen un margen. en la práctica, te cuesta lo mismo el paquete turístico &034;hecho&034;, que buscarte tú la vida reservando vuelos y hoteles.
Ampliar comentario
#6
Compartir
Las agencias inmobiliarias han muerto. Puede que algunas de sus esporas sobrevivan enterradas en el suelo y vuelvan a brotar en un futuro, cuando esta edad de glaciación haya pasado. Pero hoy día están kaputt.

No hay nada de que extrañarse. La cuestión es que las entidades financieras, en muchos casos con ayudas públicas, hacen todo lo posible para adulterar las reglas del mercado impidiendo el ajuste del precio de la vivienda, que es tan lógico como imprescindible.

Pero tampoco hay alternativa fácil. Oblígalas a declarar el valor real de sus activos y muchas quebrarán.

De lo que se trata es de periodificar a largo plazo para tratar de revertir una situación de insolvencia.

Fragmento de Cemento lovers
Ampliar comentario
#5
Compartir

Se les han aacabado los tontos a las cajas y bancos que quieran hiotecarse al 100% por el doble de su valor, de manera que el stock sigue subiendo día a día.
Estos salteadores solo entienden un lenguaje, tratarlos de tu a tu, desconfiar naturalmente de ellos por sistema.

Y en vez de tener tres cuentas bancarias tener una sola, y pelear ahí cada céntimo de comisión y cada abuso con un tipo de la oficina, nada de bancos tlefónicos, papel y un tipo director a prejubilar con el que poder pelear.

Y otra cuenta de cash naturalmente en casa, fuera del alcance de hacienda y el banco que al fin y al cabo son lo mismo.

El deterioro que achacan a al pobr hipotecado no viene de ahí dsino de los grandes fallidos de crédito al proomotor y de suelos millonarios que no valen nada.

Una gestiópn y una previsión nefasta de esos que se llaman profesionales y cuya gestión y previsión han sido nefasta, mucho peor que la de cualquier hipotecado ignorante al que ahora pretenden hacerle pagar.

Ampliar comentario
#4
Compartir
Yo he podido comprobar personalmente lo que dice el artículo y en mi caso ha sido así. No entiendo cómo los bancos no se dan cuenta del efecto perverso que tiene su política.

Me explico. Los bancos tienen 70.000 millones de Euros de inmuebles adjudicados y tienen prestados 300.000 millones de Euros al sector inmobiliario. Por cada Euro que colocan de sus activos quitándoselo a un promotor....están abriendo las puertas a que más de 4 Euros de préstamos a promotores acaben entrando, antes o después, en su balance.

Es una estrategia por parte de la banca de pan para hoy y hambre para mañana y el tiempo pondrá a cada uno en su sitio.
Ampliar comentario
#3
Compartir
En general, practicamente todas las constructoras/promotores, deben dinero a un Banco/Caja, y las hipotecas concedidas a potenciales compradores van directamente a abonar las deudas de los primeros.

Esto quiere decir que es muy puntual el caso de una promotor/constructura que no deba a un banco/caja, y el usuario no tenga que subrogar la hipoteca a favor del vendedor. En este caso es el promotor/constructor quien &034;dirige&034; al potencial comprador hacia su propia institución financiera, que puede ser, o no, la del cliente, pero que en la mayoría de los casos asume conceder la hipoteca pues así cancela deudas del contructor.

Hay otros casos en los cuales los pisos/casas el Banco los tiene ya adjudicados, y gestionados por sus propias sociedades inmobiliarias, las que también tienen hipotecas aseguradas pues los bienes inmuebles ya son del Banco.

O sea que en orden de prioridades para conceder hipotecas:

a. Los pisos/casas que el banco ya tiene en propiedad, o en propiedad de sus sociedades inmobiliarias.
b. Los pisos/casas de sus constructores/deudores/clientes.
c. Otros pisos/casas no incluidos en a. y b.

Los casos de c. son, hoy por hoy, minoría en relación con a. o b.

Ampliar comentario
#2
Compartir
1
Para arreglar esto, necesariamente, deberá haber una reversión de plusvalías por la vía fiscal hacia lo que llama &034;inmomutilados&034;, o clase la nueva categoría de clase &034;ladrillolumpen&034;, puesto que de no haberlo, mucho antes de que cambiemos el modelo productivo, esto puede haber saltado por los aires. Todos los grandes cambios sociales suelen ser difíciles de ver, porque responden a funciones de hartazgo acumulativas en la sociedad. Es precisa la subida del IVA y, sobre todo, instituir un IBI estatal, que no es nada nuevo, y que permitíría un poco más de justicia distributiva.

Ampliar comentario
#1
Compartir
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario