con balneario termal y masaje a la carta

Elizondo, el escenario de la ‘Trilogía del Baztán’ en Navarra

Participando en este recorrido será capaz de reconocer los lugares en los que se desarrolla la trama protagonizada por la actriz Marta Etura

Foto: Panorámica del valle del Baztán (Shutterstock)
Panorámica del valle del Baztán (Shutterstock)

Cuando un escritor recoge ideas para la creación de sus obras suele inspirarse en lugares que conoce y en gente que forma parte de su entorno. Sin embargo, es muy difícil que los lectores lleguen a descubrir cuáles han sido las escenas, rutinas o personajes que dieron forma a sus novelas favoritas. En esta ocasión, la tónica habitual se rompe, pues la propia Dolores Redondo –autora de la ‘Trilogía del Baztán’– ha colaborado en la preparación de esta ruta por el norte de Navarra que se pone a su disposición.

La experiencia incluye una visita guiada –de entre 90 y 120 minutos– por el municipio de Elizondo. Recorriendo sus calles explorará los lugares que forman parte de los libros de la trilogía y descubrirá los rincones más visitados por Amaia Salazar, la protagonista de las novelas. Tanto en ‘El guardián invisible’ como en ‘Legado en los huesos’ u ‘Ofrenda en la Tormenta’, el encanto navarro se deja entrever en los puntos de interés que conocerá durante su viaje.

Vista del valle del Baztán (Shutterstock)
Vista del valle del Baztán (Shutterstock)

Además, si ha visto la película inspirada en el primero de los tomos de la trilogía –‘El guardián invisible’–, será capaz de reconocer los lugares en los que se desarrolla la trama protagonizada por la actriz Marta Etura. Para aprovechar su ruta en Elizondo, el guía también le mostrará otros enclaves que no aparecen en las ficciones pero que, aun así, merecen la pena por su belleza natural o su atractivo arquitectónico.

Nada mejor para reponer fuerzas que una degustación de los riquísimos ‘txantxigorri’, unos pasteles similares a las tortas elaborados a base de harina, azúcar y chicharrones. Estos dulces tienen presencia en ‘El guardián invisible’, por lo que entre bocado y bocado le parecerá estar rodeado de cámaras y guiones.

Río Bidasoa a su paso por Elizondo (Shtterstock)
Río Bidasoa a su paso por Elizondo (Shtterstock)

Balneario termal y masaje a la carta

Situado entre el corredor del Bidasoa y el valle del Baztán aparece, envuelto en un halo de tranquilidad y paz, el lugar donde descansará durante dos noches y que le ofrecerá una exquisita cena en una de las jornadas. La estancia en el Hotel Balneario Elgorriaga, incluida en el precio con desayunos buffet, le hará entrar en armonía con la naturaleza y la verde vegetación navarra del municipio homónimo donde se encuentra.

Y para que se le olvide qué es el estrés, el hotel le permitirá el acceso a su circuito termal durante 75 minutos. Aproveche para sumergirse en sus piscinas con propiedades mineromedicinales, nutridas con el agua que brota del manantial de Elgorriaga considerado como el de más fuerte mineralización del mundo.

Puente sobre el río Bidasoa (Shutterstock)
Puente sobre el río Bidasoa (Shutterstock)

El líquido elemento en el que se bañará puede presumir de ser el de mayor salinidad de Europa. No en vano, sus aguas son clorurado-sódicas y bromo-yoduradas y la concentración de sales y cloruro que registran es de 312 y 304 gramos por litro respectivamente. Tal saturación le permitirá flotar sin necesidad de luchar contra la gravedad y conseguirá experimentar la misma sensación que tendría si estuviera nadando en el Mar Muerto.

Para terminar de relajarse, un masaje a la carta de 25 minutos le hará olvidar las contracturas y la tensión del día a día. Elija la parte del cuerpo que prefiera –espalda, piernas, brazos…– y prepárese para que las expertas manos de los profesionales le hagan decir adiós a la rigidez, las prisas o el nerviosismo.

Recomendaciones si aún queda tiempo

Aproveche su desplazamiento hasta Navarra para acercarse a conocer el Parque Natural del Señorío de Bértiz, uno de los mejor conservados de la región. Puede dejarse llevar por uno de los senderos autoguiados marcados a lo largo del parque o, si lo prefiere, explore por su cuenta para descubrir rincones únicos. En su terreno, de unas 2.050 hectáreas, aparecen por doquier robles, hayas y pequeñas cascadas de agua que le transportarán a cuentos de duendes, hadas…

… o brujas, en el caso de que se deje caer por las Cuevas de Zugarramurdi, otro enclave relacionado con el mundo del celuloide después de que Álex de la Iglesia las eligiera como lugar de rodaje de la película que estrenó en 2013. La entrada a estas cuevas que fueron escenario de aquelarres hasta el siglo XVII se puede adquirir en la agencia de viajes Pangea, ticket que da acceso tanto al Museo de las Brujas como a las propias grutas.

Si prefiere un entorno más urbano, escápese a Pamplona para disfrutar del callejero taurino por antonomasia. Su calle Estafeta –famosa por los encierros celebrados en julio en honor a San Fermín– y sus ricos vinos y pintxos pondrán el punto y final perfecto a su viaje por Navarra.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios