salida el 22 de abril

Cervantes le lleva en autobús a Esquivias: Casa Museo y lectura de ‘El Quijote’

Conozca la obra más importante de la literatura universal 'acompañado' por los propios personajes que aparecen en el texto

Foto: Autobús teatralizado con Cervantes como protagonista
Autobús teatralizado con Cervantes como protagonista

Si hay algo por lo que la literatura recordará 2016 es por ser el año en que se cumplía el cuarto centenario de la muerte de Cervantes. El 22 de abril de 1616, el mundo decía adiós a este genio de las letras que se convirtió en referente para muchos después de haber logrado que su más famoso título –‘El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha’– fuera considerado la obra más importante del mundo.

Para festejar el final del cuarto centenario de su muerte recordando al autor, nada mejor que recorrer junto a sus personajes algunos de los lugares que él mismo conoció en vida. Así, una excursión a la toledana localidad de Esquivias le hará partícipe de las aventuras del Quijote y su alocada mente, pues fue en este municipio donde Cervantes escribió la primera parte de su texto.

Autobús teatralizado de Cervantes
Autobús teatralizado de Cervantes

La experiencia comienza subiendo a un autobús teatralizado que el sábado 22 de abril parte, a las 9 horas, desde el madrileño hotel NH Madrid Atocha. Durante los aproximadamente 60 minutos que dura el trayecto desde la capital hasta Esquivias, el propio Cervantes y su hermana amenizarán el recorrido contándole secretos de su vida, rencillas familiares o datos curiosos sobre la redacción de la obra cumbre cervantina.

Casa Museo de Cervantes y almazara

Nada más llegar a Esquivias conocerá la Casa Museo de Cervantes, lugar donde disfrutará de un desayuno –incluido en el precio– para reponer fuerzas tras el viaje. En este edificio, una casona de labradores acomodados del siglo XVI, Cervantes y su mujer Catalina de Palacios vivieron durante su etapa de casados. Junto a varios documentos relacionados con ‘El Quijote’ y aperos de labranza propios del siglo del autor, le llamará la atención conocer que el dueño de la casa fue un tal Alonso Quijada. Según algunas teorías, el propietario de la vivienda habría inspirado a Cervantes a bautizar a su personaje principal como Alonso Quijano.

Durante su estancia en la Casa Museo de Esquivias, una teatralización con múltiples personajes le desvelarán aún más misterios de la vida y obra del escritor. Tras la visita a la Casa Museo de Cervantes conocerá una auténtica almazara de aceite. En función de la organización del día, es posible que se invierta el orden y primero visite el molino de aceituna antes que la morada de Cervantes, pero de lo que no hay duda es que al finalizar su recorrido por la almazara le dará un capricho al paladar gracias a una cata de aceite en sus instalaciones.

Tinajas en almazara de aceite
Tinajas en almazara de aceite

Si esta degustación le abre el apetito, no se preocupe: en seguida recargará las pilas con el menú que disfrutará en el Complejo HH Esquivias –una bebida por persona incluida–. Podrá acercarse a la gastronomía manchega que tanto gustaba a Sancho Panza gracias a las migas, la caldereta de cordero y el postre que probará. Aunque este plan no está enfocado a familias con niños –a pesar de la teatralización, es posible que la historia de la obra de Cervantes no les entretenga demasiado–, si finalmente los más pequeños de la casa se animan a acompañar a sus padres también hay opciones para ellos a la hora de la comida: pasta, lomo con patatas fritas y postre será su menú.

Lectura en alto de ‘El Quijote’

Coincidiendo con el Día del Libro, todos los años se celebra una lectura continuada de la obra más famosa de Cervantes en homenaje a tan laureado texto. Si siempre ha querido participar en esta actividad, está de enhorabuena, pues la excursión a Esquivias permite a sus viajeros formar parte de estos actos.

Previa inscripción, podrá participar en la lectura de un fragmento de ‘El Quijote’. El recordatorio de la obra más importante de la literatura universal tendrá lugar en el Convento de los Capuchinos, monasterio donde las humedades dibujan caprichosas figuras en los muros. Este conjunto religioso datado en el siglo XVIII acoge una de las más intrigantes colecciones de momias de España, y en su cripta guarda los cuerpos incorruptos, en perfecto estado de conservación, de cinco religiosos fallecidos entre 1732 y 1735.

Para poner el broche final a su estancia en Esquivias, será obsequiado con un licor o copa de vino en el Mesón Cervantes. De vuelta a casa, subido en el autobús, puede soñar que porta bacías como sombrero o que aquellos molinos que ve en horizonte son gigantes. Después de conocer al autor de ‘El Quijote’, ¿quién se atrevería a llamarle loco?

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios