auroras boreales, trineo de perros, motos de nieve...

Murmansk: agujero más profundo del mundo, monumento Alyosha y más

En Rusia se esconde una perforación de casi 13 kilómetros de profundidad. Es solo uno de los atractivos de esta ciudad, que fue enclave militar durante la Segunda Guerra Mundial

Foto: La nieve se confunde con la espuma de mar en Teriberka. (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
La nieve se confunde con la espuma de mar en Teriberka. (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

Si su viaje ideal se compone de cultura, historia, naturaleza y lugares sin gran afluencia de turistas, está de enhorabuena. Puede dejar de imaginarlo y empezar a hacer la maleta. Su destino es Murmansk, una ciudad rusa poco conocida que aglutina en su censo unos 300.000 habitantes. La cifra de población no es nada despreciable, teniendo en cuenta que se encuentra en la zona más al norte del país —a solo 300 kilómetros de Nourgam, la localidad más septentrional de Finlandia—, una región que en el interior llega a ver los termómetros a -25ºC, aunque en las zonas costeras la temperatura es más suave gracias a la influencia de la corriente del Golfo.

Murmansk es la ciudad más grande de todo el Ártico, pero a pesar de ello son pocos los turistas que encontrará durante sus días de estancia. Enclave militar durante la Segunda Guerra Mundial, la historia de la urbe ha estado siempre vinculada al ejército y los conflictos armados. Tan es así que uno de sus principales monumentos es el Alyosha, una gigantesca estatua de 90 metros de alto con forma de soldado soviético en homenaje a la resistencia rusa durante la invasión nazi en la zona donde está ubicado.

El monumento Alyosha. (CC/Flickr/Christopher Michel)
El monumento Alyosha. (CC/Flickr/Christopher Michel)

Además, el pasado militar de Murmansk se deja ver en la actividad que más ha favorecido su desarrollo, pues ha sido la industria astillera de barcos de las fuerzas armadas —y también civiles— la que ha permitido impulsar la economía local. Si le gustan los navieros, podrá visitar el primer barco rompehielos activado por energía nuclear del mundo. Con una autonomía para dos años proporcionada por el uranio, fue empleado por los rusos para la exploración del Ártico durante 30 años. Su actividad finalizó en 1989, pero aún se puede entrar en él para recorrer su interior.

El agujero más profundo del mundo está aquí

Murmansk se encuentra en el área geográfica que se conoce como península de Kola, región que permaneció cerrada a los civiles durante su ocupación militar. Gracias a haber sido abierta al turismo, se puede disfrutar de la contemplación de un espectáculo de lo más singular: el agujero artificial más profundo jamás creado por el hombre. Esta perforación se llama Pozo de Kola, y fue creado en 1962 después de perforar la corteza terrestre durante casi 13 kilómetros hacia el interior del planeta.

Ciudad de Kirovsk. (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
Ciudad de Kirovsk. (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

Para hacer de su viaje una experiencia de lo más completa, ya que ha conocido las 'entrañas de la Tierra', ¿por qué no subir hasta las montañas Khibiny para ver el mundo desde las alturas? En esta región se encuentra la ciudad de Kirovks, donde anualmente se celebra una concentración de esculturas de hielo que luchan para no derretirse hasta aproximadamente el mes de abril. El espectáculo helado es increíble —el tamaño de las puertas de algunas obras permite entrar a un ser humano sin tener que agacharse—, y cada año se dedica a una temática diferente. En 2017, se ha dedicado a cómo ven los diferentes países a Rusia.

Esculturas de hielo en Kirovsk. (Foto: Roberto Carlos López Seixas)
Esculturas de hielo en Kirovsk. (Foto: Roberto Carlos López Seixas)

La península de Kola es una zona muy importante a nivel geológico, pues en sus minas se han encontrado minerales no hallados en ningún otro lugar del mundo. Hacer una visita al Museo Geológico de Apatity le hará darse cuenta de ello, pues incluso el mismo nombre de la ciudad donde se encuentra —Apaty, a escasos 20 kilómetros de Kirovsks— se dedica al verdusco mineral de la apatita.

Auroras, trineos de perros y moto de nieve

Por su situación geográfica, el norte de la península de Kola es uno de los mejores lugares del mundo para la contemplación de auroras boreales. Con la ayuda de un guía que le acompañará durante su viaje, será capaz de 'cazarlas' e inmortalizarlas para siempre con su cámara de fotos. El recorrido le llevará de Murmansk a Teriberka a través un paisaje nevado que se funde con las olas del mar, y le resultará imposible asegurar sin equivocarse si lo que ve es espuma marina o nieve posada en la orilla.

(Foto: Roberto Carlos López Seixas)
(Foto: Roberto Carlos López Seixas)

El trayecto se puede cubrir en trineo tirado por perros o con moto de nieve hasta llegar a la ciudad de Teriberka, enclave donde se rodó una polémica película de cine independiente ruso titulada 'Leviatán', dirigida por Andrei Zviáguintsev. En el drama estrenado en 2014, el personaje protagonista vive en un pueblecito a orillas del mar de Barents, el mismo que usted conocerá, pudiendo pasear por las diferentes ciudades abandonadas que hay en la región.

La zona interior de la península, sin embargo, sí está habitada. En el territorio viven los saami, última población indígena de Europa. En este viaje, ampliará sus conocimientos durante su estancia en el poblado donde desarrollan su día a día y le harán partícipe del pastoreo de renos que aún es su principal actividad en la actualidad.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios