consultar fechas de disponibilidad

Planes con niños en Madrid: visita al Museo Thyssen-Bornemisza 'viajando' por el mundo

Mientras practican todos sus conocimientos en inglés, los más pequeños de la casa se adentrarán en el maravilloso mundo del arte

Foto: Plan con niños en el Museo Thyssen-Bornemisza
Plan con niños en el Museo Thyssen-Bornemisza

Cocineros con estrella Michelin, afamados directores de cine, astronautas, deportistas… o artistas de renombre internacional. Si los más pequeños de la casa tienen aspiraciones relacionadas con el mundo de la pintura, esta aventura en el Museo Thyssen-Bornemisza les hará disfrutar como nunca. Los niños de entre 6 y 12 años serán los protagonistas de un 'viaje' alrededor del mundo a través de la contemplación de cinco obras de arte distintas.

Los educadores que llevan a cabo las explicaciones solo hablarán con los 'peques' en inglés por lo que, de esta manera, además de fomentar el estudio de la cultura mediante las pinceladas de los autores más reconocidos también practicarán todos sus conocimientos en la lengua de Shakespeare. Los padres son meros espectadores de la narración y, desde el primer momento, se deja sobre los hombros de los niños la 'responsabilidad' de cuidar que los adultos 'se porten bien' y atiendan los comentarios relacionados con los cuadros.

Las rutas pictóricas a lo largo y ancho de este planeta-paleta varían en cada visita –cuyo precio es de 8 euros por cada una de las personas que disfruta del plan y que no da acceso al resto de las exhibiciones del Thyssen–, así que se pueden realizar en días diferentes [consulte fechas de disponibilidad] para seguir conociendo las obras de arte que alberga este gran museo madrileño y continuar poniendo en práctica la gramática inglesa.

Si no se lo cuenta a nadie, podemos desvelarle el secreto que esconde uno de los cuadros que, quizá, contemple durante su recorrido. Se trata del lienzo titulado 'Vista de la Carrera de San Jerónimo y el Paseo del Prado con cortejo de carrozas', una pintura anónima que tradicionalmente se ha atribuido a Jan van Kessel III: en su interior se desarrolla una escena cotidiana en las calles de Madrid, donde nada menos que ocho fuentes pasan desapercibidas ante los ojos del espectador. Si es capaz de encontrarlas con esta pista, recuerde no compartir la información con su vecino de al lado hasta que él mismo resuelva el reto.

Cuando termine la hora y media que dura esta visita educativa en inglés, es posible que tanto mayores como pequeños se queden con ganas de más. Si es así, la colección permanente del Museo Thyssen-Bornemisza permanece abierta de martes a domingo hasta las 18 horas, siendo de 12 euros el precio de las entradas. Se puede consultar su web para conocer las tarifas de los tickets con costes reducidas o gratuitos para terminar la jornada en familia aprendiendo gracias al arte… sin olvidar la clase de inglés extra que protagonizarán los más pequeños. Families are welcome!

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios