para san valentín... o para el día que quieras

Plan romántico para parejas en Madrid: cena, spa y masaje

Si quieres que el día de los enamorados sea memorable, recurre a esta clásica combinación que siempre sale bien

Foto: Vistas a la Puerta de Alcalá desde el restaurante Independencia, en Madrid
Vistas a la Puerta de Alcalá desde el restaurante Independencia, en Madrid

San Valentín está a punto de inspirar el corazón de los enamorados con las doradas flechas que el próximo 14 de febrero se lanzarán al aire. La magia de sus alas animará a no dejarse arrastrar por la rutina y caer en la temida monotonía que tantas mellas realiza en las relaciones. Sorprender a la pareja es una excelente práctica para conseguir romper con los hábitos del día a día, y nada mejor para lograrlo que un clásico que nunca falla: spa y cena para dos.

Spa Bodyna
Spa Bodyna

Imagine la cara que le quedará a su media naranja cuando le lleve, sin previo aviso, a disfrutar de una tarde de relax en el Spa Bodyna del Hotel Hospes Puerta de Alcalá de 5 estrellas de Madrid. Situado a escasos metros de una de las entradas principales del Parque del Retiro, los enamorados pueden disfrutar de media hora de masaje oriental en estas instalaciones de tres pisos con historia: antiguamente el espacio que ocupan albergaba unas caballerizas, estancias a las que ahora se puede acceder a través de una vía subterránea desde el propio hotel.

Podrá hacer uso del resto de las instalaciones del spa y olvidar el estrés en su piscina de relajación con agua termal. Solo tendrá que preocuparse por dejarse llevar por la armonía del ambiente, pues ni tan siquiera la vestimenta será un problema en esta experiencia: basta con poner en la mochila un bañador, ya que el hotel proporciona tanto el arbornoz como las zapatillas necesarias. Para terminar de mimar el cuerpo, un té de especias servido tras el masaje será el final perfecto para una experiencia llena de romanticismo que no ha hecho más que empezar.

Cena romántica en pleno centro de Madrid

El amor también hay que alimentarlo y, para ello, nada mejor que acudir al restaurante del propio Hotel Hospes donde ha tenido lugar el masaje. El 'Independencia' –como así se llama el local, en honor al nombre de la plaza donde se ubica– es uno de los restaurantes más céntricos y destacados de Madrid. En la confluencia con las calles Alcalá, Serrano y Alfonso XII, los enamorados podrán sentarse a la mesa mientras disfrutan de un incomparable espectáculo proporcionado por la Puerta de Alcalá.

Uno de los platos de la carta del restaurante Independencia, en Madrid
Uno de los platos de la carta del restaurante Independencia, en Madrid

Si bien es cierto que el establecimiento ofrece la posibilidad de reservar en sus espacios interiores, también se pueden degustar sus platos en la terraza exterior situada en frente de tan conocido enclave. Con vistas privilegiadas a un monumento imprescindible en la historia de la capital, esta construcción levantada en el siglo XVIII está tan cerca de las mesas donde se sientan los comensales que ningún edificio se interpone entre ellos y sus famosos arcos.

Menú degustación

Los enamorados disfrutarán de un menú degustación de cinco platos que varía en función de la temporada, pues según la estación del año en la que se realice la visita el mercado surtirá al restaurante de unos u otros productos: tartar de atún rojo, salmón gratinado o lomo bajo de buey son algunas de las posibilidades. Siempre, con la máxima calidad y frescura que exige pertenecer a un hotel de cinco estrellas situado en una finca regia de finales del XIX. La experiencia del spa puede cambiar a horario de mañana y realizar la degustación a mediodía, por lo que no hay excusas para no volver a hacer saltar la chispa con este plan.

Este mismo hotel ofrece la posibilidad de elegir otra temática diferente para su jornada en pareja: en lugar de disfrutar del masaje relajante, se puede terminar la noche con una copa 'premium' entre las manos. Antes de realizar la degustación del menú propuesto, los comensales serán obsequiados con champán de bienvenida. Después, cuando finalice la velada, se deleitará con su bebida favorita para poner el broche definitivo a una experiencia para dos que deseará repetir lo antes posible.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios