Caracas, 17 jul (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró hoy que mantendrá la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente pese a que ayer la oposición realizó una consulta popular en la que casi 7 millones de personas se manifestaron en contra de un cambio de la Carta Magna.

"Así la convoco, a una constituyente por la independencia y soberanía y que Europa diga lo que quiera decir, no nos importa lo que diga Europa", dijo Maduro, desde el palacio presidencial de Miraflores en alusión al llamamiento que hizo la Unión Europea para abandonar el plan en vista del resultado del plebiscito.

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha dicho que esta consulta es vinculante y que el Gobierno debe acatar los resultados del referéndum, pero el chavismo ha calificado este proceso de fraudulento.

"Hoy salió Federica Mogherini, la canciller de la Unión Europea, a darle órdenes al Gobierno de Venezuela. Insolente, ¿qué creen que nosotros estamos en 1809? (cuando) recibíamos órdenes de los imperios europeos, Venezuela es un país libre, soberano", prosiguió el mandatario.

Mogherini instó hoy a Maduro a "suspender" el proceso para una Asamblea Constituyente y advirtió que "todas las opciones", como las sanciones, están sobre la mesa.

"Federica Mogherini, te equivocaste con el país. Venezuela no es colonia de la Unión Europea" sostuvo Maduro tras recordar que en el pasado Venezuela sacó "a plana y machete los ejércitos de las amenazas europeas" y "ahora será con votos, con votos del pueblo".

"Nadie le da órdenes, en Venezuela mandamos los venezolanos", subrayó.

Afirmó que el chavismo "acudió por millones a sus centros electorales" el domingo para participar en el "simulacro" organizado por el Poder Electoral antes de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente del 30 de julio, mientras se realizaba la consulta popular convocada por la oposición para reprobar las pretensiones de Maduro.

El equipo de rectores del plebiscito reveló ayer que el 98,4 % (6.387.854) de los electores votaron 'sí' a la pregunta de si rechazaban el cambio de Constitución que impulsa el Gobierno, mientras que 98,5 % (6.393.048) votó afirmativamente para pedir a las fuerzas armadas que protejan la actual Carta Magna.

Además, un 98.3 % del total de participantes (6.384.607) aprobó que se renueven los poderes públicos, se convoquen elecciones "libres y transparentes" y se forme un gobierno de transición y de "unidad nacional". EFE