Zamora, 17 jul (EFE).- El nivel de peligrosidad del incendio declarado esta tarde en Vega de Tera (Zamora) ha bajado tras reestablecerse el tráfico en la carretera Nacional 525 y dado que ya no existe riesgo para las viviendas del casco urbano de esta localidad de la comarca de Benavente y Los Valles.

La situación del incendio ha evolucionado favorablemente a lo largo de la tarde y eso ha determinado que pasadas las ocho y media descendiera el nivel de peligrosidad, de dos a uno en una escala que va de cero a tres, según ha informado la Junta.

Ya no se aprecia riesgo para las poblaciones cercanas y, tras algo menos de dos horas cortada al tráfico, se ha reestablecido la circulación de vehículos por la carretera nacional N-525, según ha precisado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Aún así se mantiene un importante operativo de medios terrestres en las labores de extinción después de que los aéreos se hayan retirado al atardecer.

En la zona trabajan a última hora de la tarde un técnico, tres retenes de maquinaria, tres cuadrillas terrestres, cinco vehículos autobomba, cuatro agentes medioambientales y una dotación de bomberos de la Diputación.

A lo largo de la tarde también han intervenido hasta siete medios aéreos, entre ellos dos aviones enviados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

La alcaldesa de Vega de Tera, Tamara Fuentes, ha indicado a Efe que el fuego hizo que se vivieran momentos difíciles a media tarde por la cercanía de las llamas a las primeras casas del pueblo.

De hecho, el incendio ha llegado a una chopera situada a las afueras de la localidad, aunque no ha sido necesario desalojar a los vecinos porque había una buena salida en dirección a Camarzana de Tera por otro tramo de la carretera Nacional 525 que no se había visto afectado por las llamas.

El fuego ha afectado tanto a zona de matorral como a monte alto y encinares y las llamas llegaron a cruzar tanto la carretera Nacional 525 como la carretera local de acceso a la presa de Agavanzal.

El incendio, que se declaró sobre las cinco de la tarde, ha obligado a cortar al tráfico desde las 17.50 horas la carretera Nacional 525 y unos cuarenta minutos después obligó a desviar la circulación de vehículos en un tramo de la carretera Nacional 525 y se estableció como alternativa la autovía A-52 Rías Bajas.

En las labores de extinción han trabajado unos setenta efectivos tanto de la Junta de Castilla y León como del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. EFE

1010037