Valladolid, 17 jul (EFE).- La evolución del incendio declarado esta tarde en Aldeadávila de la Ribera, en el parque natural de Las Arribes del Duero en Salamanca, y que ha afectado a un camping y a unas naves agrícolas, ha mejorado y la Junta ha rebajado el nivel de alerta de dos a uno, en una escala de cero a tres.

Aún continúan trabajando numerosos efectivos terrestres de la Junta de Castilla y León, que actúan en las labores de extinción de este incendio que afecta principalmente a monte, pasto y matorral, mientras que los medios aéreos se han retirado al anochecer.

En concreto, trabajan en la zona cuatro autobombas, dos cuadrillas terrestres, dos bulldocer, un agente medioambiental, un técnico y bomberos de la Diputación de Salamanca.

El incendio se declaró a las 16:23 horas de hoy y, tras la constitución del CECOPI (Centro de Coordinación Operativo Integrado) con la colaboración de la Subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil y Protección Civil tanto nacional como autonómica, se declaró el nivel 2 de peligrosidad por afección al municipio salmantino.

El dueño del camping afectado, "Las Casitas de Las Arribes", ha explicado a Efe que las llamas han llegado a alcanzar a uno de los bungalós y a una depuradora natural que ha quedado completamente arrasada por el fuego, aunque la mayoría de las instalaciones las han conseguido salvar él mismo con otros trabajadores con mangueras, cubos de agua y extintores.

Además se ha visto afectada una zona de "paintball" que ha quedado calcinada por las llamas.

En el momento del incendio no se encontraba mucha gente en el camping y solo ha sido necesario desalojar a cinco personas.

Por su parte, el alcalde de Aldeadavila de la Ribera, Santiago Hernández, ha explicado que esta localidad nunca ha vivido un incendio de estas características y ha indicado que las llamas lo han llegado a rodear, aunque no ha ido a más y no hay que lamentar ningún daño personal.

Según ha explicado, en declaraciones a Efe, el problema ha sido el humo que no dejaba ver a siete metros de distancia.

Las naves que han quedado calcinadas por las llamas son de almacén agrícola.

Por otra parte, los bomberos que están trabajando en la zona han indicado que el origen de las llamas podría ser un chispa de una cosechadora o cualquier otra maquinaria agrícola.

De hecho, la Consejería de Medio Ambiente ha declarado hoy la alerta por riesgos de incendios en Castilla y León para toda la jornada de mañana debido a las temperaturas y el aumento de la intensidad del viento, lo que implica la prohibición del uso de barbacoas y de maquinarias agrícolas que generen chispas. EFE

grg/pss