Valencia, 19 jun (EFE).- El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha indicado hoy que aspira a renovar la confianza de los socialistas valencianos al frente de un partido "más fuerte" y unido, y ha pedido que los militantes le acompañen "rumbo al 2019", igual que Pedro Sánchez quiere poner el PSOE "rumbo a la Moncloa".

De cara al congreso del PSPV-PSOE convocado del 28 al 30 de julio, Puig ha presentado su candidatura en el Jardín Botánico de Valencia, el lugar donde se firmó "el gran acuerdo de izquierdas" para gobernar la Generalitat, acompañado por la consellera de Sanidad, Carmen Montón, el portavoz en Les Corts, Manuel Mata, o el alcalde de Torrent, Jesús Ros, cargos que han apoyado siempre a Pedro Sánchez como secretario general del PSOE.

El president de la Generalitat valenciana ha asegurado que le "cuesta pensar que haya motivos suficientes para plantear una alternativa" a su liderazgo, en referencia a la opción del alcalde de Burjassot (Valencia), el "sanchista" Rafa García.

A los que defienden la necesidad de separar la presidencia de la Generalitat de la secretaría general del partido, Puig ha dicho que "no se pueden separar la realidad orgánica de la realidad institucional" del proyecto política, algo que ha sido "una tradición que se debe mantener".

Así, ha asegurado que quiere que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno y continúe siendo secretario general del PSOE, y ha considerado que en el caso del Gobierno de la Generalitat, donde se trabajada en cogestión con Compromís que aveces es "compleja", tiene que haber "un liderazgo claro".

No obstante, ha considerado que estas primarias pueden ser una "oportunidad" para reforzar el socialismo valenciano y ha reclamado que el proceso sea "lo más abierto y lo más respetuoso posible", en el que los militantes tengan derecho a decidir, ya que no es tiempo de "acuerdos ficticios ni de cuotas".

Puig ha indicado que le ha comunicado a Pedro Sánchez su candidatura y le ha reiterado su disponibilidad a colaborar con él para hacer "el mejor proyecto socialista" para la ciudadanía, al tiempo que ha añadido: "yo intento portarme bien con todo el mundo, imagínense con el secretario general".

Ha anunciado además que va a haber una dirección "extraordinariamente renovada, inclusiva" y en la que va a contar "con todos y con todas", y ha defendido que necesita al PSPV "para gobernar", pues no es president de la Genealitat porque sea independiente, sino "por ser socialista".

El dirigente socialista se ha comprometido a trabajar desde los valores de la democracia, el federalismo, el valencianismo y la izquierda por un PSPV que esté "a la vanguardia" del PSOE, más participativo, más "valiente" en sus propuestas y con autonomía para defender los intereses valencianos.

Puig ha hecho un llamamiento a lograr un PSPV de todos los militantes y protagonizado por toda la gente, "haya apoyado en el pasado a quien haya apoyado", que se construya "desde abajo hacia arriba", lo que ha denominado como "la vía valenciana".

Tras comprometerse a lograr un PSPV reivindicativo de un "federalismo practicante, ha recordado que hace cinco años el PSPV era un partido "dividido y en la oposición", que solo pensaba en las "familias orgánicas", y hoy solo piensan en "las familias valencianas" y adoptan medidas que benefician a la gente.

Puig se ha fotografiado con un cartel con el lema "La izquierda en marcha. Juntos con Ximo" junto a otras personas que también le han acompañado en este acto, como el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, o el secretario del PSPV en la provincia de Castellón, Francesc Colomer.EFE

lb-jc/mcm