Madrid, 19 jun (EFECOM).- La Indiana Finance Authority (IFA) ha llegado a un acuerdo con Roadis -la antigua Isolux Infrastructure, propiedad del fondo canadiense PSP- y con los tenedores de bonos para que el Estado de Indiana (EEUU) asuma el control de un tramo de la autopista I-69, en la que Isolux era contratista.

El Departamento de Transporte de Indiana (Indot) tomará el control directo del proyecto antes del próximo 31 de julio y se ocupará de terminar las obras, según ha informado la IFA en un comunicado.

La sociedad I-69 Development Partners, controlada por Roadis, que era la concesionaria de este tramo de autopista, pagará 12 millones de dólares (10,7 millones de euros) a los bonistas del proyecto y 50 millones de dólares (44,8 millones de euros) a la IFA.

Isolux, que era la contratista, dejará el proyecto en el marco de este acuerdo.

Además, la IFA emitirá bonos por importe de 246 millones de dólares (220 millones de euros) para amortizar los títulos emitidos para financiar el desarrollo de la obra en el esquema anterior de colaboración público-privada.

Según la IFA, el acuerdo no sólo no supondrá un incremento de los costes para los contribuyentes de Indiana sino que les reportará un ahorro.

El organismo público calcula que el coste original en el esquema público-privado era de 590 millones de dólares (529 millones de euros), cifra que ahora ha quedado reducida a 560 millones de dólares(502 millones de euros).

El Estado de Indiana asumirá los futuros riesgos financieros de la operación, conservación y mantenimiento de la vía durante los próximos 35 años.

Según la IFA, el acuerdo alcanzado libera al Estado de Indiana de eventuales futuras reclamaciones de los bonistas, compañías de seguros y del contratista, Isolux.

Para I-69 Development Partners, este acuerdo permitirá una transición suave del proyecto y asegurará la continuidad de los trabajos de construcción.

La sociedad ha recalcado que el principal objetivo desde el primer momento ha sido completar el proyecto con las menores alteraciones posibles para los ciudadanos del Estado de Indiana. EFECOM