Pamplona, 19 jun (EFE).- Familiares de los tres jóvenes de Alsasua en prisión preventiva por agredir a dos guardias civiles y sus parejas han entregado hoy un dossier sobre este caso a los miembros de la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra.

La Mesa de la Cámara y la Junta se han desplazado esta mañana a Alsasua para celebrar allí su habitual sesión de los lunes, dentro de la iniciativa Parlamento itinerante aprobada en esta legislatura y después de que por los sucesos de octubre del año pasado se pospusiera esta visita prevista inicialmente para noviembre.

Tras la reunión, familiares de los tres jóvenes han accedido a la Casa Consistorial y llegado al lugar donde compartían un aperitivo ambas instituciones.

Allí han pedido mantener una reunión y entregado a los portavoces de los grupos parlamentarios un dossier que todos han recogido, aunque la popular Ana Beltrán ha mostrado su disconformidad con la presencia de estas personas en el Ayuntamiento cuando en representación de los guardias civiles no había nadie.

Poco antes la portavoz popular había justificado en rueda de prensa el voto en contra de su partido a una declaración institucional sobre los sucesos de Alsasua no solo entender que el texto no respeta la separación de poderes sino porque además sólo habla de los "agresores", a los agredidos "ni se les menciona", un criterio que también han compartido UPN y PSN.

En la declaración, presentada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, el cuatripartito que sustenta al Gobierno de Navarra, el Parlamento niega la existencia de indicios para considerar lo sucedido un delito de terrorismo, y por ello pide que el caso salga de la Audiencia Nacional y se deje en manos de los juzgados de Pamplona.

Además expresa la preocupación del Parlamento por cómo se han desarrollado los acontecimientos y la "falta de proporcionalidad" que rodea el caso, y hace un llamamiento a las instituciones implicadas para "revocar las medidas de prisión preventiva, aislamiento y separación" aplicadas a los tres jóvenes encarcelados.

La declaración, que califica de "lamentables" los hechos de octubre y asegura el compromiso de la Cámara con la convivencia, la justicia y el respecto a los derechos humanos, punto este apoyado también por PSN y PP, encomienda por último al Gobierno foral y a la presidenta del legislativo las gestiones oportunas a fin de conocer en qué estado se encuentran los jóvenes presos y revocar su situación, algo que ésta ha asegurado que cumplirá. EFE

rr/jlg