Celia Domene

Valencia, 18 jun (EFE).- Organizar el viaje de final de carrera les demostró lo difícil que era comprobar todas las opciones para combinar vuelos e impulsó a dos jóvenes valencianos a crear un proyecto para los asiduos de los viajes de bajo coste: un interrail aéreo para recorrer hasta cuatro destinos por unos 150 euros.

Gonzalo Ortega y Carlos Montesinos, de 22 y 23 años, respectivamente, lanzaron haces un par de meses Airhopping, una iniciativa surgida "a raíz de un viaje" y por la necesidad de tener un buscador de vuelos que procese todas las posibles combinaciones aéreas.

Según detalla a EFE Carlos Montesinos, cofundador y director general de la empresa, cuando organizaba el viaje de fin de carrera se dio cuenta de que "era imposible comprobar todas las combinaciones aéreas" y pensó que "crear un buscador de vuelos que te procesara todas sería una buena idea y así surgió Airhopping".

En el precio final del viaje se incluyen todos los vuelos del recorrido, además de los de ida y regreso a España y su próximo "gran paso" será incluir el alojamiento "porque facilita a la gente el trabajo", reconoce el cofundador de la empresa.

El objetivo de estos emprendedores es "hacer accesibles los viajes por Europa a todo el mundo", según Montesinos, que defiende "la comodidad, la rapidez y el precio" de Airhopping frente al interrail tradicional.

El primer paso que hay que dar para reservar el Airhopping es seleccionar el número de personas que van a viajar, con un máximo de nueve, así como la ciudad española de salida y regreso, entre ellas Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Málaga o Mallorca.

El tiempo máximo de duración del viaje es de quince días, que se reparten de manera equitativa para que los viajeros puedan estar en cada ciudad un periodo similar de tiempo.

"De momento no tenemos previsto ampliar los aeropuertos españoles ni el límite de días por un tema computacional, para garantizar que la combinación es buena", expone y subraya que "Copenhague, Budapest y Berlín es la combinación estrella", aunque las "top económicas" como Milán, Londres y Bruselas también "son muy elegidas".

"Nosotros no hemos contado con un presupuesto enorme, por lo que hemos intentado hacer una serie de acciones creativas que nos reporten visibilidad de forma muy económica", explica; para ello han desarrollado una potente estrategia a través de las redes sociales, en especial Instagram.

El cofundador del proyecto ha matizado que aprovecharon que la herramienta "stories" de Instagram "todavía no se había explotado demasiado" para hacer un sorteo en el que la gente colgara en esta herramienta su ruta favorita, "lo que tuvo un impacto de tres millones de impresiones" y solo les costó "regalar una ruta al ganador".

El proyecto se empezó a poner en marcha cuando estaban terminando la universidad y apenas han requerido dinero porque lo han elaborado ellos todo, en el marco del programa de apoyo a emprendedores Lanzadera impulsado por el empresario Juan Roig.

Este tándem de emprendedores forma parte del "Programa Campus" dirigido a estudiantes de la Escuela de Empresarios de València (EDEM)" que les permite estar hasta 18 meses en las instalaciones de Lanzadera y "tener acceso a una oficina y a todo tipo de asesoramiento y ayuda, así como a un préstamo de financiación, sin intereses ni avales", concluye. EFE