Madrid, 23 may (EFE).- Con una media de 1,7 litros al día en hombres y 1,6 litros en mujeres, los españoles se encuentran entre los europeos que menos agua consumen diariamente, por debajo de la cantidad recomendada, al menos 2,5 litros de agua al día para los hombres y 2 litros para las mujeres.

Estos datos se han recogido en el informe 'Beverage Consumption Habits among the European Population: Association with Total Water and Energy Intake', presentado hoy en la Real Academia Nacional de Medicina, que muestra una comparativa entre España, Italia y Francia, con el objetivo de promover proyectos científicos sobre hidratación y estilos de vida saludable.

"Este estudio saca a la luz que, no solo la ingesta diaria de agua es inadecuada, sino que también es necesario poner en marcha políticas en el campo de la salud y la nutrición con el fin de incrementar la ingesta total de agua de la población en Europa", ha declarado el director de la Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación (CIEAH), Lluís Serra-Majem.

En el caso de Italia, los hombres beben 1,7 litros al día, la misma cifra que las mujeres; mientras que en Francia, los hombres ingieren 2,3 litros al día y las mujeres 2,1, por lo que "los consumos en Francia son notablemente superiores a los de España e Italia", ha añadido Serra-Majem a la Agencia Efe.

Para esta investigación se han analizado los datos aportados por el estudio científico ANIBES en España (con una muestra total de 1.859 individuos), la Encuesta Nacional de Consumo de Alimentos en Italia (con una muestra total de 3.323 individuos), y la base de datos NutriNet-Santé en Francia (con una muestra total de 94.939 individuos).

Por otro lado, Serra-Majem, ha recalcado "la importancia de mantener una hidratación adecuada a lo largo de todo el día y a lo largo de todo el año", con especial atención a los meses de más calor y "sobre todo en la población más vulnerable, como los niños, las mujeres embarazadas o en período de lactancia y las personas mayores".

En este sentido, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria aconseja que entre el 70 % y el 80 % de la ingesta diaria de líquidos sea preferiblemente agua, mientras que el porcentaje restante provenga de alimentos sólidos.

El director para Latinoamérica de CIEAH, Javier Aranceta-Bartrina, ha explicado que "en torno al 65 % en el caso de los adultos somos agua, por tanto la cantidad y la calidad del agua y de su renovación va a depender, en buena medida, de nuestro estado de salud, nuestro estado de hidratación y de nosotros mismos".

Además, ha explicado los cuatro niveles de la pirámide de la hidratación saludable "la primera fuente de hidratación es el agua, el segundo nivel serían líquidos que no tienen calorías, el tercero son bebidas que te aportan valor nutricional, y por último, algo más ocasional, bebidas que tienen azúcares añadidos".

Este informe, publicado recientemente en la revista científica Nutrients, es uno de los primeros estudios llevados a cabo desde la Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación, en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.EFE

nmv/jrm