Málaga, 7 may (EFE).- Sevilla y Málaga serán a finales de mayo dos de las trece ciudades españolas por las que pasará este año el seminario de la Fundación Kasparov "El ajedrez como herramienta pedagógica y de inclusión social", en el que expertos internacionales mostrarán los beneficios de este juego.

Este seminario es un curso presencial de dos días de duración que se completa con una formación por internet de 220 horas, ha informado a Efe el coordinador de la Fundación Kasparov en Andalucía, Manuel Azuaga.

El objetivo es que los alumnos conozcan de primera mano las distintos usos educativos, sociales y terapéuticos que pueden aplicarse a través de este juego.

Numerosos estudios científicos concluyen que el juego del ajedrez mejora la atención, la memoria, la comprensión lectora o el razonamiento lógico-matemático de quien lo practica con frecuencia, de ahí que la demanda para incorporarlo como materia de integración curricular sea cada vez mayor, ha señalado Azuaga.

El seminario, con un plantel de ponentes internacionales coordinados por Leontxo García y Miguel Illescas, se celebrará en Sevilla el 29 y 30 de mayo y en Málaga el 30 y 31.

En el caso de la capital malagueña, los alumnos de la Universidad de Málaga que culminen con éxito el seminario obtendrán tres créditos de libre configuración además del certificado individual que emite la Fundación Kasparov para acreditar a cada nuevo docente.

La Federación Andaluza de Ajedrez (FADA), por su parte, ofrece becas a los federados que quieran matricularse, aunque según Azuaga, "no hace falta saber jugar previamente al ajedrez, ni siquiera mover un peón, para participar en este modelo de formación, porque se empieza desde cero y se pone el foco en lo educativo y transversal, no en lo técnico ni deportivo".

Ha recordado que la celebración del seminario en Andalucía coincide con la reciente apuesta de la Consejería de Educación para favorecer la inclusión del ajedrez en las escuelas andaluzas.

Azuaga ha apuntado que "hubo un momento clave en el sistema educativo español y fue, sin duda, la incorporación del inglés en el aula, algo similar ocurrió con la enseñanza musical, y ahora se vive una tercera revolución académica, y es el momento del ajedrez como herramienta pedagógica".

"Los alumnos-ajedrecistas pensarán antes de actuar y esto les ayudará a tomar mejores decisiones, no solo en el tablero, pero antes necesitamos formar docentes que sepan transmitir estos valores y beneficios", ha añadido el coordinador de la Fundación Kasparov. EFE