Madrid, 21 de abril de 2017 (EFE).- Pepu Hernández, exseleccionador español de baloncesto y los corredores Jesús España y Alessandra Aguilar participaron, este jueves en Madrid, en la mesa debate sobre la violencia en el deporte, encuadrada en el Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz, en la que coincidieron en señalar que para luchar contra los comportamientos violentos los grandes deportistas deben ser ejemplares.

"Hay que controlarlo a base de educación. Es importante que los grandes deportistas sirvan como ejemplo", resaltó Pepu Hernández, quien indicó que "hay que equilibrar las derrotas y las victorias" en la formación de los más jóvenes y "enseñar a saber ganar en el entrenamiento" para prevenir que posteriormente se cometan comportamientos agresivos.

Jesús España, considera que "en todos los deportes puede haber violencia", aunque bien es cierto que el atletismo tiene "una ventaja con respecto a los deportes de equipo", porque el rival del deportista es uno mismo y reconoció que en el fútbol se ven más comportamientos violentos.

"En el clásico es responsabilidad de los jugadores de no llevar más allá el nivel de crispación", opinó el atleta español sobre la tensión que se vive en enfrentamientos como el que se celebrará el próximo domingo entre Real Madrid y Barcelona.

Alessandra Aguilar coincidió en la importancia de la prevención mediante el ejemplo. "Mi familia nos inculcó a disfrutar de las competiciones y a amar el atletismo. Nunca nos premiaron más por ganar", explicó la corredora que intentó desgranar las causas y consecuencias de la violencia en el deporte en general y el fútbol en particular.

"Es un modelo y ejemplo muy malo para nuestros hijos. En el fútbol es de donde más muestras nos han llegado. Hay una concepción del todo vale y la gente ve el fútbol como una ventana, porque es mucho más mediático", argumentó Aguilar.

En el debate también participaron los coautores del libro 'Educación para Padres: Deporte y Valores' Guillermo Calvo y David García, que mostraron su concordancia en la prevención. "Hay que concienciar a todas las partes implicadas, no solo padres y madres", señaló David, mientras que Guillermo añadió que "el trabajo principal tiene que ser de prevención" para eliminar cualquier rastro de violencia desde los primeros niveles de práctica deportiva para que no se reproduzcan más adelante. EFE.