Málaga, 21 abr (EFE).- Tres hombres de 22, 23 y 32 años y de nacionalidad española han sido detenidos por su presunta implicación en un delito contra la libertad de conciencia por la reyerta que originó una estampida en la multitudinaria procesión de Nuestro Padre Jesús Cautivo del Lunes Santo en Málaga.

Uno de los detenidos se presentó en comisaría al saber que estaba siendo buscado por la Policía Nacional, por lo que se le tomó declaración, en la que afirmó ser el causante del incidente que provocó una avalancha de personas con varios heridos por caídas y golpes, según ha informado hoy la Policía en un comunicado.

Las investigaciones, que comenzaron inmediatamente para esclarecer los hechos y determinar el origen que provocó la estampida, han concluido que se debió a una discusión entre varias personas en la que los participantes llegaron a agredirse, si bien las pesquisas continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones.

En otra investigación, un hombre -de 51 años y nacionalidad española, que se encuentra en prisión a la espera de juicio por un robo con violencia- ha sido identificado tras haber llamado al servicio de emergencias 112 atribuyéndose una falsa amenaza de bomba en el traslado de una procesión durante el Sábado de Pasión.

El investigado afirmó durante la llamada haber colocado un artefacto explosivo en el recorrido del traslado de la cofradía de la Zamarrilla y reivindicó el acto en nombre de un comando anarquista.

Distintas unidades de la Policía Nacional y Local inspeccionaron el recorrido de la procesión -que por motivos de seguridad fue cambiado en su último tramo-, si bien no hallaron ningún artefacto explosivo.

Más tarde, los agentes identificaron a un individuo de mediana edad, vinculado con la ideología anarquista, como presunto responsable de la falsa amenaza. EFE