Zaragoza, 21 abr (EFE).- La presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), Regina Dalmau, ha pedido que España recupere el liderazgo en la regulación y control del tabaquismo, una lucha que en los últimos años, tras la entrada en vigor la Ley del Tabaco que regulaba su consumo, ha estado parada.

"Los últimos años se ha hecho poco para seguir avanzando en el control de esta epidemia, se ha pretendido vivir de las rentas pero no hay motivo para eso", ha denunciado en la VIII Jornada de Prevención y Control del Tabaquismo, celebrada hoy en Zaragoza.

Desde el CNPT consideran que, en los últimos años, "el tabaco no ha ocupado el puesto que se merece en la agenda política" y por ello Dalmau ha anunciado la intención que tienen de preguntar a la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, sobre las iniciativas y planes que tienen previsto desarrollar.

En este sentido ha asegurado que España presenta unas cifras relativamente altas de fumadores, con un 24 por ciento, lo que la sitúa en el primer tercio del ránking internacional, mientras que hay países que se sitúan por debajo del 15 por ciento.

"El tabaquismo sigue siendo el primer problema de salud pública y la principal causa de muerte evitable en España. En el quinquenio 2010-2014 ha causado más de 52.000 muertes anuales, muchas más que los accidentes de tráfico. Entre las personas de 35 a 64 años, el 25 por ciento fueron atribuibles al tabaco", ha dicho Dalmau.

Para la CNPT, una de las principales medidas que se debe adoptar es la introducción el empaquetado neutro, en la que Australia fue pionera pero que también han seguido Francia o Reino Unido, aunque en este último país todavía conviven los dos tipos de cajetillas.

Ha propuesto también medidas como respetar y ampliar los espacios libres de humo, acciones de sensibilización pública, evitar intromisiones de la industria en la regulación, mejorar la atención al fumador y retrasar o evitar el inicio de los jóvenes en el consumo de tabaco. EFE

jls/lsg/as