La Haya, 22 feb (EFE).- Un policía neerlandés que trabajaba en la unidad responsable de la seguridad de la Casa Real y del político ultraderechista holandés Geert Wilders ha sido detenido como sospechoso de filtrar información sensible a una organización criminal marroquí-holandesa, confirmó hoy a Efe una fuente del ministerio de Seguridad de Holanda.

El agente del Departamento de Seguridad y Vigilancia (DBB) estaba encargado del "escaneo ambiental", que consiste en hacer los estudios necesarios de riesgo de los lugares que las personas con escolta policial iban a visitar, por lo que tenía acceso "a toda la información que requería".

El policía era parte del equipo especial encargado de supervisar la seguridad del Wilders, líder del Partido de la Libertad (PVV), que cuenta con la protección de varios guardaespaldas desde hace unos 13 años.

Esa información "confidencial", según el diario holandés "De Telegraaf" que reveló el caso, estaba almacenada en una base de datos a la que pocos policías tenían acceso.

El portal "NRC" añade que el sospechoso facilitó información a una organización involucrada en el comercio de bienes robados y blanqueo de dinero.

El ya exagente es un holandés de origen marroquí y su caso está ahora en manos de la fiscalía de La Haya, que investiga este nuevo escándalo relacionado con la policía de los Países Bajos.

El propio Wilders respondió "sorprendido" a esta noticia, ya que nadie le había comunicado directamente la detención de este agente y lo calificó de "inaceptable" a través de su cuenta en la red social Twitter.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, y el ministro de Seguridad y Justicia, Stef Blok, se han reunido hoy con Wilders para tratar esta filtración de información sensible relativa a la seguridad del político.

Desde el ministerio de Seguridad y Justicia confirmaron a Efe el encuentro, pero señalaron que "no hay nada que comentar" sobre lo hablado.

La policía asegura que, por ahora, no hay pruebas concretas que exijan tomar medidas adicionales de seguridad y añaden que se está investigando lo sucedido y la relación del agente, con una larga experiencia, con la banda de criminales de la droga y lavado de dinero. EFE