Ávila, 9 feb (EFE).- El catedrático de Literatura y Cultura Española de la Universidad de Nueva York, James Fernández, busca en Ávila a las familias de los cerca de 250 abulenses -de unos 8.000 españoles- que entre 1911 y 1913 emigraron a Hawai desde pueblos de toda la provincia en busca de una vida mejor.

Fernández ha explicado hoy, en una nota de prensa, que desde hace una década recoge testimonios de descendientes, fotografías, cartas, recuerdos y diverso material, dentro del proyecto denominado Inmigrantes Invisibles, que hasta el momento se ha convertido en "un maravilloso libro de fotografías y tres documentales".

Ahora, el profesor está visitando diferentes pueblos de Ávila "en busca de familias que coincidan con la lista del pasaje de los barcos en los que viajaron hace más de un siglo sus antepasados", tras ofrecerles "un puesto de trabajo, una casa con leña, escuela para sus hijos y atención médica".

Y ello, porque tal y como explica, "cuando Estados Unidos abolió la esclavitud, tuvo que salir por el mundo a buscar mano de obra para fortalecer su fuerte crecimiento económico, que le llevaba a convertirse en la primera potencia mundial".

Ahora, James Fernández busca en pueblos de la provincia de Ávila a familiares de estas personas con apellidos como Caamaño, Aparicio, Saguar, Tinoco, Valdés, Redondo, Villoras, Martín, Fariñas, Paredes o Cisneros.

Su intención es localizar a estas familias y reunirlas el próximo domingo en un acto que se celebrará a las 11 de la mañana en el Salón Polivalente del Ayuntamiento de La Adrada, al sur de la provincia, donde se proyectará imágenes de las familias que se quedaron en Estados Unidos y explicará su proyecto.

Bajo el título de Inmigrantes invisibles, pretende montar un archivo digital que documente la historia de la diáspora española a Estados Unidos a principios del siglo XX.

"Se trata de dar conocimiento a otras historias de la relación de España con América, que no fue sólo de frailes y conquistadores, sino de miles de obreros y jornaleros que buscaron a principios del siglo XX un proyecto de vida digna para sus familias", sostiene Fernández.

Desde su punto de vista, resulta urgente recoger información sobre esa emigración, teniendo en cuenta que "el paso del tiempo va desfigurando el relato de aquellos años, que se pierde entre las generaciones".

James Fernández ha formulado un llamamiento a las familias que deseen contactar con él, para que puedan hacerlo a través del coreo electrónico emigrantesinvisibles@gmail.com.

Según señala, de los ocho mil españoles que fueron a Hawai, muchos saltaron después a otros estados, fundamentalmente a California. EFE

1010617